8+1 consejos para poner en marcha tu blog

Nuevo año. Ya están decididos los propósitos para los próximos 365 días y has decidido crear tu propio blog: ¡Perfecto! Como yo he pasado por ello […]

Nuevo año. Ya están decididos los propósitos para los próximos 365 días y has decidido crear tu propio blog: ¡Perfecto!

Como yo he pasado por ello hace poco y sé que no te gustará perder el tiempo dando vueltas a temas que no te van a servir de mucho, he decidido aprovechar este artículo para darte algunos consejos que te ahorrarán un tiempo precioso en tus primeros pasos con un gestor de contenidos.

 

Usa WordPress

No hay que dar muchas vueltas a este asunto. Quizá estés pensando que hay que valorar las diferentes posibilidades de las que dispones en cuanto a gestores de contenidos para crear un blog, pero a día de hoy tenemos un sistema ganador y dominante sobre todos los demás. Es WordPress. Úsalo.

Podrás tener miles de themes a golpe de clic que te ayudarán a tener un blog con un aspecto decente y podrás disfrutar de plugins como Akismet o SEO by Yoast, que te facilitarán la vida en cuanto a mantener a raya el spam o la gestión imprescindible del SEO de tu blog.

 

Céntrate en un tema, pero poco

Es cierto que no puedes divagar escribiendo cada día sobre un asunto diferente y pretender tener una legión de lectores esperando la publicación de tu próximo post; hay que ser más concretos. Sin embargo, creo que no hace falta afinar tanto como a veces se recomienda en cuanto a seleccionar un tema muy específico. En mi opinión, corres el riesgo de que las ideas se agoten en poco tiempo y si algo te va a hacer falta son contenidos sobre los que escribir.

Céntrate en una temática, pero deja el abanico un poco abierto, para poder tener un golpe de aire fresco de temas cuando lo necesites.

 

El titular es el rey

Sí, lo siento. Lo del contenido era mentira. Cuando te dijeron que el contenido era el rey, lo hicieron con su mejor intención, pero si empiezas con tu propio blog, verás cómo puedes meter una tesis doctoral digna de summa cum laude bajo un título largo y horroroso y hacer que los lectores pasen olímpicamente de tu artículo y, de igual manera, puedes comprobar cómo un título acertado consigue que un post mediocre sea mucho más consultado y compartido.

 

Encuentra tu red social

Invierte el tiempo que quieras con cada red social, es tu opción, pero si lo que quieres es atraer tráfico a tu flamante blog, no habrá más de una o dos redes que lo consigan de verdad. Busca, prueba y céntrate en las que funcionan para tu contenido; si intentas tener presencia y actividad en todas, no tendrás tiempo para escribir los posts ni mantener el blog.

 

Ofrece un eBook

Verás escrito por ahí eso de “ofrece algún contenido exclusivo de valor para tus suscriptores”, pero mientras no seas capaz de generar contenido de ese tipo, crea un pequeño eBook con información útil (si has decidido crear tu blog, sin duda tienes ya algo que compartir) y regálalo a todo el que, por ejemplo, se suscriba y lo quiera.

No deberías tardar mucho en crear tu propio eBook si sigues los consejos que ya te explicamos en otros posts en “Con tu Negocio”.

 

Contenido de propiedad

Contenido de calidad o no, pero tuyo. Seguimos los blogs por las personas que hay detrás, por los autores. Para contenido riguroso pero sin personalidad ya tienes otros recursos: hojeas el periódico, consultas Wikipedia o lees el prospecto de un medicamento. Si sigues un blog es porque hay alguien detrás que da ese tono personal, voluntariamente o no, a todo lo que escribe. Hazlo tú también y si además lo haces con calidad, mucho mejor.

 

Pónselo fácil

Suscribirse, contactar, comentar y compartir. Estas cuatro opciones tienen que estar disponibles con un único clic cuando un lector esté en uno de tus artículos. Así de sencillo. Intenta respetarlo siempre. El lector puede llegar a hacer cierto esfuerzo por ayudarte, pero no le compliques la vida…

 

Tu maná: los correos electrónicos

No vas a poder monetizar el blog. No ganarás dinero con AdSense. La gente no va a entrar en tus enlaces de afiliado ni vas a poder vender un curso. No hace falta que busques cómo hacer nada de eso (todavía). Lo que va a hacer que tu blog tenga éxito y que puedas plantearte alguna de estas opciones para sufragar los gastos de tu propio blog es tu lista de correo.

Cuando lleves tiempo “blogueando” y tengas mucha audiencia, podrás utilizar un montón de opciones con las que obtener rendimiento económico de tu blog, pero mientras tanto mi último consejo es que no inviertas nada de tiempo en plantearte estas opciones, mientras tu lista de suscriptores no tenga unos cuantos cientos de registros.

Consejo extra: ten preparados tres posts antes de arrancar el blog.

Foto: xioubin low

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]