Taxioviedo: Twitter es la mejor red para fidelizar clientes

Si se teclea en Google “taxi Oviedo”, aparecerá Rixar García en los primeros puestos de búsquedas orgánicas, es decir, gratuitas. ¿Qué ha hecho el conocido […]

Si se teclea en Google “taxi Oviedo”, aparecerá Rixar García en los primeros puestos de búsquedas orgánicas, es decir, gratuitas. ¿Qué ha hecho el conocido como “taxista 2.0” para lograr tan buen posicionamiento en “San Google”?

La pregunta sería: ¿Qué no ha hecho? Porque la verdad es que desde 2003, momento en que inauguró su web y empezó a ofrecer servicios de taxi a través de la Red, no ha parado de apuntarse a todas las novedades tecnológicas para hacer de su taxi un “templo del 2.0”.

No solo ofrece a los clientes una variada gama de formas de pago: metálico, tarjeta, PayPal, transferencias nacionales y ¡hasta la moneda electrónica bitcoin!, sino que lleva impresora, su taxi se ha convertido en un soporte publicitario a través de códigos QR, es un forofo de Foursquare, red de la que es embajador, y un apasionado de Twitter; utiliza también Facebook, Google+, Pinterest… Tiene blog, atiende por teléfono, por correo electrónico, por redes sociales y por todo tipo de cacharro y medio que le permita establecer comunicación con sus clientes y facilitarles la vida. ¡E incluso se la hace más barata, al ofrecerles la posibilidad de compartir taxi desde Oviedo hasta el aeropuerto y viceversa, sin esperas, y ahorrar hasta un 75 por ciento del importe. También dispone en su vehículo de cinturones de seguridad para embarazadas, anclajes para mascotas y sillas para niños de todas las edades… ¡Esto es atención al cliente y visión del negocio!

Con su trabajo, Rixar García ha echado por tierra los comentarios de algunos compañeros escépticos que le decían que en el taxi estaba ya todo inventado. Su capacidad para innovar y diferenciarse en un negocio tan tradicional le ha llevado a aparecer en la prensa nacional e internacional (Europa, Estados Unidos, Latinoamérica, la India…), en vídeos de YouTube, en blogs, y a ser invitado a congresos y foros como conferenciante para compartir su experiencia.

Pero no se considera innovador ni emprendedor. “Dedico muchas horas a pensar en el taxi, a analizar cómo obtener más retorno, cómo hacer que el cliente se sienta más a gusto. Leo lo que se hace en otros países, en otras empresas, y analizo si puedo aplicarlo a mi negocio. Con Twitter, por ejemplo, he conseguido fidelizar a mis clientes, he logrado que se pongan en contacto conmigo, después de años, cada vez que van a Oviedo”.

Podría seguir escribiendo líneas y líneas para contar todo lo que hace, pero me quedo con su objetivo: ser el taxista más feliz del mundo, haciendo lo que le gusta. Esta es la presentación que hizo ayer en el Innovation Center de Telefónica en Madrid. Hay mucho que aprender de ella…

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]