La geolocalización atrae clientes: el caso de La Jamonería

La geolocalización es una herramienta de comunicación entre el entorno físico (offline) y el entorno digital (online) y, por tanto, es fundamental para que tu […]

La geolocalización es una herramienta de comunicación entre el entorno físico (offline) y el entorno digital (online) y, por tanto, es fundamental para que tu negocio aparezca en Google y atraiga clientes a tu comercio o tienda física.

Uno de los elementos más interesantes de este concepto es que con la geolocalización desaparece el concepto clásico de centralidad, según el cual la zona de más accesibilidad del espacio era el centro de la ciudad y ésta definía la estructura comercial.

Pero con la llegada de Internet las reglas han cambiado y hoy en día cualquier negocio, esté donde esté, en un lugar apartado de interior o en un barrio escondido de una ciudad, puede tener las mismas posibilidades de visibilidad que la más cara de las zonas.

Este año 2014 se celebra el Congreso Web de Zaragoza, los días 9, 10 y 11 de mayo, uno de los eventos más interesantes y en el que he tenido el honor de participar en dos ocasiones. Esto me ha recordado que la pasada edición estuve en La Jamonería, un establecimiento que se encuentra alejado del centro de la ciudad, pero que está perfectamente situado en el mapa de los clientes que buscan algo único y diferente.

Se trata de un negocio tradicional (14 años) gestionado por un gran profesional, Félix Martínez, y su equipo, y cuyo atractivo se basa lógicamente en el jamón, pero también en recetas de cocina muy tradicionales y una selección de vinos de gran calidad.

Este establecimiento ha logrado posicionarse como un lugar de referencia y hay clientes que acuden incluso de otras partes de España a comer o cenar, pero además el uso de las redes sociales ha hecho que se posicione también en Internet y haya multiplicado ese efecto, de forma que el supuesto handicap de no estar en una calle de paso o transitada se suple perfectamente con ser un lugar que se busca por su reputación y que se localiza por su visibilidad en Internet.

Precisamente por eso he querido mencionarlo en este post, porque se trata de un negocio pequeño y tradicional, como la mayoría de los negocios en España, y porque no realiza un uso de las redes exagerado, sino sencillo y eficiente. Además tiene pequeños detalles y “guiños” a los usuarios de las redes sociales que, unidos a la creatividad, logran empatizar con el cliente desde el primer momento.

A través de sus distintas redes sociales podemos comprobar los resultados que arroja:

Si ponemos “La Jamonería” en el buscador Google, aparecen unos primeros datos muy reveladores:

  • En primer lugar aparece la web del establecimiento, www.elcortadordejamon.com. Como tiene reclamada la ficha de Google Places, aparece la dirección con el marcador debajo de la web, la puntuación (4,7 sobre 5) y nueve reseñas en Google Plus.
  • La parte derecha de la pantalla la ocupa la ficha de Google Places con la foto, la ubicación en el mapa, la dirección y de nuevo la puntuación y las reseñas.
  • La segunda entrada es de la red social Facebook, donde destaca la localización, indicando que “247 personas estuvieron aquí” y con 68 calificaciones como empresa local y 895 personas que han pulsado en “Me gusta”.
  • La tercera entrada es el usuario de Twitter de Félix Martínez, el propietario, con 5.294 seguidores y con la geolocalización en la “bio” de Zaragoza.
  • El resto de entradas son de otras páginas web y la mitad de la primera página es de páginas de Tripadvisor de otros sitios y negocios.
  • En la segunda página aparece, en el puesto 17, la página de Foursquare de La Jamonería, con 23 seguidores y 5 tips o comentarios.

Por tanto, podemos decir que gracias al uso de las redes sociales principales y geolocalizando el negocio correctamente, este establecimiento ha logrado estar el primero con su marca en Google y posicionarse por encima de redes tan importantes como Tripadvisor.

Pero, además, hay otras redes sociales que usa con el componente de la geolocalización:

  • La empresa está “verificada” en Google Local y dispone de 1.937 visitas.
  • También tiene página de empresa en Google Plus ,con 585 seguidores y 4.455 vistas.
  • El lugar de Foursquare, que está reclamado y tiene una puntuación de 9 sobre 10, 306 visitantes que han dejado 46 tips o comentarios y dos promociones a través de Specials.
  • La página de Yelp, con una puntuación de 3 sobre 5 y tres comentarios, aunque son de hace más de tres años, por lo que han perdido su validez.
  • La página de Tripadvisor, situada en el puesto 84 de 767 restaurantes de Zaragoza, con 17 opiniones que lo valoran como “normal, muy bueno y excelente”, y no hay opiniones negativas.
  • Google Maps: si buscamos “Zaragoza”, nos lleva a la ciudad y uno de los primeros iconos que destaca sobre todos los locales de la ciudad es el de La Jamonería.
  • El canal de vídeo de Youtube, con 22 suscriptores y 27.441 visualizaciones.
  • La página de Pinterest, con 10 tableros que albergan 113 “pines” y con 69 “me gusta”.
  • El perfil de Instagram, con 619 fotos publicadas que son seguidas por 572 personas.
  • El perfil de Flickr, con 2.361 fotos.
  • La red social especializada en gastronomía Foodspotting.

En definitiva, con una presencia activa en redes sociales y teniendo optimizada la geolocalización en todas ellas, un negocio puede lograr un resultado muy destacado en Internet y posicionarse por encima de su competencia, aunque, como siempre, lo importante es que los clientes acudan a este restaurante, prueben su jamón y lo cuenten a sus amigos, así que ya sabes, si pasas por Zaragoza no dejes de hacer una visita a Félix y su Jamonería y luego nos lo cuentas.

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]