Estrategia de ‘branding’: pasos para la creación de una marca

El incremento de la competencia en el entorno online, comercio electrónico y tiendas online, ha dado lugar a la necesidad de encontrar un atributo diferenciador para […]

El incremento de la competencia en el entorno online, comercio electrónico y tiendas online, ha dado lugar a la necesidad de encontrar un atributo diferenciador para posicionarse en la mente de los consumidores como una lovemark, es decir, una marca que consigue crear un vínculo con sus clientes, algo que le ofrece ciertas ventajas frente a sus competidores, como que sus clientes estén dispuestos a pagar un precio mayor por sus productos o servicios o que no les importe desplazarse para obtenerlos.

En este artículo se tratan los elementos principales que debe tener una estrategia de branding para lograr este apego emocional con sus clientes.

 

Entendiendo el branding

Los clientes se exponen diariamente a una gran cantidad de impactos publicitarios, algo que impide que retengan cada uno de ellos. Ante esta situación, surge la necesidad de llevar a cabo una estrategia de branding capaz de hacernos destacar frente a otras marcas.

Branding se define como el proceso de construcción y posterior gestión de una marca. En él se definen los valores o atributos diferenciadores capaces de ofrecer una experiencia de marca relevante y completa.

Por tanto, una estrategia de branding hace referencia tanto a las tareas relativas a la imagen o elementos visuales, mediante los que podemos identificar una marca como el conjunto de sensaciones y percepciones que generan sus productos o servicios en los consumidores.

 

Estrategia de branding paso a paso

Análisis de la situación

Previo al lanzamiento de un proyecto, es importante realizar un análisis de situación, con el fin de conocer el entorno, los principales competidores y determinar el público objetivo de la marca al que nos vamos a dirigir. Este proceso se efectúa en el plan de marketing. Además, es importante detectar las fortalezas y debilidades de la organización.

Este estudio es una oportunidad para localizar los atributos diferenciadores que nos ayuden a impactar de forma diferente en nuestra audiencia, es decir, a descubrir por qué van a elegir nuestros productos si existen otros muchos similares y cómo vamos a llegar a ellos. El branding es la herramienta por excelencia para lograrlo.

 

Definición de la identidad corporativa

La identidad corporativa es el concepto o representación que el público tiene de una organización. Es decir, son aquellos valores o atributos intangibles que definimos previamente y que por ende el público percibe. En este paso se define la misión, la visión, los valores, objetivos de la empresa, el público objetivo y el buyer persona.

 

Creación de la identidad visual

La identidad visual es la representación gráfica de una empresa, es decir, aquellos elementos visuales con los que el público asocia la marca. En este proceso se realiza el diseño de logotipo, la selección de los colores corporativos, tipografía, etc. Estos elementos tienen que mantener una coherencia con los valores de la marca.

 

Ejemplos de estrategias de branding exitosas

Apple y Harley Davidson son dos marcas que todos conocemos y que han sabido trabajar adecuadamente su branding.

Apple ha logrado que sus clientes deseen cada uno de sus nuevos productos y que no les importe pagar un precio superior por los mismos. La marca se asocia con valores como: diseño, elegancia, simplicidad o tecnología.

Por su parte, Harley Davidson ha conseguido crear una comunidad o grupo de personas que desean ese estilo de vida asociado a la marca.

En este punto tampoco debemos olvidarnos del branding personal, técnica que han explotado millones de influencers que lo trabajan a diario. Su éxito reside en que han sabido vender un estilo de vida a través de la publicación de vídeos y fotografías en sus perfiles de redes sociales, algo que desean sus millones de seguidores.

 

Trucos de mailing para potenciar el branding

El éxito de una estrategia de branding depende en gran medida de aspectos relativos al producto o servicio como la calidad, la atención al cliente, su servicio posventa, etc. Es decir, además de idear o diseñar los elementos tanto tangibles como intangibles que van a rodear a la marca y cómo vamos a lograr que la percepción del público sea la misma, debemos contar con un producto de calidad que cumpla las expectativas de los clientes.

Si partimos de esta base, podemos obtener grandes ventajas de una técnica de marketing online: el mailing.

En los siguientes párrafos se tratan algunos trucos o consejos que pueden ayudarte a obtener mejores estadísticas o mejor acogida entre tus suscriptores.

 

Muestra el lado más humano de la marca

El email marketing es un recurso muy utilizado por las marcas para lograr objetivos comerciales y de fidelización. Todas las tendencias de marketing nos dirigen a la humanización de la comunicación.

Si el objetivo de nuestra estrategia de branding es lograr conectar con personas reales, lo ideal es realizar ocasionalmente envíos en los que se muestre la esencia o alma de la organización.

Algunas ideas podrían ser: enviar anécdotas divertidas del día a día en la empresa, comunicar las nuevas incorporaciones de la empresa, incluir reflexiones personales, etc.

Esta técnica también es válida para trabajar el employee branding, es decir, gestionar la opinión de la organización como marca empleadora.

 

Planifica tus boletines previamente

El mero hecho de enviar comunicados de forma periódica a nuestros suscriptores respalda nuestro branding, ya que actúa como un recordatorio de marca. Estaremos transmitiendo a nuestra comunidad que estamos ahí sin resultar molestos.

Por tanto, lo ideal es que realices envíos periódicos y que estos sean variados. Es decir, si quieres mostrar la marca de forma completa, deberás diseñar diferentes boletines para cada uno de estos propósitos.

No existe una única norma efectiva para cualquier campaña. Esto dependerá en gran medida del sector, de la actividad de la empresa, de lo que quiera transmitir, etc.

Sin embargo, una buena idea es realizar diferentes newsletters que contengan información relevante del sector, artículos más leídos del blog y de vez en cuando boletines promocionales.

 

Espero que te haya sido de utilidad la lectura de este artículo y haberte transmitido la importancia de la planificación de todos los elementos que constituyen una marca.

Si tienes alguna pregunta no dudes en dejarnos un comentario y, si te ha gustado este artículo, ¡compártelo en tus redes sociales!

Etiquetas: , ,
En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]