Protege tus búsquedas y tu intimidad con DuckDuckGo

La primera vez que escuché hablar de Google fue en la segunda mitad de los 90, en el centro de cálculo de la facultad de […]

La primera vez que escuché hablar de Google fue en la segunda mitad de los 90, en el centro de cálculo de la facultad de Informática de la UPM. Recuerdo la sensación cuando vi la página inicial del buscador, con fondo blanco y gobernada sólo con el logo y la caja de búsqueda. Esa simplicidad era sumamente inspiradora. Los resultados de búsqueda eran realmente buenos, superiores a los que ofrecían otros buscadores de la época como Altavista o Yahoo.

Han pasado casi 20 años de eso y muchas cosas han cambiado. El eslogan informal de Google aceptado por Sergey Brin en aquellos primeros años fue “Don’t be evil” – “No seas malo”. Si hoy echas un vistazo a la descripción de la compañía en su propia web, puedes encontrar tan solo una referencia a aquello en el apartado 6 de sus claúsulas éticas: “You can make money without doing evil” – “Puedes ganar dinero sin hacer el mal”.

No es casual que se haya pasado del imperativo a tan solo una posibilidad. La realidad es que esa posibilidad ni siquiera existe ya en la práctica. La unión del negocio de la publicidad con el de las búsquedas ha degenerado en la peor de las situaciones, aquélla en la que el usuario es el producto y se encuentra en una situación en la que además no sabe hasta qué punto todo lo que hace es guardado y puede ser utilizado en su contra en cualquier momento.

Gracias a la información que Google ha ido recopilando sobre ti, sabemos más o menos quién eres, más o menos lo que te importa y más o menos quiénes son tus amigos. – Eric Schmidt (Google).

Las búsquedas ya no son objetivas, sino que interviene lo que Google entiende que interesa más al usuario. La perversa burbuja que puede hacer que siempre veas información que Google entiende como más apropiada para ti a partir de tu comportamiento, por no hablar del cruce de información orientado a la publicidad y de almacenar todas las búsquedas que hagas. El cuadro final es digno de Orwell. Todo esto es peligroso, pero afortunadamente tenemos hoy una alternativa para romper en parte esta cadena maliciosa, un buscador con un llamativo nombre que ya lleva operativo desde el 2008, tiene una madurez más que aceptable y sobre todo unas características muy interesantes que nos pueden ayudar a mantener a salvo al menos una parte de nuestra intimidad: DuckDuckgo.

Página de búsqueda de DuckDuckGo

El buscador Duckduckgo lo fundó Gabriel Weinberg y actualmente cuenta con unos 20 empleados. Su evolución desde el año 2008 fue siempre intensa y en 2012 consiguió llegar al millón de búsquedas al día. Al calor de la necesidad de la gente de proteger su intimidad, se buscaban alternativas a la tiranía de Google y ese fue el mejor catalizador para conseguir el crecimiento de Duckduckgo, que ha llegado en 2015 hasta las 9 millones de búsquedas al día.

 

Evita que te rastreen

Puedes utilizar DuckDuckGo para que no almacene ni comparta información personal sobre tus hábitos de búsqueda. Los beneficios de hacer esto lo describen claramente en dos direcciones con nombres muy explícitos: donttrack.us y  dontbubble.us. Básicamente consiste en poder hacer búsquedas sin que a la máquina que te proporciona los resultados le interese nada más que devolverte los mejores datos, independientemente de quién seas. Así de sencillo.

Podemos sugerirte lo que deberías hacer a continuación, lo que te importa. Imagínate: sabemos dónde estás, lo que te gusta. – Eric Schmidt (Google).

 

La configuración más segura posible

Configuración de DuckDuckGo

 

El buscador tiene la opción de “Configuración” en un menú visible, en la parte superior derecha, que nos da acceso a parametrizar aspectos visuales, pero también otros como impedir compartir tu búsqueda con los sitios que visitas desde el listado de resultados, o decidir si incluir los términos de búsqueda como parámetros visibles en la llamada y el siempre recomendable uso del protocolo https en lugar de http, para que la información que viaje por la red esté cifrada extremo a extremo.

A diferencia de Facebook, donde tú eliges lo que publicas, con las búsquedas tecleas sobre problemas médicos o financieros y toda clase de temas. No estás pensando en las implicaciones de tu historial de búsquedas en tu privacidad. – Gabriel Weimberg (DuckDuckGo).

 

Características interesantes que tiene DuckDuckGo y que no tiene Google

Por el momento, DuckDuckGo gana por goleada a Google en términos de seguridad. Eso es algo indiscutible. Pero además, ofrece algunas características funcionales que son interesantes y que no tiene Google; enumero algunas, aunque hay muchas más:

  • Búsquedas de perfiles en las principales redes sociales directamente

Búsqueda en Twitter - DuckDuckGo

 

    • Bang: Así llaman a esta característica, comandos bang, que permiten hacer búsquedas en innumerables sitios como LinkedIn, Amazon o Reddit. Basta con escribir el signo de cierre de exclamación (!) antes de la búsqueda y añadir a continuación el identificador de ese sitio. En la siguiente captura se muestran los más relevantes. Ej.: !a stephen king (buscaría en Amazon Stephen King).

Comandos Bang - DuckDuckGo

 

  • Expandir direcciones acortadas: Cuando navegamos, vemos en ocasiones una dirección que está acortada (ya sea con bit.ly u otro proveedor) y si desconfiamos del destino, podemos usar Duckduckgo para ver realmente adónde apunta. Ejemplo: expand http://t.co/UqALqwqODe

Expandir direcciones - DuckDuckGo

 

  • Alternativas: Introduciendo en la búsqueda la estructura “alternative to” ofrece justamente las alternativas al término que se añade a continuación. Ejemplo: alternative to Eurosport

Alternativas - DuckDuckGo

 

  • Comprobar si una web está caída: Hay veces que no accedemos a una web y no sabemos si el problema es nuestro o de la web. Puede que utilizar esta característica nos sirva de ayuda. Ejemplo:  is contunegocio.es down

Comprobar web - DuckDuckGo

 

Disponible en Firefox, Safari y Chrome

Para facilitar el uso y adopción del buscador, es importante que esté disponible como motor de búsqueda o extensiones en los tres principales navegadores y, a día de hoy, afortunadamente para los que defendemos la privacidad de los usuarios eso es un hecho:

  • Firefox: Tiene una extensión que incorpora el motor de búsqueda por defecto y permite configuraciones rápidas desde un acceso directo en la barra del navegador.
  • Safari: Apple incluyó el motor de búsqueda de DuckDuckGo en las versiones de Safari e IOS8.
  • Chrome: Para el navegador de Google también existe una extensión para utilizar DuckDuckGo.

DuckDuckGo en Android

El esfuerzo por llegar a todos los usuarios posibles en cualquier situación ha llevado a desarrollar también una aplicación en Android que está muy bien diseñada y facilita mucho la búsqueda de información potenciando los comandos bang, de forma que no hace falta memorizar el identificador del lugar donde quieres buscar, ya que aparecen los más importantes en un listado. Por lo demás, mantiene las características del buscador cuando estás en un PC, adaptando la visualización a las dimensiones del dispositivo que estés utilizando.

Android - DuckDuckGo

 

El derecho a defender nuestra intimidad

Sin llegar a alinearse con Woody Allen cuando decía que el trabajo es una invasión de la privacidad, debemos estar atentos a las cuestiones sobre la seguridad de nuestros datos. Este tema va más allá de proteger lo que uno hace en su intimidad. No se trata de ocultar si alguien tiene determinadas tendencias sexuales o viaja mucho a un lugar poco recomendable. Disponer de datos no solo de las personas, sino también de las empresas, puede provocar que las reglas del juego se alteren y dejen de funcionar. Es bien conocido, por ejemplo, que el negocio de los seguros se basa en que la información que poseen ambas partes, la compañía y el tomador del seguro, es más o menos la misma. Si, por ejemplo, la aseguradora supiera que el potencial asegurado tiene una afición extraordinaria a tirarse en parapente y bañarse en lagos helados de madrugada, ello podría suponer al asegurado el pago de una prima especialmente alta por el seguro médico, lo que le podría llevar a quedarse fuera del sistema.

Google compró a primeros de año una empresa dentro del ámbito de la inteligencia artificial, Deep Mind, por unos 500 millones de dólares. Parece razonable pensar que el objetivo de esa compra no sea tratar de resolver el juego del ajedrez.

Si piensas que la tecnología puede solucionar tus problemas de seguridad,está claro que ni entiendes los problemas ni entiendes la tecnología. – Bruce Schneier.

DuckDuckGo es una alternativa que permite que pongamos algunas barreras a ese tsunami de dominación que nos llega de todas partes. No es la solución, pero al menos intentemos hacer unas búsquedas en Internet con la confianza de que nadie, salvo la todopoderosa NSA, pueda cocinar esos datos y hacer suposiciones sobre nosotros con fines dudosamente amigables.

Foto: M. Peinado

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]