Cinco claves de la pyme digital

Ya nadie discute la conveniencia de tener una web y de estar presente en internet. Si tienes un negocio y no estás en internet, no […]

Ya nadie discute la conveniencia de tener una web y de estar presente en internet. Si tienes un negocio y no estás en internet, no existes. Pero esa presencia debe ser efectiva. Hay que moverse y llamar la atención de los clientes potenciales igual que una fuerza de ventas tradicional haría para un negocio offline.

Web dinámica: un blog te acerca a tus clientes

El contenido de una web es uno de los factores que influyen en la posición que ésta va a ocupar en las búsquedas que la gente haga en cualquier buscador (por ejemplo, Google) sobre palabras relacionadas con tu negocio. Si día a día vas añadiendo información a tu web, cada vez vas teniendo una mejor consideración como una fuente de valor y conocimiento al usuario, y vas ganando posición en los buscadores.

La forma de ir creando de forma dinámica este contenido es a través de un blog.

Por un lado, podrás crear un canal de comunicación a través del cual informar, contar experiencias o realizar una labor divulgativa sobre la temática de tu actividad; por otro lado, tus lectores podrán hacer comentarios a esos artículos, preguntar dudas, hacer sugerencias…

Redes sociales: comunicación, marketing y atención al cliente

Aunque los blogs son la base de la web 2.0 y marcan un carácter interactivo con los usuarios, es cierto que las redes sociales (Facebook, Twitter, LinkedIn,…) han logrado ofrecer un nuevo espacio de comunicación y relación que ha enriquecido de manera especial el campo de oportunidades para cualquier empresa y, en especial, para las pymes.

La comunidad de usuarios que una pyme puede generar en torno a su actividad en una red social, siempre va a tener un vínculo más directo y especial que el que se ha podido crear desde otros medios más tradicionales.

Desde la cuenta o página de la empresa en una red social, la pyme puede comunicar noticias de interés, ofertas, avisos,… recibidos directamente por su comunidad de usuarios, y percibidos por estos como información de valor, pues son ellos los que, libremente, han decidido adscribirse. Y ese valor especial también reside en la posibilidad que tienen los propios usuarios de comunicarse de una forma exclusiva y cercana, rápida y eficiente, en tiempo real pero al mismo tiempo perfectamente monitorizable.

Estas tareas de comunicación, marketing y atención al cliente se pueden llevar a cabo de muchas maneras, pero las nuevas herramientas que han proporcionado las TIC, permiten que una pyme, con un presupuesto ajustado, tenga opción de crear un canal mucho más amplio y de mayor alcance que con los medios tradicionales.

Plataformas y agregadores: todos los puntos de acceso cuentan

Tienes tu web y estás presente en las redes sociales. Bien. Pero hay que seguir sumando.

En internet se han creado y se siguen creando cada día lo que se denominan “agregadores” o portales verticales. Son sitios web en los que se trata de reunir las diferentes páginas de negocios o proyectos de una misma temática o sector, a modo de catálogo, y la mayoría de las veces se da la opción a los usuarios de comparar y valorar cada uno.

Lo importante de estar en este tipo de sitios, es que, además de ser un escaparate más, se suma el trabajo de difusión y captación de usuarios que el propio agregador hace. En algunas ocasiones, además, dan opciones de estar en las primeras posiciones o de un modo más visible con un coste mucho menor de lo que tendría poner un anuncio físico en una calle.

Algunos portales te ofrecen posibilidades tecnológicas más avanzadas que pueden ser un importante punto a favor para tu negocio.

Haz negocio vía web: servicios online

¿Y por qué no utilizar la web para hacer negocio directamente? Muchos de los negocios que se crean en esta era digital salen directamente configurados con este modelo.

Hay tiendas físicas que han habilitado tienda online, pero ya están surgiendo una gran cantidad de tiendas que operan de forma online exclusivamente.

En todo caso, sea cual sea tu actividad de negocio, siempre puedes dar algún paso en el plano online para lograr optimizar éste. Puedes crear en la web un formulario para solicitar más información sobre tus servicios o productos, puedes ofrecer asesoramiento vía chat en la propia web, o puedes poner un catálogo de documentación disponible para descargar.

Para este tipo de servicios, tendrás que integrar una pasarela de pago, tipo Paypal o Visa Secure. Si son servicios con un plazo de ejecución suficiente, puedes recurrir al sistema de transferencia bancaria.

¡Integra! Concepto Mashup

Tu web y tu imagen como negocio se puede beneficiar de funcionalidades complementarias que otros han desarrollado. A través de APIs abiertas y fuentes de datos RSS de sitios que pueden aportarnos contenido de interés para nuestros usuarios o clientes y que aportan valor, complementando nuestros servicios.
Si en tu web los usuarios pueden consultar un mapa para ver tu localización o pueden ver las últimas noticias sobre tu sector, estás enriqueciendo la experiencia del usuario en tu web.

Este concepto se conoce como Mashup, y algunos ejemplos son:

Facebook, Twitter y LinkedIn tienen sus propias APIs para poder hacer “más social” tu web.

Existen sitios donde consultar las APIs disponibles de los servicios más conocidos, se pueden ver ejemplos y consejos relativos al tema.

Imagen : © Rosaura Ochoa, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0.

 

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]