E-mail marketing en los móviles

Ya he escrito en mis anteriores artículos sobre el crecimiento exponencial del tiempo que el usuario dedica a su teléfono móvil. Además, en el último […]

Ya he escrito en mis anteriores artículos sobre el crecimiento exponencial del tiempo que el usuario dedica a su teléfono móvil. Además, en el último trimestre del año pasado, se vendieron más iPhone que niños vinieron al mundo: seguramente muchos de esos niños llegaron con un iPhone debajo del brazo…

Analizando las actividades que realizamos con nuestros smartphones, destacan las actualizaciones de estado en Facebook, el uso de Twitter, la subida de fotos e imágenes de vacaciones o fiestas y el uso del correo electrónico. Todo esto, claro está, mientras paseamos por la calle, viajamos en el metro o en el autobús o comemos en un restaurante de comida rápida.

Como puedes imaginar, la atención que este usuario típico puede prestar al correo electrónico que acaba de recibir con información de tu empresa no va a ser demasiada. Existe mucha “competencia” que desvía la atención de nuestro usuario.

¿Qué necesitamos conocer para que nuestro correo electrónico sea leído? ¿Y para que nuestra campaña de e-mail marketing sea efectiva, siendo conscientes de que jugamos en un terreno de juego en el que la movilidad tiene un papel crucial?

Cuando tu usuario reciba el mensaje y lo mire, lo primero que va a comprobar es quién es el remitente (tu empresa), luego leerá el “asunto” y posteriormente las primeras líneas del mensaje que aparecen. Tu primer objetivo debe ser escribir un “asunto” lo suficientemente atractivo para hacer que el lector decida leer las siguientes líneas y, de este modo, captar su atención. Sé consciente de lo que ofreces como empresa, de cómo puedes aportar valor al receptor del correo electrónico y trata de plasmarlo en esos primeros apartados.

Una vez que hemos conseguido que el usuario abra nuestro correo electrónico, hay que lograr que su experiencia leyéndolo sea positiva. No querrá comprobar que hay imágenes que no cargan, que el tamaño de letra no es apropiado o que el justificado del texto no hace posible una lectura sencilla del contenido de tu mensaje. Para evitar estas indeseables situaciones, la mejor solución es chequear cómo será la lectura de tu mensaje en diferentes dispositivos móviles y, una vez que hayas dado con la clave, crear una plantilla que te permita ahorrar tiempo en futuros envíos. En la actualidad existen multitud de páginas web que ofrecen “demos” de móviles para comprobar la visibilidad de tu correo electrónico. Resumiendo, tu e-mail ha de ser comprensible, cumplir unas mínimas normas de accesibilidad y permitir una navegabilidad óptima.

Un último aspecto esencial reside en la propia naturaleza de los smartphones: la movilidad. El usuario no tendrá tiempo de leer líneas y líneas de contenido, ya que estará de camino a algún sitio. Trata de ser conciso en tu mensaje e intenta llevar al usuario a la acción que tengamos en mente cuando diseñemos la campaña de e-mail marketing: visitar una landing page, compartir un contenido en Facebook o Twitter, llamar a un número de teléfono, etc.

 

Foto @miss karen, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]