Cómo utilizar WordPress como web y blog de empresa

En una entrada anterior, hablé de cinco usos de WordPress en la pyme. En esta quiero adentrarme mejor en uno de los usos más habituales, […]

En una entrada anterior, hablé de cinco usos de WordPress en la pyme. En esta quiero adentrarme mejor en uno de los usos más habituales, que es utilizar WordPress como web y blog de empresa, y resolver una pregunta habitual de quienes comienzan a usarlo: ¿cómo estructurar la información que queremos dar en la web?

WordPress, independientemente de si las instalaciones están hechas con su software (alojado en hosting) o bien alojado en WordPress.com, tiene dos opciones principales para poner contenido: Entradas y Páginas.

Las entradas son una manera de crear diferentes páginas en un mismo sitio web, y se usan principalmente para poner artículos de tipo blog donde narrar actualidad, sucesos, contenido de interés… en función de cómo se haya enfocado la web de la empresa y la estrategia de contenidos. En ciertas páginas, este apartado se denomina de otra manera, como Noticias o Actualidad, pero el sistema es el mismo, así que el cambio es únicamente de nombre.

Las páginas son una manera de crear páginas web dentro de un mismo sitio web. El objetivo es dotarlas de información inicialmente y luego modificarlas a conveniencia, no es habitual modificarlas mucho, ni tampoco lo es crear nuevas páginas de forma periódica. Por supuesto, en cualquier momento pueden actualizarse, pero normalmente no hace falta, porque alojan contenidos que no suelen cambiar mucho, como la historia de la empresa, en ciertos tipos de empresa los servicios o productos principales, información de contacto…

Ambos tipos de datos aparecen de forma visible en el menú del panel de administración, y son muy similares una vez que estamos agregando contenidos, ya que ambos contienen un gestor con un título, un editor HTML visual de modo que lo que ves es como se publicará (más o menos), aunque también tiene ligeras opciones diferentes.

Para aprovechar ambos tipos de datos, debemos pensar qué queremos contar en la web, y dividirlo en contenidos que se subirán de forma periódica, y contenidos que quedan sin cambios hasta que haya alguna novedad. Veamos un ejemplo:

Supongamos que la empresa Ventanas S.A.U. quiere aprovechar WordPress para dar información de la empresa y de los trabajos que realiza. Tras un estudio, decide crear una web con información de la empresa, de sus modelos de ventanas, formas de contacto, y además narrar todos los trabajos que van realizando conforme los terminan.

La forma de estructurar el propósito anterior es publicar como Páginas la información de empresa, modelos y forma de contacto, ya que va a permanecer sin apenas modificaciones, y los trabajos realizados se publicarían con el sistema de Entradas.

Las Páginas de WordPress permiten anidamiento, es decir, una o varias páginas pueden colgar de una página concreta. Por eso, podemos crear una página genérica de Empresa y que de ella cuelguen nuevas páginas con información de Organigrama, Historia e Información de Calidad. En Productos, algo similar.

Las Entradas, por su parte, permiten (y os sugiero hacerlo) ser clasificadas en forma de Categorías y Etiquetas. Las categorías son una forma de clasificación de entradas en distintas temáticas, y las etiquetas son palabras clave que definen la entrada. La mayoría de las personas a las que se lo explico no entienden la diferencia entre ambas, así que con otro ejemplo, esta vez real, se entenderá mejor.

En este mismo blog, Contunegocio.es, hay categorías relacionadas pero diferentes como Comunicación e Internacionalización. Si publicáramos por ejemplo una entrada sobre Twitter para medios de comunicación, la pondríamos en la categoría Comunicación, y si pusiéramos un artículo de uso de Twitter a nivel global lo haríamos en Internacionalización. Ambas entradas podemos etiquetarlas como Twitter, y así desde la nube de etiquetas o tags de la página principal o en otros usos, podremos acceder a entradas relacionadas con Twitter, a pesar que el contenido sea de distintas categorías.

De forma complementaria a los anteriores, hay otra opción muy útil que es el gestor de Menús, que sirve principalmente para poner en orden la navegación de las páginas y mostrar una selección de contenidos así clasificados en la zona de menús de nuestra web.

Imagen @teamstickergiant distribuida con licencia Creative Commons BY 2.0.

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]