Cuatro fallos que debemos evitar en la optimización móvil de nuestra web

Un mes después de la sonada decisión de Google de convertir la optimización móvil en un criterio relevante para los resultados de búsqueda, toca hacer […]

Un mes después de la sonada decisión de Google de convertir la optimización móvil en un criterio relevante para los resultados de búsqueda, toca hacer balance. ¿Hemos perdido posiciones? ¿Ha empeorado nuestro SEO?

Bien, lo primero que debemos hacer es mantener la calma. El posicionamiento no se gana o se pierde de la noche a la mañana, es una carrera de fondo. Lo que cuenta es que estemos atentos a los últimos cambios de SEO para que Google no nos penalice, y así poder escalar algunas posiciones en los rankings. En este sentido, la optimización móvil juega un papel fundamental.

En la actualidad, la mayoría de usuarios accede a Internet desde dispositivos móviles. Una web optimizada nos permitirá conectar mejor con nuestros clientes, mejorar el posicionamiento, ganar tráfico y generar conversiones. En cambio, un site con la navegación complicada lo más probable es que consiga aumentar el porcentaje de rebote.

Para estar ‘al día’ con Google, podemos optar por alguna de las tres configuraciones reconocidas por el buscador para la creación de sitios para móviles: el diseño web adaptable, la publicación dinámica o la URL independiente. Si nuestro site fue creado a partir de un tema o de una plantilla, hacer la versión para smartphone y tablet puede ser fácil; basta solo con seleccionar una plantilla nueva.

Es importante que a Google le ‘guste’ nuestro sitio, ciertamente, pero no debemos olvidar que a quien verdaderamente debe beneficiar la optimización es al usuario. No basta con que una web ‘se vea bien’ en nuestro smartphone; debe ser útil para que el visitante no tenga ningún problema en realizar cualquier tarea. Por ello, si hablamos de SEO para móviles, debemos evitar estos errores habituales presentes en muchos sites supuestamente optimizados:

 

Velocidad de carga lenta

No hay cosa que provoque mayor frustración en el usuario que una web lenta. Lo normal es que la conexión a Internet desde dispositivos móviles sea más lenta que en otro tipo de equipos, así que no nos queda otra que agilizar la carga corrigiendo elementos como el JavaScript o compactando el código HTML. Google nos permite medir la velocidad de nuestro sitio con esta herramienta gratuita.

 

Fallos en la reproducción del contenido

Que un contenido no pueda reproducirse es otra de las grandes frustraciones para la experiencia web del usuario. Existen un gran número de archivos que suelen ser poco compatibles con los dispositivos móviles. El ejemplo más claro es Flash. Si no estamos seguros de la compatibilidad de un contenido, la mejor opción es que nos limitemos a incluir vídeos o animaciones mediante etiquetas estándar HTML5.

 

Problemas con el redireccionamiento

Si nuestra página web utiliza varias URL independientes en la configuración móvil, lo más probable es que tarde o temprano comience a dar problemas con el redireccionamiento. Este sistema trabaja según el acceso del usuario, que una vez detectado el dispositivo, redirecciona a la correspondiente página, ya optimizada y con una URL propia. Si redirigimos mal al visitante, no podrá acceder al contenido demandado. Este es un problema de SEO muy habitual, que nos podríamos ahorrar con un diseño web adaptable, ya que esta opción muestra el mismo contenido tanto para los usuarios de equipos de escritorio como para los de móviles.

 

Palabras clave inadecuadas

Las características propias de los dispositivos móviles (velocidad lenta, menor tamaño de pantalla) hacen que las búsquedas de los usuarios sean diferentes. Lo que prima es la comodidad, términos cortos y directos. Las sugerencias del buscador suelen ser aceptadas por los internautas. Por tanto, las palabras clave han de ir en consonancia. Lo mismo ocurre con los títulos y las descripciones, que deben adecuarse en longitud al menor espacio de los listados de búsqueda.

 

La optimización móvil no solo nos permite ganar posiciones en Google. Con unos sencillos trucos de SEO podemos mejorar la experiencia del usuario, ofrecerle un mejor servicio y proyectar una buena imagen. Los dispositivos móviles se han convertido en una pieza esencial en las relaciones con nuestros clientes. Por ello, nuestra web ha de ser el mejor comercial en este nuevo contexto, donde el acceso fácil al contenido y la navegación son aspectos básicos para que los visitantes reciban una buena experiencia.

Foto: Japanexperterna.se

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]