Por una Europa competitiva en nanotecnología

La nanotecnología es un campo de las ciencias aplicadas dedicado al control y manipulación de la materia a escala “nano”, que permite trabajar y manipular las estructuras moleculares y […]

La nanotecnología es un campo de las ciencias aplicadas dedicado al control y manipulación de la materia a escala “nano”, que permite trabajar y manipular las estructuras moleculares y sus átomos, posibilitando la fabricación de materiales y máquinas a partir de su reordenamiento. Forma la base de buen número de investigaciones a nivel mundial, cuyas aplicaciones actuales tienen un elevado potencial en diferentes sectores productivos. Científicos y tecnólogos de todo el mundo pueden crear nuevos materiales, aparatos y sistemas novedosos y poco costosos gracias a la nanotecnología con propiedades únicas, y crear nuevas estructuras y productos que tendrán un gran impacto en la industria, la medicina, etc.

La nanotecnología es una de las áreas con más futuro para el desarrollo industrial y social de Europa, y existen numerosas investigaciones en marcha en las que se encuentran implicadas entidades como universidades, centros tecnológicos y empresas españolas. Sin embargo, el potencial de esta tecnología hace que se planteen cuestiones previas encaminadas a preparar su futuro para que Europa se muestre competitiva, y abordar cuestiones educativas es algo indispensable: ¿se encuentran los europeos suficientemente cualificados para trabajar en el ámbito de la nanotecnología? ¿Se está formando a los estudiantes universitarios, de formación profesional y de educación secundaria en los requisitos de los puestos de trabajo del futuro? ¿Cuál es el curriculum ideal?

Preguntas como éstas se podrán responder gracias a proyectos europeos como NanoEIS, “NANOtechnology Education for Industry and Society”, que comenzó a finales de 2012 y se extenderá hasta octubre de 2015, y a cuyo consorcio pertenece el Centro Tecnológico asturiano PRODINTEC. Encontrar las respuestas no es fácil, ya que la nanotecnología es un área de conocimiento novedoso e interdisciplinar, al que hay encontrar un hueco entre las asignaturas más clásicas. Pero la recompensa merece la pena: la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) estima que en los próximos años se crearán en todo el mundo cerca de 2 millones de puestos de trabajo vinculados directamente a la nanotecnología.

En base a un meticuloso análisis de las necesidades de los empleadores, NanoEIS está definiendo una serie de características del contenido curricular “ideal”, así como las mejores estrategias para transmitir esos conocimientos. De esta manera, se abordará el problema actual de falta de correspondencia entre los contenidos educativos y las demandas del mercado laboral, lo que beneficiará tanto a los recién titulados en busca de empleo como a las empresas que necesitan personas con conocimientos específicos.

Los primeros resultados de los análisis realizados muestran que, en la actualidad, las empresas necesitan personas con conocimientos en salud y seguridad dentro de este ámbito, y especialistas en recubrimientos nanoestructurados, superficies inteligentes y técnicas de caracterización. En cinco años prevén que sus intereses se centrarán en salud y seguridad, regulación y estandarización, medio ambiente y reciclaje y nanoquímica.

Objetivo: reforzar el triángulo del conocimiento (investigación-educación-innovación)

La educación en nanotecnología, como en otras materias directamente relacionadas con la innovación, tiene que empezar, al menos, durante la Educación Secundaria, puesto que todo lo relacionado con lo “nano” es ya parte de nuestro a día a día, y los centros tienen que enseñar a los futuros consumidores a sacar el máximo provecho, siempre de una manera segura y sostenible, de los productos que incorporan nanotecnología.

Además, el rumbo de la futura carrera profesional se fija en esta etapa, mediante la elección de las diferentes asignaturas que se cursarán, por lo que estas elecciones deben basarse en información relevante y completa, para conseguir una buena complementariedad entre los intereses de los estudiantes y los contenidos de sus estudios y cursos.

Aunque ya se han puesto en marcha en toda Europa varios programas para la enseñanza de nanociencia y nanotecnología, aún queda mucho camino por recorrer. En el caso de España, una de las iniciativas identificada como “buenas prácticas” se está llevando a cabo en la Comunidad Valenciana, con la colaboración de la Universidad de Valencia, dentro de la asignatura obligatoria de 1º de Bachillerato “Ciencias para el Mundo Contemporáneo”. En Asturias también se están dando los primeros pasos en este sentido, y se destaca la participación del Colegio Corazón de María, de Gijón, en el proyecto  nanOpinion, que pretende acercar el conocimiento de las nanotecnologías a los colegios y proporciona material de apoyo para su uso en las aulas.

Sobre el proyecto

NanoEIS es un proyecto financiado por la Unión Europea en el marco del FP7 – Investigación y Desarrollo Tecnológico (referencia: 319054).

Duración: desde el 1 de noviembre de 2012 hasta el 31 de octubre de 2015.

Consorcio (8 entidades de 6 países diferentes): Paris Lodron University Salzburg (coordinador), NANOfutures ASBL (PRODINTEC, microTEC, CERTH), National University of Ireland, Dublin/University College Dublin, ORT Israel, Malsch TechnoValuation, Akademia Gorniczo-Hutnicza Im. Stanislawa Staszica W Krakowie, Institut Katalizy I Fizykochemii Powierzchni Im. Jerzego Habera Polska Akademia Nauk y Nanotechnology Industries Association AISBL.

Más información en www.nanoeis.eu

 

Foto: Ministerio de Ciencia

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]