Vivimos en un mundo de apps

En muchas ocasiones, durante los cursos que imparto sobre marketing móvil, surgen las mismas preguntas: ¿Necesita mi empresa una app móvil si ya cuento con […]

En muchas ocasiones, durante los cursos que imparto sobre marketing móvil, surgen las mismas preguntas: ¿Necesita mi empresa una app móvil si ya cuento con una web adaptada a smartphones? ¿Hasta qué punto merece la pena la inversión en una aplicación nativa para iOs o Android?

Mi respuesta es siempre la misma: una cosa es perfectamente compatible con la otra. Me gusta destacar la importancia de poseer una web móvil usable, accesible y funcional, pero no es obstáculo para que una empresa, sea del tamaño que sea, decida confeccionar su propia app móvil. Ambas opciones son muy válidas y no implican costes excesivamente altos.

Si hiciéramos caso a las últimas estadísticas, nos daríamos cuenta de que los usuarios se decantan mucho más por las apps que por las webs móviles…

Flurry, una importante empresa dedicada al mundo de la monitorización y la estadística de aplicaciones y entornos móviles, así lo confirma en un informe elaborado recientemente.

De hecho, destaca que vivimos en un mundo donde las apps dominan y las webs resisten a duras penas.

En el informe podemos encontrar gráficos tan interesantes como este:

Informe Flurry

Aquí vemos que un 80% del tiempo que los usuarios norteamericanos pasan conectados a su dispositivo móvil (smartphone o tablet) lo dedican a apps y solamente un 20% al navegador móvil. Solo Facebook, que alcanza un 18%, casi es tan importante como la suma del tiempo que el usuario emplea navegadores, sean de la marca que sean.

Otro dato destacable es el 32% de tiempo que se llevan los juegos. Cuando hablamos de desarrollar apps corporativas, no podemos obviar que los videojuegos son algo cada vez más apetecible para los desarrolladores y profesionales del marketing, ya que logran un engagement mucho mayor con el usuario.

Con el uso de Facebook y de los juegos, ya tenemos el 50% del pastel (¿aún no tienes página de empresa en Facebook?) y, aparentemente, esta red social triplica el uso que hacen los usuarios del resto de redes sociales. Me pregunto dónde estará Twitter en esta gráfica y qué porcentaje ocupará de ese teórico 6% formado por un cajón de sastre de plataformas 2.0.

Si hablamos de navegadores, Safari, el navegador de iOS, es líder absoluto del mercado. Más de la mitad del tiempo que se navega por la red desde un móvil se emplea este software. Este dato podría extrañarnos, ya que sabemos que los usuarios Android son más numerosos que los seguidores de Apple, pero la hegemonía de la compañía de la manzana en tablets aún es muy importante.

Como conclusión, si como empresa queremos profundizar en el entorno móvil, todos los datos apuntan a que debemos decantarnos por desarrollar una aplicación, un sistema que aprovecha al máximo el potencial de los dispositivos móviles y que es capaz de ofrecer muchas más experiencias al usuario. No obstante, en mi opinión, una página web optimizada es muy recomendable en cualquier caso y ayudará a crear un entorno 360 que transmita una imagen moderna e innovadora para nuestra organización.

El auge del móvil está creando oportunidades  y frustraciones al mismo tiempo. No se trata de tener una app por tener, sin ningún objetivo, sino de integrar esta estrategia en la línea global de la empresa.

Imagen @NASA Goddard Photo and Video distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]