9 formas de actuar de los emprendedores de verdad

¿Cuándo piensas realizar tu sueño?, le preguntó el maestro al discípulo. ¡Cuando tenga la oportunidad de hacerlo!, respondió éste. El maestro le replicó: La oportunidad […]

¿Cuándo piensas realizar tu sueño?, le preguntó el maestro al discípulo.

¡Cuando tenga la oportunidad de hacerlo!, respondió éste.

El maestro le replicó:

La oportunidad nunca llega, la oportunidad ya está aquí.

 

Anthony de Mello

 

Las ideas están sobrevaloradas, lo importante son las experiencias

En un evento para emprendedores, estaba sentado junto a una profesional que recibió un premio el año anterior por su idea de negocio. Le pregunté qué tal marchaba ese proyecto: ‘Uy, desde que recibimos este galardón hemos cambiado de idea y de proyecto muchas veces’.

 

Si aún estas esperando a tener una buena idea, significa que no has entendido qué es tener una buena idea.Todo el mundo tiene ideas todo el rato. No le des vueltas a si son buenas o malas, tú mismo las convertirás en buenas o malas al ejecutarlas. Yo soy de los que piensan que la idea no vale nada.

 

César Martín, fundador de Alzado.org.

 

Nueve formas de actuar de los emprendedores ‘de verdad

Analicemos estas 9 fórmulas y veremos que ninguna de ellas consiste en dar demasiado valor a la idea.

 

1. Ten fe en ti mismo, no en tu idea

Esta reflexión de Ash Maurya, asesor de emprendedores y startups quiere resaltar que ideas hay muchas, lo que importa es tu competencia y motivación para convertirlas en proyectos.

Un potencial emprendedor no necesita tanto pasión por su idea de negocio como pasión por los negocios.

Tienen más probabilidades de éxito los profesionales que cuentan con las competencias y la motivación por emprender proyectos, que aquellos con la obsesión por sacar adelante uno en particular.

El emprendedor e inversor Carlos Blanco, afirma que la idea es el principal enemigo del emprendedor.

Para un negocio, la idea es sólo un impulsor, un motivador de la acción, pero lo importante es la ejecución. Muchas personas tiene ideas pero sólo aquellas que son emprendedoras deciden hacer algo al respecto.

El éxito tiene más que ver con intentar muchas cosas diferentes que con grandes iluminaciones. Las ideas son el origen de cualquier proyecto pero solo una parte del proyecto.

Más importante que la idea es la búsqueda de un modelo de negocio.

 

2. La mejor idea es la primera venta 

El mayor riesgo no está en el producto, sino en encontrar clientes y mercados.

Existen buenas ideas que no lo parecían al principio y malas ideas que se nos antojaron excelentes. Solo su desarrollo nos puede revelar su verdadera cara.  Solo empezaremos a saber que hemos dado con una buena idea cuando empecemos a realizar las primeras ventas u obtengamos los primeros ingresos. Y ni aún así.

 

¿Hay que ser innovador para emprender?  

También el emprendedor Martín Varsavsky cuestiona la importancia de la idea que, según él, solo vale el 10% del proyecto.

En los eventos para emprendedores y en los concursos y premios para startups se tiende a pensar que se valoran las iniciativas innovadoras, divertidas y diferentes, porque generalmente reciben más atención mediática y son mejor acogidas.

Pero no existe una relación directa entre lo interesante que parezca un proyecto y sus posibilidades de  éxito. Ideas convencionales y aburridas pueden tener más proyección que otras realmente impactantes.

Tampoco una buena presentación de un negocio significa que éste sea bueno.

 

3. ¿Cómo valorar si tu idea de negocio es buena? 

Según Carlos Barrabés, emprendedor e inversor español, hay dos oportunidades de negocio: convertir el mundo offline en online, y todo lo que apoye y acelere la globalización.

Si quieres evaluar tu idea de negocio, hazte estas tres preguntas:

  1. ¿Cuánto mejor es mi idea o proyecto comparada con soluciones similares que ya existen?
  2. ¿Cuántas personas estarían interesadas en comprar los servicios y productos que propongo?
  3. ¿A cuántas personas afecta la solución o el problema?

Tus respuestas no validarán tu idea, pero pueden darte perspectiva.

Obviamente también debes considerar muchos otros factores implicados, como tus habilidades para desarrollar el proyecto y crear el equipo o las necesidades financieras, ¡qué te voy a contar!

Resolver esos problemas es parte de ser emprendedor.

 

4. Experimenta: no esperes a estar preparado para empezar tu proyecto, comiénzalo para prepararte

Cualquier cosa que se te ocurra hacer, ponte a hacerla  y comprueba qué pasa.

El verdadero emprendedor es un ‘hacedor’ más que un soñador, dijo Nolan Bushnell, fundador de Atari, la empresa pionera de la industria de los videojuegos.

Existen muchas estadísticas que revelan la poca esperanza de vida de las nuevas pymes y negocios que se crean.

Estos datos, lejos de desmotivar la iniciativa, lo que hacen es resaltar la importancia de diseñar experiencias baratas, sencillas y rápidas que permitan validar los proyectos, aprender de los resultados y controlar las inversiones y los gastos.

Se puede y se debe elaborar un plan de negocio, pero es mejor si se basa en actuar y poner a prueba nuestro proyecto más que en analizarlo en abstracto.

En lugar de imaginar a quién venderías tus servicios o productos, ponte a vender algún prototipo a un cliente concreto, a ver qué pasa. Definir tus objetivos e ideas es definir de forma concreta y especializada qué quieres vender y a quién. 

 

El mercado nunca está ‘preparado’ hasta que alguien demuestra que sí y los demás ponen cara de tontos.

 

Julio Alonso, fundador y CEO de Weblogs

 

Esta sabia reflexión de Julio Alonso, muestra que la experimentación es la mejor fuente de conocimiento. Internet es un campo de pruebas muy barato para poner a prueba proyectos tecnológicos de bajo coste, como las startups, y para medir la opinión de miles de personas acerca de nuestras ideas de negocio.

 

5. ‘Prototipa’, construye algo básico y mejóralo luego

El perfeccionismo puede ser una excusa para no hacer, para no empezar.

El aspecto básico de cualquier metodología lean o ligera para abordar proyectos es experimentar.

Tal vez tu objetivo sea montar una peluquería o un centro de estética de lujo, pero para alcanzar ese ideal nada mejor que ponerse a ‘currar’ ya, por ejemplo, captando clientes desde tu puesto de trabajo actual o empezando a prestar servicios a domicilio llevando tu propio maletín de trabajo.

Esas primeras experiencias te ofrecerán información sobre la viabilidad de tu proyecto inicial y guiarán las siguientes versiones, si es que decides continuar con la idea de emprender.

No hace falta que la puesta en marcha de tu proyecto sea perfecta ni ‘mucho mejor’. Pon cuanto antes la ‘primera versión’ del producto en el mercado y conocerás la reacción de los clientes potenciales, descubrirás nuevos segmentos o perfiles de clientes y aprenderás cómo mejorar tu producto.

Es más efectivo concentrarse en lo relevante, no en los detalles, para evitar retrasos y costes.

 

6. Vende desde el primer momento: busca clientes antes de crear el servicio o elaborar el producto

Se trata de encontrar potenciales clientes que nos digan: ‘si montas esto que me cuentas es probable que te lo compre.’

Pon un precio a tus servicios desde el primer día. Puedes catalogar productos y precios, por ejemplo, usando Pinterest o directamente puedes convertir tu página web o tu página de Facebook en una plataforma sencilla de comercio electrónico usando aplicaciones españolas como Palbin.

En el ámbito de las empresas de internet, el emprendedor e inversor Marek Fodor, afirma que el éxito de una startup es conseguir usuarios, clientes e inversores, en ése orden.

 

Las ideas no mueren pero la inspiración sí: actúa hoy mismo.

 

Rework. Fried y Heinemeier, 2010

 

 

7.  ¿Qué harías para ganar dinero con cinco euros en dos horas?

El Five-Dollar Challenge es una conocida dinámica de enseñanza para fomentar el emprendimiento entre los estudiantes de la Universidad de Stanford. (Ver libro de Tina Seelig. ‘What I wish I knew when I was 20’.)

En su versión original, se organizaron varios grupos de alumnos y cada equipo recibió un sobre con 5 dólares de financiación para preparar una iniciativa.  El objetivo fue obtener la mayor cantidad de ingresos en 2 horas a partir de esa inversión inicial.

Algunos equipos ganaron cientos de dólares con ideas originales, como la intermediación en las reservas de restaurantes populares para evitar esperas a los clientes.

Otro grupo creó un servicio gratuito de revisión de presión de las ruedas de las bicicletas de los estudiantes del campus. Si era necesario el servicio complementario de inflado de las ruedas, tenía un coste de un dólar.

Más tarde, dentro del tiempo de la prueba, dejaron de cobrar el dólar para pasar a un modelo de donación en el que cada cliente pagaba lo que consideraba adecuado, logrando así un aumento de ingresos.

Pero el grupo de estudiantes que consiguió más ingresos, 650 dólares, no se centró en los 5 dólares iniciales ni en las 2 horas que duraba el desafío propuesto. En su lugar identificaron una posibilidad de ingresos más valiosa en la presentación de su proyecto el lunes siguiente, en la que cada uno de los equipos contaría con 3 minutos.

Los integrantes del equipo decidieron crear un anuncio de tres minutos para una compañía que quería reclutar a estudiantes  y lo mostró a sus compañeros de clase durante la presentación de su proyecto 😉

 

8. Enfócate el tiempo necesario en los momentos adecuados

¿Emprender es una dedicación a tiempo completo?

¿Son emprendedores ‘de mentira’ aquellos que no se dedican a su proyecto de lunes a viernes (o de lunes a domingo) desde que se levantan hasta que se acuestan?

Jesús Encinar, impulsor del portal inmobiliario Idealista, cree que empezar un negocio es algo muy serio y es difícil hacerlo en tus ratos libres:

 

Si de veras quieres empezar un negocio deja tu trabajo, reduce tus gastos y dedícate a ello a tiempo completo. Es la única manera de darle una oportunidad de éxito a tu idea.

 

Jesús Encinar, fundador de Idealista.com

 

Dedica a emprender el tiempo que tengas. La dedicación absoluta a tu proyecto es una necesidad en el caso de las iniciativas emprendedoras que lo exigen.

Pero muchos negocios pueden planearse y desarrollarse de forma gradual, al menos en sus fases indagatorias o preparatorias, y la actividad emprendedora puede ser compatible con el desempeño de un trabajo por cuenta ajena. En algunos casos, ese empleo incluso puede facilitar la obtención de los recursos, contactos y conocimiento del sector necesarios para impulsar el proyecto. 

Por ejemplo, una persona que estudia oposiciones para convertirse en profesor de educación secundaria puede a la vez analizar las posibilidades de crear su propio centro de formación.

Con una sola hora a la semana es más que probable que en menos de un año haya diseñado un plan de negocio estructurado. Tal vez en un futuro próximo, el proyecto requiera inversión importante y mucho tiempo, pero no todavía.

Que la alta dedicación que requerirá tu negocio no sea una excusa para no dedicar el tiempo que tienes ahora.

 

9. Citas sobre emprender probando o sobre probar para emprender

 

Ve al borde del precipicio y salta. Constrúyete las alas mientras caes

 

Ray Bradbury

 

Esta frase de Bradbury puede inspirar el emprendimiento ‘sobre la marcha’, pero siempre que no se tome al pie de la letra. Experimentar es la mejor forma de aprender siempre que se controlen los riesgos y la inversión.

Termino este artículo con nueve citas sobre la importancia de la experimentación en el emprendimiento.

¿Cuál te parece más interesante? Yo me quedo con la última 😉

 

Si la primera versión de tu producto no te da vergüenza, es que la has sacado demasiado tarde. [Tuitear esta cita]

 

Guía para aprender del fracaso profesional

Algunos fracasos ayudan a mejorar, y muchos otros fracasos sólo ayudan a fracasar. Cuestión de método. [Tuitear esta cita]

 

Mario López de Ávila

No hagas planes, haz prototipos. [Tuitear esta cita]

 

Javier Cuervo

Las startups son una metáfora del Siglo XXI: rápidas y ligeras; prototipan y prueban en el mercado. [Tuitear esta cita]

 

Elena Gómez Pozuelo

Un emprendedor es el que monta su empresa buscando un modelo de negocio. Un empresario es el que ha encontrado el modelo de negocio. [Tuitear esta cita]

 

 Seth Godin 

¿Qué es una gran idea? Una pequeña idea que nadie mata muy deprisa. [Tuitear esta cita]

 

Steve Jobs

Es difícil diseñar productos con base en Focus Groups. La gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas. [Tuitear esta cita]

 

 

Joshua Benton

Creo que la posibilidad que Internet da a las personas de publicar sus palabras, su trabajo, sin necesitar un modelo de negocio, es algo realmente glorioso. [Tuitear esta cita]

 

 Fernando Moreno Nieto

El tamaño sí importa: si tienes 10.000 euros puedes hacer 10 pruebas de 1000 euros. [Tuitear esta cita]

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]