Cómo optimizar las descripciones de los productos de tu ‘eCommerce’

Muchos negocios tienen una tienda online  (o eCommerce) donde exponen y venden sus productos con la ayuda de determinadas fichas técnicas. El problema es que […]

Muchos negocios tienen una tienda online  (o eCommerce) donde exponen y venden sus productos con la ayuda de determinadas fichas técnicas. El problema es que no todos realizan buenas fichas para describir su producto y eso es lo que dificulta a su cliente hacer clic para finalizar la compra y tener una buena experiencia en su sitio web.

Y, ¿qué significa que un usuario tenga una buena experiencia? Esto engloba a tres factores clave. El usuario debe: navegar y comprar sin dificultades por el sitio, disfrutar de un entorno fiable y agradable, y tiene que conocer bien los productos o servicios que se ofrecen. En este último es donde vamos a enfocarnos.

Cómo optimizar las descripciones de tu eCommerce

A diferencia de una tienda física donde puedes probar los productos, en una tienda online, ¿cómo puedes conocer todos los detalles del producto si no puedes tocarlo ni probarlo? A través única y exclusivamente de las descripciones de los productos. Gracias a éstas podemos:

Teniendo en cuenta la importancia de las descripciones de los productos, veamos qué elementos no deben faltar en una descripción:

  • Nombre del producto: es clave para que el cliente lo encuentre rápidamente y para que Google lo indexe.
  • Datos técnicos: puede parecer un tostón, pero estos datos como pueden ser las características físicas, funcionamiento, materiales, tamaño, son los que más quieren los usuarios. Te recomiendo que esta información la pongas clara y concisa en forma de lista para que sea fácil de entender por todos.
  • Resaltar el valor más destacable: esto no es más que señalar el atributo que le diferencia del resto y le posiciona en un peldaño más alto que su competidor.
  • Los beneficios: no te ciñas solo en las características, sino en las ventajas que tendrá para el cliente si al final se decanta por ese producto.
  • Keywords: si alguien no sabe el nombre concreto del producto, utilizará otras palabras para buscarlo tanto en Google, como en la web de la tienda online. Así que busca cuáles son esas palabras.
  • Testimonios de otros clientes que ya han probado el producto: los usuarios agradecerán poder acceder en la descripción a la sección de los testimonios de otros clientes que ya han probado el producto. Si no tienes esa sección, será un punto a tu favor crearla.

7 preguntas que debes hacerte para describir tus productos

1. ¿Conoces a tu público objetivo?

Conocer a tu público objetivo te dará las pistas para decantarte por un tono u otro en la redacción de la descripción del artículo, por ejemplo, para saber si debes utilizar un lenguaje más técnico o informal.

Cuando redactes una descripción, piensa en esa persona e intenta que sea lo más específica y personal posible.

 

2. ¿Qué problema va a resolver al usuario tu producto?

No basta con decir qué color o tamaño tiene, sino de hacerle ver al cliente qué ventajas obtendrá con ese producto y qué problemas le va a solucionar.

Evita señalar más característica que beneficios, ya que esto da una imagen de que quieres vender a toda costa y que no te importarte solucionar sus problemas.

 

3. ¿Tu descripción tiene gancho?

Debes pensar la forma de enganchar al cliente en las primeras líneas. No tiene sentido que pongas lo más interesante al final. Así, que cuida tu creatividad y despierta su interés, persuadiéndoles a que realicen la compra.

Un texto monótono y aburrido puede ser motivo de abandono en tu tienda. No caigas en este error cada vez más común.

 

4. ¿Cuentas una historia que despierta un sentimiento al usuario?

Como no se puede tocar ni probar el producto en una tienda online, hay que hacer uso de la creatividad para conectar con el usuario. Y un gran recurso será redactar textos persuasivos que provoquen un sentimiento o emoción en el usuario.

Debes buscar ese sentimiento que les haga viajar al pasado y les haga recordar alguna sensación que les impulse a adquirir el producto.

 

5. ¿Muestras una buena foto del producto?

Una imagen vale más que mil palabras. Así que evita subir fotos de mala calidad o que no se correspondan con el producto. Y opta por fotos que impacten y que ayude a tu cliente a imaginarse tu producto en una situación concreta.

Por ejemplo, si vendes un macetero, pon una foto de ese macetero y dentro de él una flor bonita. Luce más, ¿no?

 

6. ¿Qué palabras claves buscan tus usuarios para llegar a ti?

Con la herramienta Google Keyword Tool, podrás saber cuáles son las palabras relacionadas con tu negocio que más buscan los usuarios.

Por tanto, esto te ayudará a saber qué palabras exactas utilizan para buscar tu producto, es decir, cómo lo denominan ellos si no saben su nombre. Esto también te ayudará a mejorar tus descripciones.

 

7. ¿Tienes visible tu llamada a la acción?

Y, por último, coloca tu llamada a la acción (comprar, añadir, etc.) en un sitio visible. Se trata de guiar al usuario a que pase a la siguiente etapa de compra. No lo dificultes. Ponlo grande y utiliza un color que resalte, dentro de unos límites claro para no espantar al cliente.

Y tú, ¿crees que tus usuarios tienen una buena experiencia en tu sitio web? ¿Cuidas todos estos detalles en la descripción de tus productos?