Cómo vender en Instagram

Instagram está cobrando cada vez más importancia dentro de la estrategia digital de las empresas y no es de extrañar, dado que cuenta ya con 400 millones de usuarios activos […]

Instagram está cobrando cada vez más importancia dentro de la estrategia digital de las empresas y no es de extrañar, dado que cuenta ya con 400 millones de usuarios activos a nivel global, de los cuales 8 millones están en España. Mientras Twitter va perdiendo fuelle, Instagram gana cada vez más terreno, en concreto 100 millones de nuevos usuarios activos en el último año.

Aquellos que usamos la plataforma somos conscientes de las limitaciones que existen a la hora de generar tráfico a nuestra página web. Llamadas a la acción invitando a ir al site, cambiar el enlace de la biografía cada vez que publicamos una foto… son trucos que cada uno va buscando, pero que requieren mucho tiempo de edición y preparación para tampoco ofrecer una experiencia óptima a nuestros seguidores y clientes.

A continuación veremos tres formas de potenciar las ventas a través de Instagram:

 

Mensajes directos de Instagram

Se trata simplemente de indicar al usuario que puede recurrir a esta funcionalidad para adquirir los productos. El problema de esta opción es que debemos estar muy atentos a las solicitudes en nuestra bandeja de entrada, ya que si no seguimos a la cuenta que nos escribe, antes deberemos aceptar o rechazar al usuario que se comunica con nosotros.

Si esto no supone un inconveniente, el uso de los mensajes directos nos permite tener ciertas imágenes ya creadas en nuestro teléfono con información sobre las condiciones de devoluciones, método para formalizar la compra o, simplemente, más imágenes de nuestros productos que podamos hacerle llegar al usuario que está interesado en adquirirlos, aunque yo me decanto más por alguna de las dos opciones siguientes, al menos hasta que Instagram saque por fin los ya anunciados perfiles de empresa.

 

Instagram con apps de mensajería

Una tendencia que venimos detectando en el Sudeste Asiático es cómo pequeñas y medianas empresas, incluso particulares que quieren tener un segundo negocio, abren tiendas en Instagram, especialmente en Tailandia.

Estas tiendas en instagram comparten imágenes de los productos que tienen, con la información de precio, descripción de producto o tallas, si las hubiese. De la misma forma que se incluiría información en una página de producto en la web.

 

En estas “tiendas” se lleva al usuario a interactuar por Line, la app de mensajería instantánea líder en Tailandia, para efectuar la transacción, tanto en las publicaciones (imagen superior) como en la biografía del usuario (imagen inferior). Ahí el comerciante indica la cuenta donde realizar la transferencia o, incluso, ofrece la posibilidad de pagar contrarreembolso. En estos países del Sudeste Asiático la población todavía no está familiarizada con las compras online tal y como las entendemos nosotros (con pasarelas de pago y sin intermediación por parte del vendedor), pero eso no significa que no compren online.

En el caso de España, donde Line no es tan popular, existen otras opciones de mensajería a las que podemos recurrir para encauzar estas ventas:

  • Incluir el número de Whatsapp corporativo en la biografía, si lo tenemos.
  • Añadir el usuario de nuestra página de empresa de Facebook Messenger para que contacten directamente con nosotros.
  • Incluir un texto final en nuestra biografía que indique que a través del enlace a nuestro usuario de Telegram (del tipo www.telegram.me/tunombredeusuario) pueden contactar con nosotros para adquirir nuestros productos.

 

Aplicaciones de terceros

Ya en su día María Lázaro enumeró en su blog, “Hablando en Corto”, tres herramientas que funcionan como intermediarias para favorecer la venta “directa” a través de Instagram. Pongo “directa” entre comillas, porque muchas de estas herramientas funcionan enviando al consumidor un correo electrónico con el enlace para la compra o requieren que el usuario se registre en otra plataforma.

Me ha gustado especialmente cómo resuelve la marca de cosméticos Kiehl’s la generación de tráfico desde Instagram a la página de producto usando una herramienta de terceros. En este caso, utilizan Le Guide Noir a través de lo que parece ser un servicio para marcas de esta plataforma de Influencer Marketing.

Como se puede observar en la imagen superior, en su cuenta de Instagram incluyen una llamada a la acción y un enlace que apunta a una página en la que se recogen todas las fotografías que invitan a la compra de productos. De esta forma, aunque no sea la última imagen publicada, el usuario podrá encontrar la fotografía que captó su atención y acceder al enlace.

El proceso para el usuario es el siguiente: llega a una fotografía, por ejemplo la que podemos ver bajo estas líneas, y quiere comprar dicho producto. Desde la imagen se le invita a conseguir el producto desde el enlace de la biografía, desde el que accederá a una página intermedia donde se recogen todas las fotografías publicadas. Haciendo clic en la que le interesa, accederá directamente a la página de producto de su site, adaptado tanto para ordenador de escritorio como para dispositivos móviles.


¿Te animas a poner en práctica alguna de estas formas de vender en Instagram? Si ya estás vendiendo a través de esta plataforma, me encantaría conocer tu experiencia. ¿Has puesto en práctica alguna de estas opciones?

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]