Cómo conseguir impactos en los medios de comunicación

Cualquiera que conozca el sector de los medios de comunicación en España sabe que cada vez son menos los periodistas en las redacciones, con lo […]

Cualquiera que conozca el sector de los medios de comunicación en España sabe que cada vez son menos los periodistas en las redacciones, con lo cual, cada vez hay menos tiempo para prestar atención a una nota de prensa (se reciben miles) y existe tal caudal de información que hay que cribar mucho. Con lo cual, si tienes una pyme, es muy difícil hacer pasar tu mensaje y eso que existen muchas vías para hacerlo: Twitter, Facebook…

¿Cómo conseguir esos impactos en los medios con este panorama? Ahí van unos truquillos para conseguir una relación fluida con los periodistas:

  1. Move fast: hace unos años un empresario, que dirigía una pyme, me contaba que en su empresa los correos electrónicos se contestaban en el mismo día, aunque fuese a última hora de la tarde. En efecto, puede parecer una simpleza, pero no lo es, no hay nada que genere peor impresión a un comunicador que una llamada o un email que cae en saco roto o que se responda pasados varios días. Y qué decir de esos correos genéricos de contacto en las web a los que nunca nadie responde… A los medios hay que responderlos siempre, aunque en un primer momento no nos interese aparecer en tal o cual sitio, pero a medio-largo plazo, ¿quién sabe?
  2. Todas las pymes quisieran aparecer en la primera página de un periódico contando su historia, pero no nos engañemos, son pequeñas empresas, no una multinacional con potentes mensajes de comunicación. Por ello, debes medir tus fuerzas y, si tienes un buen contenido, muévelo: “Si no comunicas, no tienes repercusión y nadie te conoce, es como si no existieses”, dice Esther Molina, Dircom del Club del Emprendimiento.
  3. Trabaja a fondo la comunicación y no la dejes en manos de cualquiera: el responsable de Marketing sabe de marketing, pero no de relaciones con los medios y de periodismo. Deja la Comunicación en manos de un profesional y déjate asesorar. Innova, arriésgate en la medida de lo posible. Aunque muchos digan que la nota de prensa está obsoleta, sigue funcionando, pero hay que darle una buena percha, algo que llame la atención del periodista. Y si no, hay otras vías, como un encuentro con la prensa, una comida de tú a tú… Trata de que la comunicación sea fluida, pero sin atosigar.
  4. Trata siempre de estar disponible, consigue que se acuerden de ti”, dice Molina. En efecto, con miles de empresas comunicando, llama tú a la puerta, no esperes a que vengan a buscarte.
  5. No cambies de estrategia comunicativa como de chaqueta: eso confunde al receptor y tu mensaje acaba no estando claro.
  6. Si surge algún problema empresarial, comunícalo: es mejor comunicar algo que cerrarse en banda y esconder la cabeza como los avestruces, eso da peor imagen. Forma una gabinete de crisis y define vuestra estrategia.
  7. Distintas vías de comunicación, distintos mensajes: lo que es válido para la prensa de papel no lo es para la digital y tampoco para Twitter o Facebook. Hay que saber adaptarse a las necesidades de estos canales y las de sus usuarios.
  8. Sé divertido en tus mensajes, pero sin pasarte. El humor es bienvenido, por ejemplo, en redes sociales, pero sin pasarte de frenada. Mejor que te recuerden como cauto a que seas el chascarrillo de los errores.
  9. Una buena historia siempre tiene cabida en los medios: seguro que alguna hay en tu empresa, en tus servicios, en tus productos. Es cuestión de pensar.
  10. Para muchos dirigentes de pymes, la comunicación es un gasto y no merece la pena. Y solo se acuerdan de ella cuando tienen un problema en la empresa. Es un error: la comunicación supone dinero, sí, pero es sobre todo una inversión que a la larga da sus frutos, y así debe considerarse.

 

Foto: blickpixel

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]