Qué podemos aprender de los mejores anuncios de Navidad de este año

Los publicistas se ponen muy sentimentales por Navidad, yo también. Con esta predisposición genética hace mucho que por estas fechas introduje la tradición de darme […]

Los publicistas se ponen muy sentimentales por Navidad, yo también. Con esta predisposición genética hace mucho que por estas fechas introduje la tradición de darme un atracón de spots y disfrutar de su desbordante creatividad. Pero este año además he decidido sacar provecho al primero de los festines, haciendo una lectura en clave de gestión de empresa de algunos de los mejores anuncios de Navidad.

Pero antes de nada, una advertencia, si no quieres que te destripe su argumento revisa primero los vídeos, vamos, que el texto contiene spoilers (resulta lamentable, pero casi nos entendemos mejor en inglés).

 

‘The Boy and The Piano’: sin esfuerzo no hay recompensa

A todo el Reino Unido se le humedece la mirada con este vídeo de la cadena de grandes almacenes John Lewis. Con una producción millonaria este anuncio es uno de los más esperados del año en el país y, una vez más, está a la altura de las expectativas. Claro que para lograrlo ha contado con el mismísimo Elton John.

Desde la soledad del salón de su casa, y con un batín que no defrauda, poco más de dos minutos son suficientes para hacer un recorrido por algunas de las actuaciones más emblemáticas de su carrera, con el acompañamiento musical de Your Song. Desde sus recientes actuaciones en Las Vegas, o la grabación en estudio de uno de sus primeros éxitos en 1970, a escenas pretendidamente íntimas como cuando anima una fiesta en los años 60 o en la década de los 50 recibe un piano de regalo, vemos cómo la construcción de uno de los mitos mundiales del pop no es flor de un día.

 

Lección 1. Bajo la idea promocional del ‘poder del regalo’, los grandes almacenes reflejan a la perfección el ‘poder del esfuerzo’ en el camino hacia el éxito. Sin duda, se trata de uno de los tópicos más manidos del recetario emprendedor, pero son las actitudes esenciales las que siguen moviendo la empresa, no lo dudes. El esfuerzo y la firme decisión por mantenerse fiel al plan son atributos esenciales para quienes no solo aspiran a conseguirlo, sino que quieren mantenerlo en el tiempo, como el bueno de John ha hecho durante cinco décadas.

 

‘Fast Forward’: aprovechar la oportunidad

Nada que ver con la anterior producción desde el punto de vista artístico, enseguida comprenderás por qué ha sido seleccionado este anuncio. La también británica cadena de supermercados Waitrose & Partners parece burlarse de la acaramelada campaña navideña de John Lewis para vender uno de sus postres. Vemos cómo en una típica familia inglesa, madre e hija quedan paralizadas frente al televisor al escuchar los primeros acordes del anuncio, pero el padre toma el mando para avanzar en modo rápido (fast forward) su visionado y acabarlo lo antes posible. La razón no es otra que no demorar más el disfrute de uno de los postres de la red de supermercados: #TooGoodToWait, dice la etiqueta de la campaña.

 

 

Lección 2. El buen emprendedor aprovecha las oportunidades que surgen en el camino. Mantenerse fiel al objetivo no debe entrar en conflicto con mostrar la flexibilidad o cintura necesarias para sumarse a la tendencia, aportando valor. En este caso, con una sonrisa es suficiente.

Y sorpresa final. Para la tranquilidad de los que consideran recriminable aprovecharse del tirón mediático de una campaña millonaria de la competencia para hacer ruido, conviene saber que aunque ambas cadenas compiten en el mercado, desde 1937 tienen el mismo dueño.

 

‘Tenemos que vernos’: saber priorizar

La más emotiva (y viral) de las campañas navideñas de este año es el anuncio del licor Ruavieja, que saca el máximo partido al formato de experimento social que tantos éxitos está dando a la publicidad en los últimos años.

“La gente afirma que sus seres queridos son lo más importante, pero la distribución de su tiempo no lo demuestra”, dice en el anuncio el psicólogo Rafael Santandreu. Tesis que se demuestra al sentar frente a frente a parejas de amigos íntimos a los que se les pregunta sobre la periodicidad de sus encuentros. Las respuestas tienen un impactante resultado, que en este caso -aunque intuís- no voy a desvelar, en el supuesto de que alguien no lo haya visto aún.

 

 

Lección 3: Que la falta de tiempo (la urgencia) no te impida hacer lo importante. Este mensaje es crucial, no ya para tener éxito empresarial, sino para sobrevivir. En el anuncio se enfrentan las ideas del poco tiempo que compartimos con los amigos con el mucho que pasamos frente a las pantallas, pero desde el punto de vista del emprendedor, la lección nos debe llevar a aprender a priorizar. Por cierto, esas pantallas han permitido que el anuncio contara con más de 7,6 millones de visualizaciones de Youtube en los cinco primeros días.

 

‘22 otra vez’: compartido, el éxito sabe mejor

En esta selección no podía faltar una de las campañas más tradicionales y que más se comentan cada vez que se acercan estas fiestas. En 2018 el anuncio de la Lotería de Navidad ha merecido un aplauso de consenso con esa historia sobre la infelicidad del éxito solitario y la ambición desmedida que humedece los ojos, esta vez sí, de los españoles.

 

 

Lección 4: La unión con las personas y la unidad del equipo nos conducen al éxito. Quiero pensar que, más por convencimiento que por oportunismo, es un valor que se reivindica de forma creciente en la gran empresa. Pero la pequeña es mayoritariamente individualista, además en un doble sentido. Por un lado, su gestión sigue siendo personalista, porque su máximo responsable quiere sostener sobre sus hombros cualquier tipo de responsabilidad, además de supervisar todas las tareas. Por otro, este tipo de empresa acostumbra a ser muy reacia al acuerdo de colaboración con otras empresas o profesionales independientes.

Aprovecharemos que la Navidad está próxima para desear que los gestores de la pequeña empresa y la microempresa aprendan a delegar y confiar en el equipo, y además incorporen la cultura de la colaboración a su saber hacer. Pronto comprobarán que ambas actitudes pueden convertirse en importantes palancas de crecimiento.