Cómo usar Twitter para hacerse experto en cualquier tema

A veces -y cada vez más- las personas que formamos parte de una pyme necesitamos sumergirnos en un tema específico y crear, de forma muy […]

A veces -y cada vez más- las personas que formamos parte de una pyme necesitamos sumergirnos en un tema específico y crear, de forma muy rápida, conocimiento acerca de ese tema que sea útil para el negocio. Quizá queramos dar con la solución de aplicar la “gamificación” a nuestro sistema de fidelización de forma efectiva. O quizá necesitemos ganar una visión fiel del mercado de la ropa de crochet en Estados Unidos para fundamentar una decisión de expansión.

Pueden ser multitud los objetivos que comparten la necesidad de generar conocimiento e inteligencia de mercado en un ámbito muy específico y de forma rápida. Uno de los métodos para conseguirlo es a través de una cuenta dedicada en Twitter, uno de los medios sociales más relevantes en la actualidad para la comunicación en el ámbito profesional. No sabemos cómo será Twitter en unos años -de hecho, tenemos razones para suponer que será más cerrado– pero hoy por hoy es un medio, creado por los usuarios, ciertamente valioso para generar conocimiento.

Estos son los pasos para usar Twitter con el fin de convertirse en experto de modo rápido en prácticamente cualquier tema.

Crear la cuenta dedicada

  1. Creamos una nueva cuenta en Twitter, para lo cual necesitaremos una dirección de correo electrónico que no usamos en ninguna otra cuenta en esta plataforma. Tras crear la cuenta, la confirmamos y pasamos por las páginas de bienvenida.
  2. En “Configuración > Notificaciones por correo electrónico” seleccionamos “Enviar un resumen diario de las historias y tweets relevantes”. También seleccionamos “Sugerencias basadas en mis seguimientos recientes”. El resto de las notificaciones podemos desmarcarlas para no saturar nuestro buzón de correo.
  3. Guardamos la configuración y damos esta parte de la tarea por terminada. Como nuestra cuenta está, por el momento, 100% enfocada en la escucha, no es estrictamente necesario que pongamos foto y descripción de perfil. Al fin y al cabo, buscamos rapidez.

Encontrar cuentas para seguir

  1. Usando la caja de búsqueda de Twitter, hacemos una primera búsqueda con las palabras clave del tema en el que queremos sumergirnos. Podemos hacerlo en cualquier idioma que manejemos y que nos interese para nuestra pequeña investigación.
  2. Identificamos un tweet interesante y vamos al perfil de la cuenta que lo tuitea.
  3. Comprobamos la relevancia de la biografía y los demás tweets de la cuenta. También miramos que la cuenta tenga cierta base de seguidores, aunque un mayor número de seguidores no necesariamente implica que sea más interesante. Si todo parece encajar, pulsamos el botón de «Seguir».
  4. Antes de abandonar la página de perfil que acabamos de seguir, miramos en la columna izquierda en “Listas > Miembro de”, las listas de las que esa cuenta es miembro. Si vemos una lista con un título que nos llame la atención, hacemos clic en el nombre. Ahora podemos volver al punto 2,  o bien podemos pulsar en “Miembros de la lista” y volver al punto 3.
  5. Repetimos el bucle hasta alcanzar al menos 50 fuentes (“Seguidos”).
  6. Cada pocos días repetimos el proceso de identificar cuentas para seguir.

Exprimir el jugo

  1. No seamos demasiado selectivos al principio. Just follow. Si una cuenta nos parece medianamente interesante, sigámosla sin entretenernos.
  2. Prestemos atención al resumen diario que recibimos en nuestro buzón. La idea es que al principio solo prestemos atención a ese resumen, sin siquiera iniciar sesión en Twitter con esa cuenta (recordemos: lo queríamos rápido). Sigamos los enlaces. Leamos. Evaluemos si las webs que nos descubren nos interesan lo suficiente como para suscribirnos a ellas por RSS o por correo electrónico.
  3. Identifiquemos las cuentas con mucha influencia pero poca relevancia. Los tweets de estas cuentas aparecen en casi todos los resúmenes diarios. Si no nos resultan relevantes, dejemos de seguirlas. Así aumentamos la diversidad de nuestras fuentes.
  4. Preguntemos a los usuarios que más nos aportan qué otras cuentas recomiendan seguir con una mención del tipo: “@cuentarelevante Tus tuits sobre xxx me están resultando realmente útiles. ¿Alguna recomendación de alguien a quien seguir?”. Antes de hacer esto, ya sí tiene sentido poner una foto y redactar una biografía en nuestro perfil.

Ventajas de una cuenta dedicada frente a una lista en Twitter

Los usuarios avanzados de Twitter pensarán que esto que -basándome en las recomendaciones de Hans de Zwart, asesor de innovación senior en Shell- acabo de explicar, se puede hacer usando la funcionalidad de “Listas”, sin necesidad de crear una cuenta dedicada. Y tienen razón. Pero la cuenta dedicada tiene, al menos, dos ventajas que pueden justificar su uso:

  • Concentración. Si se fijan, el proceso antes descrito está completamente enfocado a la escucha. No se tuitea, no se emite, solo se escucha y se lee para tomar el pulso a lo que está pasando alrededor de un determinado tema. Y para eso, el correo electrónico de resumen probablemente contiene menos distracciones que la interfaz de Twitter o de cualquier cliente de Twitter.
  • Usuarios de Twitter no avanzados. El correo de resumen es aprovechable incluso por personas que no son usuarios avanzados de Twitter o ni siquiera tienen cuenta en Twitter. Con una sola persona configurando la cuenta, un grupo entero puede empezar a generar inteligencia en la pyme.

Convertirse en experto en un tema, por supuesto, requiere más que prestar atención a resúmenes diarios con enlaces relevantes. Requiere, entre otros, precisamente dejar de ser solo receptores y, al cabo de los primeros meses, convertirse también en emisores de información relevante. Pero el método expuesto sí puede servir para generar rápidamente, incluso en pocas semanas, el conocimiento necesario para tomar la decisión de seguir sumergidos o, por el contrario, abandonar la investigación del tema. ¿No les parece?

Imagen: @mkhmarketing CC BY-ND

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]