El nuevo Foursquare, de la geolocalización a la recomendación

El pasado 6 de agosto Foursquare puso fin al proceso de cambio que inició meses atrás con la aparición de Swarm, su nueva herramienta de geolocalización, que […]

El pasado 6 de agosto Foursquare puso fin al proceso de cambio que inició meses atrás con la aparición de Swarm, su nueva herramienta de geolocalización, que analizamos en el artículo “Cómo funciona Swarm, la nueva geolocalización social”.

Tal y como dicen en su presentación oficial, “con Foursquare, descubre cosas en función de tus gustos, de los lugares que te gustan y de amigos y expertos de tu mayor confianza” y terminan con unas estadísticas que indican su fuerza como plataforma de geolocalización social: “6 mil millones de check-ins, 55 millones de tips y 65 millones de lugares”.

En este artículo, más que hablar de forma descriptiva de lo que ha cambiado, prefiero realizar un análisis y una reflexión al respecto, puesto que llevo años usando esta plataforma y hablando sobre ella y entiendo que aporta más valor:

 

Desde el lado de la demanda: Foursquare para usuarios

Se ha escrito bastante sobre el nuevo Foursquare. Ha habido muchas quejas, pero también alabanzas por parte de los usuarios, pero sin duda uno de los mejores artículos que he leído es el de Ismael Labrador, con un análisis muy interesante sobre los nuevos cambios: Foursquare, tú antes molabas”, y en el que resume la diferencia entre las dos plataformas en esta frase: “Los amigos de una y otra plataforma se comparten, pero ahora si quieres decir por dónde andas debes hacer check-in en Swarm, y si quieres recomendar un lugar en el que has estado tienes que usar Foursquare”.

Básicamente, el nuevo Foursquare no sólo ha cambiado el diseño, sino diversas funcionalidades enfocadas a un objetivo muy concreto: convertirse en una plataforma de recomendaciones, aprovechando todo el potencial de usuarios y uso que ha tenido desde su nacimiento.

 

Desde el lado de la oferta: Foursquare para negocios

Hace ya tiempo que Foursquare puso el punto de mira en los negocios locales, como forma de rentabilizar su plataforma, por ello también Foursquare Business ha cambiado, dejando muy claro su uso cuando se entra en la web: “Hola, somos Foursquare. Ayudamos a que las personas descubran tu restaurante”; tienen dos millones de negocios dados de alta para atender a más de 50 millones de usuarios, lo que no deja de ser un reclamo.

Estas son sus principales funcionalidades para negocios:

1.- Reclama los datos de tu negocio y obtén acceso a las herramientas de negocio.
2.- Promociona tu negocio con una plataforma diseñada para atraer a los clientes locales.
3.- Descubre lo que están haciendo los negocios pequeños y grandes.

Próximamente hablaré de las posibilidades que nos ofrece para negocios locales y qué ha ido mejorando, como la posibilidad de realizar anuncios o el sistema de estadísticas de los lugares.

 

Foursquare como herramienta de geolocalización social

Siempre he defendido que la geolocalización es una herramienta de comunicación entre la oferta (los negocios) y la demanda (los usuarios) en un entorno social, local y móvil (SoLoMo). En este caso, Foursquare nació como una plataforma móvil orientada a usuarios y a aspectos colaborativos y con los años ha ido cambiando a una plataforma móvil/web y a aspectos de negocio.

Si entendemos la geolocalización social como la unión de la geolocalización con las redes sociales, bajo mi punto de vista sigue siendo una plataforma de este tipo, pero con este giro se acerca mucho más a otras herramientas vinculadas con la reputación online, como Yelp o Tripadvisor, supongo que porque el modelo de negocio está mucho más claro.

 

Algunas reflexiones finales

– El vocabulario utilizado no siempre es el adecuado, en el caso de España ha sido bastante comentado desde el “chévere” de la presentación hasta las “Maestrías”. Creo que es un detalle importante que no se ha cuidado como debiera.

– El logotipo une una especie de marcador de geolocalización con una fomra como de superhéroe, el tono azul se ha hecho más intenso y el rosa ha aparecido para complementar a este último.

– ¡Por fin se pueden tener más de mil seguidores! Yo tenía en cola casi a mil más y de pronto han sido incorporados en la nueva plataforma de forma automática, un gran acierto.

– Desaparece la “gamificación”, pero de alguna forma las “Maestrías” siguen aportando algo de juego, quizás no tan social como los badgets, pero a la gente le gusta tener de alguna manera reconocimientos.

– La posibilidad de personalizar la plataforma y trabajar mediante palabras clave o tags aporta un gran valor añadido.

– Para dejar comentarios o tips, ya no es necesario hacer previamente un check-in y, si se quiere hacer, te lleva directamente a Swarm, que se convierte en una plataforma de uso mucho más restringida y privada.

 

En definitiva, parece ser que se acaban los cambios por el momento. Personalmente creo que Foursquare puede mantener su modelo de negocio gracias a este cambio que, aunque no ha sido entendido por todos los usuarios, está muy pensado y planificado. En cambio, a Swarm no le veo mucho futuro y creo que no va a funcionar, además a la gente no le gusta que le obliguen a cambiar de plataforma.

¿Ya has probado el nuevo Foursquare? ¿Qué te parece? Como usuario puedes usarlo o no, pero como negocio es interesante que reclames el tuyo y trastees un poco para ver qué posibilidades ofrece a tu negocio y, desde luego, nos lo cuentes.

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]