Percentil, el consumo colaborativo llega al mundo infantil

El consumo colaborativo es un cambio social y económico que conlleva una nueva forma de comprar. El consumo deja de ser individual y se basa en […]

El consumo colaborativo es un cambio social y económico que conlleva una nueva forma de comprar. El consumo deja de ser individual y se basa en modelos de trueque, uso compartido o alquiler. Compartir es algo intrínseco al ser humano desde el comienzo de los tiempos, aunque en las sociedades “modernas” es algo que tenemos prácticamente olvidado. Pero la crisis económica y la conciencia medioambiental y social están marcando cambios. Además, el acceso rápido y fácil a las nuevas tecnologías y redes sociales hace que se eliminen barreras y que compartir sea más frecuente.

Ejemplos de este tipo de iniciativas son el uso compartido del coche, bicicletas, huertos o espacios de trabajo, el intercambio de vivienda para vacaciones, los mercados online y el trueque de productos de segunda mano, iniciativas que cada día van ganando más peso en nuestra sociedad.

En este ámbito del consumo colaborativo nace Percentil, un proyecto 100% online que ha cambiado la forma de comprar productos relacionados con la infancia. La idea sobre la que se asienta el negocio es simple: los niños crecen, la ropa no. Percentil es un intermediario que gestiona prendas infantiles casi nuevas. Después de un meticuloso proceso de control de calidad, venden ropa infantil usada a  padres que buscan ropa de calidad para sus hijos a precios asequibles.Las prendas que no pasan el control de calidad son donadas a las ONG.

Percentil actúa como verificador de la calidad y no simplemente como un punto de conexión entre compradores y vendedores, con lo que se elimina uno de los mayores handicaps a la hora de comprar ropa de segunda mano: la duda sobre la calidad de la misma.

Los vendedores de los productos son más que proveedores, pasan a ser “socios” del negocio de Percentil. Proporcionan la “materia prima” y Percentil les incentiva abonando un 20-40% del P.V.P. del producto nuevo en el mercado.

Otro punto importante de su modelo de negocio es que los “vendedores” se convierten a su vez en “compradores”, maximizando así su margen neto. El medio para conseguirlo es ofreciéndoles la compra de productos en su página web con el dinero obtenido de sus ventas, en lugar de reembolsárselo.

Aunque en España este proyecto es aún pionero, en el Norte de Europa y en Estados Unidos (ThredUP es el líder del mercado online) comprar ropa de segunda mano para niños es algo habitual, tanto en tiendas físicas como a través de Internet.

Periodos de crisis económica como el actual hacen que modelos como este tengan mucha aceptación, y que negocios en distintos sectores relacionados con el consumo colaborativo sean más bienvenidos que nunca. 

 

Foto @Pink Sherbet Photography, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0

 

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]