Google Analytics para principiantes (V)

En este último post nos vamos a centrar en aquellas funcionalidades de Google Analytics que nos permiten personalizar el consumo de la información, de forma […]

En este último post nos vamos a centrar en aquellas funcionalidades de Google Analytics que nos permiten personalizar el consumo de la información, de forma que el entorno de análisis favorezca la comprensión y el estudio de los datos.

Segmenta y vencerás

Aunque seguro que no es la primera vez que lo escucháis, nunca está de más repetirlo. A la hora de analizar datos, si no segmentamos la información, no podremos llegar a ninguna conclusión. Dentro de Google Analytics existen dos métodos básicos de segmentación de la información.

Segmentos

Podemos escoger segmentos por defecto del sistema, importarlos de la galería de Google o crearlos desde cero. Cuando creamos segmentos desde cero, podemos emplear variables de segmentación básicas basadas en datos demográficos, tecnología, comportamiento, fecha de la primera sesión o fuente de tráfico, o utilizar las opciones avanzadas en las que podremos combinar diferentes tipos de condiciones y secuencias. Es importante tener en mente que son de carácter retroactivo y podemos comparar hasta cuatro segmentos de forma simultánea.

imagen1

 

 

Filtros

Aunque no podremos guardarlos (si va a ser un filtro recurrente, lo mejor es crear un segmento), nos permiten de una forma ágil segmentar la información de los informes. Podremos utilizar un filtro estándar o avanzado. En el segundo caso podremos especificar dimensiones y métricas, así como incluir múltiples condiciones o expresiones regulares.

imagen2

Se pueden usar de forma combinada, por lo que podríamos aplicar un segmento que nos muestre la información para dispositivos móviles en el informe de páginas más vistas y aplicar al mismo tiempo un filtro para obtener los resultados de un grupo concreto de páginas, como podrían ser aquellas de la sección de tecnología.

Configura informes adaptados a tus necesidades y objetivos

A través de los informes personalizados podremos crear y guardar vistas específicas de los datos que nos permitan:

  • Organizar la información de forma deseada.
  • Optimizar tiempos en el acceso a datos recurrentes.
  • Compartir información entre departamentos.
  • Programar el envío de estos informes de forma periódica.

Para crear un informe personalizado, tenemos que seguir los siguientes pasos:

imagen6

 

  1. Acceder en el menú superior a “Personalización” y hacer clic en “Nuevo Informe Personalizado”.
  2. Daremos un nombre al informe y la pestaña del informe. Además seleccionaremos el tipo de informe entre: explorador, tabla única y gráfico de visitas por ubicación.
  3. Podemos añadir cinco grupos de métricas con hasta diez métricas por grupo.
  4. Seleccionamos las dimensiones que queremos incluir en el informe, pudiendo hacer un drill-down de hasta 5 dimensiones.
  5. Adicionalmente podemos aplicar filtros a los valores de las dimensiones, si necesitamos más detalle de la información.

Además de los informes personalizados, en Google Analytics podemos crear paneles o dashboards, si lo que queremos es monitorizar de un solo vistazo las principales métricas de rendimiento de nuestra web.

Para acceder a ellos, podremos hacerlo desde el mismo lateral, donde encontramos el acceso a Paneles. Al crear un nuevo panel podremos añadirle hasta doce widgets con diferentes tipos de visualizaciones de información. Podemos crear estos widgets desde el mismo panel o desde aquellos informes en los que tengamos ya identificada la información que queremos incluir.

imagen5

Podremos crear hasta veinte paneles por cada cuenta de usuario. Recordad que de estos dashboards ya hemos hablado en un artículo anterior, así que no dudéis en echar un ojo a este post para ver ejemplos de dashboard.

 

Haz accesible la información

Por mucho que tengamos configurada la herramienta con segmentos, informes personalizados y dashboards, si no entramos a consultarla periódicamente, no podremos tomar decisiones ágiles.

Muchos estaréis pensando que no tenéis tiempo para entrar todos los días a revisar los principales datos de vuestra web. Sin embargo, no hay excusa para no tener configuradas alertas básicas (ahora llamados eventos de intelligence) que te avisen si el rendimiento de tu web cambia, lo mismo que tampoco hay excusa para no tener programados el envío de informes con las métricas y KPI de seguimiento necesarios para saber de un vistazo que todo sigue una tendencia estable.

Existen 2 tipos de eventos de inteligencia:

Automáticas

Están definidas por la herramienta y saltan ante alteraciones en las tendencias habituales. Esto no quiere decir que cada vez que salten nos tengamos que preocupar, pero tendremos que revisarlas y ver si dicha variación está asociada a la estacionalidad del producto, el cese de una campaña o realmente hay algo que no está funcionando correctamente.

Personalizadas

Son definidas por parte del usuario y, por tanto, deben nacer del conocimiento -por parte del analista- del activo digital y del sector. Hay que tener en cuenta que no son de carácter retroactivo, por lo que a partir del día de creación empezarán a saltar (si tienen que hacerlo) con la periodicidad establecida (diaria, semanal o mensual).

imagen3

En cuanto a formatos de exportación de la información:

Por correo electrónico

Podemos programar el envío automático o periódico de los informes que estamos visualizando por email, tanto a usuarios que tienen acceso a la herramienta como a usuarios que no lo tienen pero que queremos que reciban determinada información. En el envío periódico de la información podremos seleccionar el formato, la frecuencia de envío y los días de la semana.

Exportación de la información

Como podéis ver en la imagen, son varios los formatos en los que podemos descargarnos los datos, incluida la información sin muestreo (sin el famoso “sampling”- enlace-).

imagen4

 

Una última funcionalidad muy útil de cara a tener un entorno de análisis completo son las anotaciones. De esta forma, podremos ir dejando comentarios sobre cambios en la web, campañas de marketing o acciones que hayan podido repercutir en el tráfico y su interpretación. Haremos la vida más fácil a futuras personas que entren a consultar la información y no tengan todo el histórico de los cambios, y nosotros no tendremos que tener todo memorizado.

Y hasta aquí llega nuestra serie de publicación sobre Google Analytics para principiantes, no os perdáis los artículos anteriores  Parte I , Parte II , Parte III y Parte IV y, sobre todo, no dejéis de entrar en la herramienta y “jugar” con los informes, dashboards y segmentos; es la mejor forma de empezar a soltarse con la herramienta.

Foto: Pixabay

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]