Ofipol, la aplicación de la tecnología a la gestión policial

Hace unas semanas, los diarios más importantes de Nueva York publicaban, con grandes titulares, que la policía de la ciudad estaba acudiendo a clases de formación sobre Twitter. […]

Hace unas semanas, los diarios más importantes de Nueva York publicaban, con grandes titulares, que la policía de la ciudad estaba acudiendo a clases de formación sobre Twitter.

Es curiosa la comparación, ya que en España, tanto el cuerpo de Policía Nacional, como el de la Guardia Civil, lo han hecho sin llamar la atención y sin que a nadie le sorprenda ni sea noticia para publicar en ningún diario.

Si algo dominan los americanos es el marketing y saben vender cualquier cosa, pero en España de forma mucho más discreta, se dice menos y se actúa.

Un gran ejemplo de aplicación de la tecnología por parte de estos profesionales, lo hemos encontrado en Ofipol (Oficina Policial Permanente), un proyecto de desarrollo español, aplicado a la seguridad ciudadana, pionero a nivel internacional que, gracias a los avances tecnológicos, conseguirá acercar a los ciudadanos con los cuerpos policiales, facilitando trámites y acercando la asistencia policial.

El proyecto consiste en cambiar, de forma progresiva, los procesos de atención y gestión, tanto para ciudadanos españoles como extranjeros y con total accesibilidad para personas con discapacidad física, accediendo a un sistema integral e inmediato de asistencia, permanente las 24 horas del día, los 365 días del año, en los idiomas cooficiales españoles, así como en los extranjeros más utilizados.

 

Cómo son y cómo funcionan las Ofipol

Las Ofipol (como la de la imagen, en Torrevieja, Alicante) son cabinas policiales inteligentes, conectadas mediante videoconferencia con centros policiales remotos, que permitirán atender a distancia todo tipo de gestiones policiales, como por ejemplo renovar el DNI, solicitar certificados, interponer una denuncia, tramitar la revista de armas, solicitar un permiso de salida al extranjero de menores …

Las cabinas estarán situadas en lugares muy transitados por los ciudadanos, como localidades turísticas, puntos de gran afluencia en ciudades y también en pequeños municipios de toda España.

El ciudadano simplemente accederá a la Ofipol más cercana y en el mismo momento será atendido por un agente policial (guardia civil o policía nacional) por videoconferencia remota, le solventará la incidencia que tenga y emitirá un recibo de su denuncia o gestión, tanto en papel como por correo electrónico.

Estas “oficinas virtuales” podrán ser utilizadas por los distintos cuerpos policiales españoles, lo que redundará en una gran optimización de costes en recursos humanos y materiales destinados a trámites policiales cotidianos, evitando así los desplazamientos a comisarías y cuarteles.

Todas las gestiones realizadas se centralizarán en los centros policiales remotos de los distintos Cuerpos y ámbitos territoriales, destinando así una mayor cantidad de agentes y recursos a funciones de atención directa y auxilio de los ciudadanos.

De momento se ha abierto la primera cabina virtual en Torrevieja, en este caso atendida por la Guardia Civil.

Da gusto ver cómo los cuerpos policiales españoles han entendido la importancia de utilizar las nuevas tecnologías para informar, facilitar trámites, estar en contacto y acercarse al ciudadano y -como no podía ser de otro modo- Ofipol cuenta ya con perfiles en Twitter (@ofipoles), Facebook y Google+.

 

 

Una magnífica noticia que, sin duda, nos hará ganar tiempo y mejorará nuestra seguridad.

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]