Cómo convertir un perfil personal de Instagram en una cuenta de empresa

Cuando hace unos años comenzamos a utilizar Instagram, no existía diferencia entre un perfil personal y una cuenta de empresa pero, al ser adquirido por […]

Cuando hace unos años comenzamos a utilizar Instagram, no existía diferencia entre un perfil personal y una cuenta de empresa pero, al ser adquirido por Facebook, poco a poco se han ido incorporando ciertas funcionalidades bastante similares en la forma de gestionar estas dos redes.

Al igual que ocurrió en Facebook, ahora desde Instagram, nos dan la posibilidad de cambiar los perfiles personales a cuentas de empresa. 

Antes de comenzar el proceso, hemos de tener en cuenta que solamente los negocios deben usar los perfiles de empresa de Instagram. Además, para obtener acceso, nuestro negocio debe tener una página de Facebook (un perfil de empresa en Instagram solo se puede conectar con una página de Facebook).

 

Diferencias entre un perfil personal y una cuenta de empresa

En una cuenta de empresa podemos incluir información adicional sobre nuestro negocio. Podremos agregar un número de teléfono, una dirección de correo electrónico y la dirección física del negocio (es indispensable incluir una opción de contacto).

Cuando agregamos información de contacto en la cuenta de empresa, aparece el botón Contacto en la parte superior del perfil y, al hacer clic en el botón, los usuarios pueden ver nuevas opciones como LlamarCómo llegar y Correo electrónico, dependiendo de la información que hayamos incluido.

Además, cuando realizamos la conversión, Instagram nos da acceso a las estadísticas de la cuenta, que nos proporcionan la siguiente información:

  • Impresiones: número de veces que se vio nuestra publicación. Una sola persona puede ver nuestra publicación varias veces. Cada vez que la ve, se cuenta como una impresión.
  • Alcance: el número de usuarios con una cuenta que vieron nuestra publicación. Cada persona se cuenta solo una vez, incluso si vio nuestra publicación varias veces.
  • Clics en el sitio web: número de usuarios con una cuenta que hicieron clic en el enlace del sitio web en el perfil de empresa.
  • Actividad de los seguidores: promedio de veces que nuestros seguidores ven Instagram en un día.
  • Interacciones: número total de usuarios con una cuenta de Instagram que comentaron nuestra publicación o indicaron que les gusta.
  • Seguidores: información sobre sexo, edad y ubicación de nuestros seguidores.

Consultar las estadísticas de Instagram es muy similar a Twitter. Podemos entrar pulsando en nuestro perfil y después el icono de estadísticas en la esquina superior derecha, o bien pulsando nuestro perfil y a continuación el icono de estadísticas directamente desde cada actualización.

 

Pasos para convertir nuestro perfil en una cuenta de empresa

Aunque todavía no está disponible para todos los perfiles, el proceso para cambiar un perfil personal a una cuenta de empresa es muy sencillo:

  1. Entramos en nuestro perfil y pulsamos la tuerca que aparece en la parte superior derecha.
  2. Desde ahí seleccionamos Cambiar al perfil de empresa.
  3. En la pantalla que indica Conecta tu página de Facebook, aparecerán todas las páginas que administramos, así que debemos seleccionar la que queremos asociar con nuestro perfil de empresa de Instagram.
  4. En la página Configurar tu perfil de empresa, revisamos la información de contacto de nuestro negocio e incluimos la información que queremos aparezca. Cuando hayamos terminado, pulsamos Listo.

El siguiente paso sería la verificiación de la cuenta, pero curiosamente desde Instagram nos indican que, aunque nuestra página de Facebook vinculada está verificada, la cuenta de Instagram no será verificada automáticamente, por lo que tendremos que realizar una nueva solicitud si estamos interesados.

 

Pero, ¿qué sucede si nos arrepentimos del cambio? 

Instagram nos da la posibilidad de dar marcha atrás. Solo tendremos que hacer lo siguiente:

  1. Pulsar el avatar o icono de nuestro perfil.
  2. A continuación pulsar en la tuerca.
  3. Seleccionar Cambiar a la cuenta personal.
  4. En la ventana que aparece, debemos pulsar Cambiar a la cuenta personal para confirmar los cambios.

De momento Instagram no exige a las marcas una cuenta de empresa, pero seguramente al igual que ocurrió con Facebook, en unos meses será obligatorio, aunque curiosamente a día de hoy todavía veamos empresas que infringen la norma y siguen utilizando perfiles personales en Facebook en lugar de páginas profesionales.

 

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]