Qué es y para qué sirve el seguimiento GPS responsable

¿Dónde están mis empleados? ¿Qué estarán haciendo en estos momentos? ¿Fueron a ver a los clientes? ¿Cuándo llegaron? ¿Cumplieron con los encargos? ¿Llegaron a tiempo? […]

¿Dónde están mis empleados? ¿Qué estarán haciendo en estos momentos? ¿Fueron a ver a los clientes? ¿Cuándo llegaron? ¿Cumplieron con los encargos? ¿Llegaron a tiempo? ¿Visitaron todas las instalaciones? ¿Hicieron todas las rutas? ¿Qué empleado viaja más y quién menos?

Estas preguntas asociadas a la movilidad profesional atenazan la mente de muchos propietarios, gerentes y socios de empresas españolas, no solo en el sector del transporte y la logística, sino también en muchos otros. No en vano el 39% de los empleados en España realiza su actividad en movilidad, según un estudio de IDC presentado en la última edición del Mobile World Congress.

Y aunque no tengan una flota comercial ni muchos vehículos, numerosas empresas sí tienen empleados en movilidad que necesitan tener localizados, pero no con un producto sofisticado de flotas, lleno de posibilidades (caro) y de sensores y medidores de carburante, sino con algo mucho más sencillo.

Todos los propietarios y jefes quisieran tener un ojo sobre cada empleado, poder controlar sus movimientos, saber cuántos kilómetros recorrieron, por qué fueron o no a ver a fulanito y cuándo. Les va mucho dinero en productividad, en tiempo, de ahí que el factor “proximidad” (a un cliente, a un lugar, a una avería) sea muy relevante.

Las pequeñas y medianas empresas son pura movilidad y no dejan de surgir interrogantes: ¿Aquella instalación la hicimos a tiempo? ¿Y quién fue de todos nosotros? ¿Hemos visitado a todos los clientes en el último mes? Y el vehículo de empresa, ¿lo usamos correctamente? Lo tenemos rotulado para prestar un servicio del Ayuntamiento… Y aquella multa por exceso de velocidad, ¿qué pasa con ella?

A esto se le llama seguimiento de la movilidad profesional o, lo que es lo mismo, tener localizado al empleado o al vehículo en su jornada laboral. Se trata de comerciales, instaladores o personal de campo, pero también de la innumerable actividad al “aire libre” que realizamos. Y no vale con una app gratuita en el móvil, es otra cosa más seria (recuerda que si un servicio es gratis, tú eres el producto).

Pero es inevitable pensar como empleados: “¡odio que me sigan!, ¡qué le importa a mi jefe dónde estoy durante mis descansos!”. Y pongámonos en la situación, cuando el gerente le dice a su equipo: “Desde ahora tendréis que pinchar este localizador (OBD) en vuestros vehículos, daos por informados, no podéis negaros”. Muchos agacharán la cabeza, y comenzará un mal rollo terrible en la oficina, es el entreacto de un reality en el que muchos creen que se estrena una nueva caza de brujas.

Por todo lo anterior, lo que realmente necesitan las empresas es un Seguimiento GPS responsable. Pero, ¿qué es y en qué consiste? Es un dispositivo que solo “sigue” a los empleados, vehículos y dispositivos móviles durante la jornada laboral.

Lo llaman localización responsable, es decir, privacidad asociada al seguimiento de empleados en movilidad con la herramienta apropiada. Y este “deporte” se practica en Movistar mediante la solución Seguimiento GPS.
¡Ejercítalo con nosotros!

En el siguiente vídeo te contamos cómo funciona:

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]