Controla las caídas de tu web con Pingometer

Tecleamos: www.paginawebdeminegocio.com, pulsamos “Intro”, el cursor da vueltas…”pensando”. Y, tras un rato de decepcionante espera, aparece el temido: “Esta página web no está disponible”. ¿Os […]

Tecleamos: www.paginawebdeminegocio.com, pulsamos “Intro”, el cursor da vueltas…”pensando”. Y, tras un rato de decepcionante espera, aparece el temido: “Esta página web no está disponible”. ¿Os suena?

Lamentablemente, las páginas web dejan de funcionar, aunque sea por un espacio de tiempo muy breve, un mínimo de tres veces al año. La web de nuestros negocios no es ninguna excepción.

Es bastante probable que hayamos depositado muchas horas y mucho esfuerzo en conseguir que nuestra página web refleje lo mejor de nuestro negocio, pero, una vez desarrollada, hay un aspecto que suele caer en el olvido de forma sorprendentemente frecuente: el funcionamiento correcto de la página web y del servidor que la aloja (uptime).

Me refiero a que conviene que estemos seguros de que la página web funciona y está accesible desde Internet en todo momento, las 24 horas del día, de manera que nuestros clientes puedan entrar y consultarla en cualquier momento.

Es lógico que no nos dediquemos a revisar si la página web está continuamente en funcionamiento y que sea un factor que damos por supuesto siempre, pero la verdad es que de forma mucho más frecuente de lo que sería ideal para cualquiera de nuestros negocios, las páginas webs caen, aunque sea durante un corto periodo de tiempo.

Existe una gran cantidad de motivos ajenos a nosotros que pueden llegar a hacer que nuestra página deje de estar en servicio:

Caídas en el servicio de nuestro proveedor de hosting:

  • Un exceso puntual de visitas no previstas (como resultado de una aparición en los medios, por ejemplo).
  • Ataques de hackers cibercriminales.
  • Cambios en los “Sistemas de Nombres de Dominios”.
  • Mantenimiento de los sistemas.
  • Error sintáctico en algún archivo de configuración de la web.
  • Algún experimento fallido…

En definitiva, es posible que nuestra página web deje de funcionar sin previo aviso y es conveniente que estemos atentos, para que cuando se produzca un corte en su funcionamiento, lo sepamos cuanto antes y podamos actuar en consecuencia (aunque sea únicamente notificando a nuestro proveedor de que la web ha dejado de funcionar).

Por suerte, existen aplicaciones que realizan la vigilancia de nuestra página durante las 24 horas del día y de forma gratuita. Un ejemplo es Pingometer.

Se trata de la aplicación de monitorización web más reciente y sencilla que conozco. Su funcionamiento es tremendamente sencillo. Básicamente se trata de configurar un “monitor”, que se encargará de vigilar nuestra página web continuamente (podemos definir intervalos de 1, 5, 15, 30 o 60 minutos).

En el momento en que el monitor detecte un fallo de servicio, ya sea porque deja de funcionar la propia página web o el servidor que la aloja, nos hará una llamada telefónica, enviará un mensaje de texto o nos hará llegar un correo electrónico informándonos de la incidencia.
Para disponer del servicio de monitorización de nuestra página web con Pingometer, solo es necesario acceder a su web y registrarse para crear una cuenta en la que podremos configurar un monitor de forma gratuita. Los planes de pago están destinados a empresas o usuarios que necesiten más de un monitor (para vigilar más de una web).

Adicionalmente, Pingometer ofrece un panel gráfico informativo con los datos de monitorización y con el valor en porcentaje de tiempo en que la web ha estado funcionando (uptime) durante el último día, la última semana y el último mes.

IMAGEN 01

La interfaz de configuración no está disponible en español, pero es sumamente sencilla. Para crear el monitor que permite el plan gratuito, basta con entrar en el menú “Monitors” en la columna izquierda, hacer clic en “Add new” y rellenar los seis campos que se requieren:

IMAGEN 02

Por defecto nos llegarán las alertas al correo electrónico, pero podemos definir el resto de las vías de contacto disponibles, para que la aplicación comunique con nosotros en caso de detectar algún problema en la página web. También podemos recibir avisos periódicos de que todo está funcionando correctamente.

En el caso de que la web deje de funcionar, llegaría un correo informativo de este tipo al usuario:

mail

Existen muchas herramientas de monitorización online de páginas web también gratuitas, pero  -en mi opinión- lo que destaca de Pingometer es su sencillez de uso. ¿Cuál preferís vosotros?

Foto: andy.brandon50

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]