Cuatro ideas para mejorar la estrategia de contenidos digitales

El éxito de toda estrategia de marketing online se basa, en pocas palabras, en hacer llegar un mensaje sencillo al público adecuado. Para establecer ese […]

El éxito de toda estrategia de marketing online se basa, en pocas palabras, en hacer llegar un mensaje sencillo al público adecuado. Para establecer ese nexo de unión entre una empresa y su target, la primera ha de recurrir inevitablemente a los contenidos digitales. Fotos, vídeos, apps… Todos los usuarios necesitan consumir diariamente una buena dosis de información. ¿Está nuestro negocio preparado para ‘saciar’ a los internautas?

 Para responder a la pregunta anterior, nos basaremos en los resultados del último Estudio de Uso y Actitudes de Consumo de Contenidos Digitales de la ONTSI, que analiza la presencia constante de Internet en nuestro día a día. Según el informe, el ranking de consumo estaría liderado por las fotografías digitales, el producto más demandado en el entorno 2.0. En segundo lugar, las apps, utilizadas a diario por el 67% de los usuarios. A continuación, la ONTSI señala a la prensa digital como la tercera opción preferida por los internautas, por encima de las redes sociales y los contenidos audiovisuales ‘puros’ (películas, series, música, etc.).

A juzgar por estos resultados, parece que lo mejor sería que nuestra empresa apostara decididamente por una estrategia de creación de contenido basada en fotos; o que nos centráramos en desarrollar apps para nuestro negocio. Pero no, las opciones mayoritarias no sirven. Hay que segmentar los datos y analizar las necesidades de nuestro público para que el mensaje que transmitamos sea verdaderamente efectivo. Siguiendo este pensamiento, vamos a desarrollar a continuación cuatro ideas que nos pueden ayudar a optimizar la content strategy de nuestro negocio.

 

Segmentación de contenido por sexo y edad

Los contenidos digitales que aportan más Return Of Internet (ROI) a las empresas no son los mayoritarios, sino los más específicos según nichos de mercado. Analizando los datos de la ONTSI, nos damos cuenta que los hombres, por ejemplo, son consumidores y usuarios de mayor intensidad que las mujeres de casi todos los tipos de contenidos (salvo en los eBooks y las redes sociales).

Por franjas de edad, los millennials son con diferencia los que realizan un consumo más intensivo y diversificado de contenidos digitales. Los menores de 34 años son proactivos en la búsqueda y selección de información, y se muestran entusiastas ante la personalización de la misma.

Idea: Elabora tu estrategia de contenidos digitales pensando en el cliente ideal para tu negocio, es decir, construyendo un buyer persona.

 

Las fotografías, ¿son la panacea?

Es cierto que sin un apoyo visual, cualquier contenido digital quedaría un poco huérfano, pero basar nuestra estrategia online únicamente en la fotografía sería un error. Debemos adaptar este recurso a los hábitos de consumo de nuestro público. Por ejemplo, la mayoría de usuarios (un 57,9%) ve fotos a través del móvil. Por tanto, una buena forma de orientar nuestras acciones de marketing sería pensar en el dispositivo que usan nuestros clientes para acceder a la información que demandan.

Idea: El consumo de fotografía es ‘multiplataforma’. Una buena imagen publicada en una red social puede darnos mucho alcance, pero también podemos utilizar otros medios para llegar a nuestro público (por ejemplo, envío de fotos vía email o mensajería instantánea).

 

Contenidos de pago

Casi uno de cada tres españoles ha pagado en el último año por algún contenido digital. Estamos, por tanto, ante un cambio de tendencia. Se sigue valorando lo gratuito, como es lógico, pero se escoge la calidad (aunque nos cueste dinero).

En este escenario, la fórmula ideal para el usuario es el pago por consumo. En cuanto a tipos de contenido, la preferencia es ‘invertir’ en contenidos de tipo formativo y en ebooks.

Idea: Ofrecer contenidos de pago puede ser una fórmula innovadora para nuestro negocio, siempre que lo que preparemos sea de calidad. El mejor tipo de contenido para pago por consumo es el material educativo o formativo online (que supone un 23,3% del uso mayoritario).

 

Contenidos ‘minoritarios’

¿Qué ha pasado con webs, blogs, foros y demás? Tranquilos, siguen siendo importantes en la estrategia de creación de contenido digital, pero en comparación con las fotografías o las apps, son menos usados. La lectura de este tipo de sitios supone un 55,4% del uso total. Y un dato que quizás sorprenda: uno de cada tres españoles consulta webs o blogs a través del móvil. En este sentido, el dispositivo es la clave.

Idea: La creación de contenido a través de web o blog sigue siendo efectiva, pero cada vez es más difícil de optimizar y viralizar. La clave está en desarrollar una estrategia omnicanal que aúne todos los formatos. Por ejemplo, si tenemos un blog corporativo, el post que publiquemos debe estar orientado a SEO y es recomendable que se pueda compartir en redes sociales.

Elaborar una estrategia de contenidos digitales efectiva requiere de un estudio previo del mercado en el que nos encontremos. La clave está en pensar en nuestro cliente, para ofrecerle un producto de calidad que transmita sentimientos positivos hacia nuestra marca.