Fotografía y redes sociales para tu pyme

Algunas de las herramientas que sugerí en un post anterior, requieren una buena combinación de texto e imagen. Porque la web va a ser cada vez más audiovisual y aquí […]

Algunas de las herramientas que sugerí en un post anterior, requieren una buena combinación de texto e imagen. Porque la web va a ser cada vez más audiovisual y aquí también necesitamos aportar contenidos originales que sirvan para mostrar nuestra pyme, obtener visibilidad y generar reputación. La fotografía no es un complemento, sino una herramienta fundamental para participar en la web social.

Encuentro tres ventajas fundamentales. La primera es la universalidad. La imagen no necesita traducción y puede tener un impacto global en tiempo real. Pienso en la publicación y presentación de nuevos productos, la participación en ferias o el aspecto lúdico de los eventos. La fotografía no requiere intermediarios. La segunda razón es la ausencia de barreras de entrada. Hoy día cualquier teléfono móvil viene de fábrica con una cámara fotográfica (y video) de alta calidad. No hay excusas para no captar un momento, mostrar una imagen del taller o adelantar alguna de las novedades de un futuro catálogo. La tercera ventaja es la plena conexión con redes sociales. Una buena estrategia puede ayudarnos a sacar partido de cada plataforma.

Por dónde empezar

Antes de empezar a colgar fotografías en las redes sociales, recuerda que debes tener clara la estrategia y diseñar una guía de medios. Desde mi punto de vista, para que la viralidad funcione, debes licenciar tus fotografías para que estén a libre disposición del usuario. Es útil para conocer qué éxito tienen tus imágenes (número de descargas, por ejemplo), para afinar.

Se debe utilizar un único espacio de almacenamiento y gestión con la aplicación que más te convenga, pero que permita ordenar, etiquetar y compartir los contenidos. Puedes empezar por una versión gratuita de Flickr o un sistema parecido y luego valorar si te interesa pasar a un modelo de pago. Estas aplicaciones funcionan como repositorios y, para posicionarse como contenido original, recomiendo utilizar licencias Creative Commons. El usuario de Flickr que va a buscar imágenes para ilustrar su web, su trabajo o su información prefiere este modelo de banco de imágenes, porque evita problemas a medio plazo.

Asimismo, te recomiendo que centralices la actividad en tu blog, en un espacio concreto. Puede ser una galería virtual o bien un enlace, porque no siempre publicarás las mismas imágenes en todas las plataformas al mismo tiempo. En todo caso, las imágenes generan tráfico hacia la web.

Participa en la web social

Con estos elementos, hay que sacar partido a las fotografías. En Facebook, Tuenti y otras redes sociales generalistas, interesa mostrar fotografías amables o sorprendentes, que atraigan la atención de los usuarios. Unifica la marca y crea un único tag identificador. Así, si los usuarios comparten el contenido, siempre quedará el rastro. Piensa que el usuario no quiere publicidad convencional, pero sí admite curiosidades o anécdotas. Puedes elaborar un catálogo de vistas desde tu oficina, compartir imágenes de destinos vacacionales o felicitar algún aniversario relacionado con tu industria. Aprende ya a utilizar Instagram, la red social que ha comprado Facebook, para compartir imágenes. Quiere ser el estándar.

En Google Plus, muestra las mejores fotos en el perfil y etiquétalas correctamente. El buscador te lo agradecerá con un mejor posicionamiento. Además, facilita que otros fotógrafos o posibles clientes entren en tus círculos. Esta plataforma funciona mejor cuanto más retroalimentamos los círculos. Está por ver su impacto, pero cualquier proyecto de Google es siempre relevante.

Twitter es conversación. Lo que se cuenta desaparece rápidamente del timeline de nuestros followers. Por eso, no es un espacio para compartir un catálogo. Utiliza aquí las imágenes para sustentar la función informativa. Comparte lo que ves en eventos o ferias en los que participas. Además, si etiquetas correctamente la imagen, puede promover nuevos contactos.

Pinterest es la plataforma de moda y crece a un ritmo sorprendente. Parece una revista. Tienes que dotar tu perfil de fotografías impactantes, colecciones o muestras. Observa qué categorías identificadoras emplean tus clientes. Sigue a aquellos usuarios que más capacidad de influencia tienen y prepara un catálogo innovador. Puede ser la red social visual líder a medio plazo.

Ahora, con estas ideas, piensa cómo puede tu pyme aprovechar el poder de la imagen. Cuéntanoslo aquí. ¡Suerte!

 

Foto @lqpin, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]