Mide el éxito de tu app con estas 5 KPI

Una vez que hemos lanzado nuestra aplicación móvil al mercado, es hora de valorar si lo hemos hecho bien, mal o regular. Ya he comentado en numerosas ocasiones que la […]

Una vez que hemos lanzado nuestra aplicación móvil al mercado, es hora de valorar si lo hemos hecho bien, mal o regular. Ya he comentado en numerosas ocasiones que la monitorización y medición posterior al lanzamiento de una campaña es un paso ineludible que, en ocasiones, se olvida.

Cuando hablamos de apps móviles, parece que el único parámetro medible útil es el número de descargas. Pero este número no nos dirá demasiado si no lo visualizamos dentro de un marco de actuación.

Algunos de los principales parámetros que debemos tener en consideración son:

Uso

Es evidente que si los usuarios emplean tu aplicación móvil, es que está siendo útil. Ya sea para encargar comida, encontrar la ruta más rápida o divertirse matando marcianitos, la clave es que el usuario haga uso de tu app y no la tenga descargada sin más, junto a otras decenas de ellas, en el escritorio de su teléfono móvil.

Pero más allá de si se usa o no, debemos estudiar quién la usa y cuándo se usa nuestra app. ¿Las personas que usan la aplicación pertenecen a nuestro público objetivo? ¿Con qué frecuencia se usa? ¿Por las mañanas o por las noches? ¿Desde smartphones o desde tablets?

Tasa de retención

Si consigues que tu aplicación sea un éxito de descargas durante el fin de semana, habrás conseguido un gran logro pero… ¿es eso lo que pretendías? Normalmente, cuando se lanza una app al mercado, lo que se busca es que la aplicación sea usada de un modo continuado a lo largo del tiempo. Lograr retener al usuario se antoja una de las labores más complicadas, ya que la media de uso de una app es de tres meses, porque la mayoría la desinstala tras pasar ese periodo.

Usuarios activos

Ya hemos comentado que el mero hecho de descargarse la app no es garantía de éxito. Lo verdaderamente complicado es que el usuario sea activo y use la aplicación de una manera regular. Habrá que analizar el número de usuarios activos diarios y mensuales.

Duración de la sesión

Es muy diferente si el usuario abre la aplicación mientras está esperando el autobús o si la abre por la noche, para entretenerse. También es importante analizar en una web el tiempo que pasa un usuario en ella y conocer el tipo de relación que la app despierta en el usuario.

Beneficio medio por usuario

Ya sabemos la enorme satisfacción que sentiremos si nuestra app es descargada y usada por nuestro público objetivo, pero… ¿la idea no era generar algún tipo de beneficio con ella?

El beneficio puede llegar de manera directa -si es necesario un pago para poder descargar la app- o bien a través de los conocidos como in-app purchases o pagos cuando se usa la aplicación (cuando el usuario ha de pagar para obtener una información premium, por ejemplo).

En cualquier caso, no solamente debemos fijarnos en el gasto directo, sino en el beneficio que obtenemos del usuario que se descarga la app en total, de manera anual. Estadísticamente, un usuario de app corporativa gasta alrededor de un 20% más en nuestra empresa que uno que no lo sea.

Estas son las 5 KPI principales que debes considerar cuando desarrolles tu app corporativa. Según el sector y el tipo de aplicación, pueden existir otras, aunque las que hemos comentado en este artículo siempre deben ser monitorizadas y analizadas.

¿Qué parámetro consideras que es más importante?

Imagen @chefranden, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]