La importancia de crear y organizar círculos de confianza en Google+

Siempre que abro Google+ me viene a la mente la película “Los padres de ella”. ¿Recordáis los círculos de confianza de la familia? Pues algo parecido podemos hacer en esta plataforma, […]

Siempre que abro Google+ me viene a la mente la película “Los padres de ella”. ¿Recordáis los círculos de confianza de la familia? Pues algo parecido podemos hacer en esta plataforma, que fue pionera en crear círculos específicos de personas para poder no sólo incluirlas en una lista como en Twitter, sino también comunicarnos segmentadamente con nuestros contactos.

Si bien Facebook copió el sistema, quizás llegó un poco tarde para algunos, ya que cuando quiso reaccionar y poner en marcha las listas, muchos de nosotros ya teníamos numerosos amigos en la red e incluir a cada uno en una lista  es un trabajo que requiere mucho tiempo.

Google+ nació con los círculos, una curiosa y familiar denominación que ya utilizábamos en nuestro lenguaje habitual: círculo familiar, círculo de amigos…, por lo que desde el principio entendimos muy bien el concepto, y además es tan sencillo que no es posible añadir a nadie a nuestra red si no lo incluimos en un determinado círculo.

Con esto conseguimos tener todo más ordenado y, como siempre que hablamos de listas, nos ayuda a gestionar mucho mejor nuestro tiempo.

Pero imaginemos a una persona que en su día incluimos en un círculo de “Conocidos”, pero que con el paso del tiempo hemos “desvirtualizado” y ya tenemos otro tipo de relación más cercana, por lo que quizás queramos incluirla en nuestro círculo de “Amigos” o bien crear un nuevo círculo que la represente.

Para ello, es preciso saber cómo podemos añadir personas o empresas a los círculos:

  1. Abrimos nuestra cuenta de Google+.
  2. Colocamos el cursor en la esquina superior izquierda del menú principal y pulsamos en Personas.
  3. Una vez dentro, seleccionaremos la tercera opción del menú horizontal: Tus círculos.

Elegimos a la persona que queremos añadir a un círculo concreto y la arrastramos hacia el círculo o círculos deseados, dado que Google+ nos permite tener a una misma persona en varios círculos a la vez.

Fátima_círculos G+

 

Para crear un nuevo círculo, sólo es preciso seleccionar el primer círculo que aparece en gris con un signo más y, al pulsar sobre él, aparecerá una ventana para poner el nombre a la nueva lista y empezaremos a incluir usuarios en ella.

Pero también en “Personas” podremos realizar búsquedas de usuarios, que podemos conocer de diferentes ámbitos de nuestra vida y, para ello, utilizaremos “Sugerencias”, que es una búsqueda segmentada, realizada por Google+, con lo que nos ahorraremos muchísimo tiempo al mostrarlos agrupados.

Simplemente decidiremos si queremos encontrar usuarios con los que hayamos compartido colegio, universidad, escuela de negocios, empresa en la que hayamos trabajado o bien enlazarlo con nuestras direcciones de Gmail y, una vez encontrados, los incluiremos en el círculo específico.

 

Fátima_círculos G+ 2

Ya tenemos nuestros círculos organizados, todos nuestros contactos distribuidos en listas ordenadas, ahora sólo nos queda elegir a con quién queremos compartir una determinada publicación.

Para ello, en nuestro perfil incluiremos la actualización y escribiremos el nombre del círculo con el queremos compartir el contenido dentro de la caja “Para“.

Podemos seleccionar compartir con visibilidad pública (abierta para todos los usuarios de Google+), sólo con uno o varios usuarios específicos (como si fuera un mensaje directo que sólo podrán ver ellos) o publicar para uno o varios círculos que hayamos creado.

Utilizar los círculos es una forma muy sencilla de compartir información segmentada por públicos objetivos o contactos, sin perder ni un minuto de nuestro valioso tiempo.

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]