Infografía: La revolución del ‘smartphone’ como herramienta profesional

El sector TMT (Tecnologías, Medios y Telecomunicaciones) va a vivir impactantes cambios en los próximos años. La forma en la que las personas utilizan las […]

El sector TMT (Tecnologías, Medios y Telecomunicaciones) va a vivir impactantes cambios en los próximos años. La forma en la que las personas utilizan las nuevas tecnologías, concretamente en el ámbito profesional, es uno de los componentes principales de la transformación digital. Parece claro que los cambios van a concentrarse principalmente en el smartphone. Este dispositivo está dejando en segundo plano a todos los demás y sustituyendo a algunos medios de comunicación.

Los sistemas operativos y los procesadores del smartphone se superan cada día. Las mejoras en la cámara están dotando a las fotos de mucha calidad y la realidad aumentada permite simular cómo quedaría ese sofá que tanto nos gusta en nuestro propio salón o incluso cantar una canción con nuestro artista favorito. El éxito actual del smartphone va a acentuarse en los próximos años debido a las innovaciones que van a introducirse, siendo algunas más notorias que otras, pero todas con el objetivo de hacernos la vida más sencilla y entretenida.

Para los profesionales y empresas, el smartphone también puede convertirse en una herramienta importante para mejorar la competitividad apoyándose en aplicaciones que mejoran la eficiencia de muchos procesos. Tecnología y creatividad en el modelo de negocio se unen para adaptarse a las demandas de los usuarios.

 

Realidad aumentada, ¿verdad o ilusión?

La realidad aumentada es la tecnología que permite incorporar elementos generados por una computadora al mundo real y podemos experimentarla a través de nuestro smartphone. Con la realidad aumentada, el mundo físico y el digital se entremezclan, a diferencia de lo que ocurre en la realidad virtual, donde el resultado final es ficticio. Ahora los usuarios de smartphone pueden superponer imágenes virtuales sobre una realidad ya existente para crear, ver y compartir este tipo de contenido interactivo y vivir una experiencia estimulante.

 

Con la realidad aumentada, mundo físico y virtual se entremezclan

 

La tecnología de la realidad aumentada lleva décadas desarrollándose, pero ha sido hace poco cuando se ha generalizado su implementación y la creación de contenido de realidad aumentada se ha simplificado. Anteriormente la realidad aumentada se centraba en filtros fotográficos, del tipo de los que podían ofrecer apps como Instagram o Snapchat. Ahora las posibilidades son mayores y la calidad de la tecnología mucho mejor. Deloitte, en su informe de 2018 sobre Predicciones de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones, estima que a finales de este año más de mil millones de usuarios de smartphone habrán descargado una aplicación o habrán actualizado el sistema operativo de su teléfono para poder hacer uso de la realidad aumentada. También serán mil millones de personas las que en 2020 estén creando y compartiendo contenido de realidad aumentada.

 

En 2020 mil millones de personas crearán contenido de realidad aumentada

 

Realidad aumentada como herramienta de venta

A parte de las apps que ofrecen realidad aumentada como entretenimiento, también hay las que se centran en ofrecer un servicio con fines comerciales, como por ejemplo en permitir a los usuarios ver cómo nos quedaría cierto tono de pintalabios o colocar un mueble virtual en nuestra casa, como ya permite la app Ikea Place.

Para los profesionales, la incorporación de realidad aumentada será un diferenciador clave, pues servirá como una estrategia de marketing también. Por ejemplo, se le puede dar la posibilidad al cliente de colocar el logo o marca de la empresa sobre un espacio que éste elija, de forma virtual. La realidad aumentada también puede ser aplicada a la asistencia de venta, de posventa y la orientación técnica. Las posibilidades para las pymes son ilimitadas.

 

La realidad aumentada es un diferenciador clave para las empresas

 

Según Deloitte, los ingresos que provienen de la incorporación de la realidad aumentada pueden multiplicarse por diez este año. Para que esto sea así, detrás de la creación de contenido de realidad aumentada debe haber móviles con poderosos procesadores y un hardware eficiente en términos de energía.

 

La evolución de la cámara del smartphone

La cámara es uno de los principales diferenciadores para los smartphones y será uno de los focos principales de perfeccionamiento durante los próximos cinco años. Las mejoras en hardware y software están permitiendo que los teléfonos móviles hagan fotografías muy parecidas en cuanto al nivel de calidad a las que podría hacer una cámara tradicional, mucho más voluminosa y pesada.

Un efecto fotográfico que está muy de moda en la actualidad es la función bokeh, que consiste en que el sujeto principal de la fotografía aparece enfocado y el resto borroso, haciendo que este destaque sobre lo demás y dando un efecto muy profesional. Esta función fue introducida por primera vez en un smartphone en 2016. Actualmente se consigue mediante un modelo de dos cámaras traseras, pero desde Deloitte apuntan a que el futuro del efecto bokeh está en necesitar una sola cámara, lo que dejaría espacio en el dispositivo móvil para otros componentes o una batería más grande.

Otra innovación en el terreno fotográfico es la función de la estabilización, que intenta mitigar el impacto de que el dispositivo se mueva mientras se toma la foto y eso interfiera en la nitidez de la imagen. Estas asombrosas mejoras en la tecnología de las cámaras móviles hacen que progresivamente se introduzcan más para usos profesionales. De hecho ya no resulta raro observar a un fotógrafo que trabaja para un medio capturando con un smartphone las imágenes destinadas a las redes sociales, al tiempo que utiliza la cámara tradicional para las que se lucirán en papel.

 

La cámara del smartphone se integrará progresivamente para usos profesionales

 

Las innovaciones que no se ven

Muchas de las mejoras que van a tener lugar en los dispositivos móviles van a ser imperceptibles para los usuarios pero, aun así, notaremos los cambios en términos de facilidad y funcionalidad. Actualmente, algunas de las funciones favoritas de los usuarios son el texto predictivo, las sugerencias sobre rutas y mapas, el reconocimiento de voz o la clasificación automática de fotos y de correos electrónicos.

Deloitte cree que una de las mejoras en funcionalidad más importantes será la de los sensores de reconocimiento de los smartphones. Por ejemplo, se estima que para 2023 el reconocimiento de la huella dactilar estará tan avanzado que actuará incluso cuando nuestros dedos estén húmedos o con grasa. También mejorará el reconocimiento facial a través de la cámara y el GPS será mucho más preciso a la hora de entregar información sobre una ubicación.

En el desempeño de ciertos puestos de trabajo puede haber una gran oportunidad para que el smartphone cobre importancia y permita realizar tareas de manera más sencilla. Deloitte estima que actualmente, en la Unión Europea, tan solo el 45% de la fuerza de trabajo podría usar un móvil como dispositivo principal para trabajar. Cientos de empresas y procesos aún trabajan bajo modelos antiguos. El smartphone podría aportar mucho a los trabajadores en términos de eficiencia y productividad.

 Hay muchas tareas que tienen que ver con desempeñar una actividad concreta en la que no se necesita un ordenador de escritorio. El smartphone podría proporcionar, por ejemplo, una app que permita a un chef ordenar mejor sus ingredientes, u otra que permita a un repartidor enviar de manera más eficiente sus facturas. El concepto que tenemos del dispositivo móvil como un terminal limitado, está por desaparecer, porque sus procesadores mejoran y porque la nube y la conectividad 5G van a contribuir a su capacidad. Se diluyen las fronteras entre las distintas realidades, entre sectores y funciones y, ahora ya también, en el tamaño del dispositivo.

 

Etiquetas: ,