Las 10 funcionalidades más valoradas por un comprador online

A nadie le sorprende que las cifras del comercio electrónico sigan creciendo año tras año, sin prisa, pero sin pausa. Hace ya más de diez […]

A nadie le sorprende que las cifras del comercio electrónico sigan creciendo año tras año, sin prisa, pero sin pausa. Hace ya más de diez años, cuando empezaron los primeros pioneros del comercio electrónico en España, seguramente si hubiéramos preguntado a alguno de los empleados de BuyVip, empresa creada por Gustavo García Brusilovsky, ninguno de ellos habría imaginado que este primer portal de ventas privadas por Internet sería capaz de llegar a crecer de forma exponencial hasta los 150 millones de euros de facturación y llegar a los más de 120 empleados, y mucho menos que sería comprada por el todo poderoso Amazon por 70 millones de euros.

Según los últimos datos publicados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el comercio electrónico ya supera en España los 7.700 millones de euros en el tercer trimestre de 2017, lo que representa un 26% más que el año anterior. Los sectores de actividad más beneficiados en cuanto a lo que ingresos se refiere han sido las agencias de viajes y operadores turísticos, el transporte aéreo y, por último, la venta del sector textil. En dicho trimestre se generaron más de 26 millones de transacciones, lo que supone un crecimiento de aproximadamente un 30% sobre el año anterior.

La mala noticia de este estudio es que la balanza de comercial sigue siendo negativa inclusive para este medio comercial, donde nos dejamos cerca de 2.000 millones en la relación entre las ventas desde el extranjero a sitios webs españoles y lo que se compra desde España al extranjero.

Igualmente, y según datos de la ONTSI de 2017, más del 86% de los internautas participantes en su estudio afirmaron haber adquirido productos online en España por un valor superior a los 25 euros, mientras que el porcentaje de aquellos que gastaron más de 100 euros fue del 16%.

En cuanto al rango de edad, según Statista, de los 18 millones de personas que compraron online en España en 2017, casí un 30% de ellos tenían edades comprendidas entre los 35 y los 44 años.

El consumidor ya no decide sus compras online solo por el precio, sino también por la conveniencia y la disponibilidad de oferta y los productos, de ahí que la experiencia de uso de la tienda online sea la que marque la diferencia.

Y para muestra un botón. Fijémonos en Mercadona y su decidida apuesta por la venta online. Ha pasado de tener una web catalogada por su propio presidente como una “mierda”, sin imágenes y con una experiencia de usuario bastante pobre, a una nueva web (de momento solo disponible en modo piloto para Valencia) más visual, cargada de fotos, optimizada para móviles y con aplicación propia.

Por ello y para que puedas sacar el mayor partido a tu tienda online, te dejo una serie de datos muy curiosos sobre el comportamiento y los hábitos de los compradores online de Estados Unidos, según un estudio de Namogoo, realizado a más de 1.300 compradores online en diciembre de 2017.

Una de las principales conclusiones del estudio es que los compradores están más ocupados que nunca, de hecho suelen realizar sus compras mientras realizan a la vez otras tareas que compiten por su atención. El 57% de los encuestados indicaron que realizaban las compras en el trabajo, el 51% mientras llevan a cabo tareas domésticas, y un número significativo de ellos indicaron que las realizaban mientras cenaban, hacían recados o iban camino del trabajo.

Además, casi la mitad de las compras se realizan a través del smartphone. La mezcla de estos dos factores (simultaneidad y movilidad) hace que se creen nuevas barreras que las marcas deben superar para conservar la atención y convertir las ventas online.

Estos datos confirman aún más la importancia de hacer que el customer journey sea lo más sencillo posible, para poder captar y retener la atención del consumidor actual. Con tantas distracciones online y en el mundo real que asaltan a los consumidores, cualquier barrera en la experiencia online puede actuar como un punto de no retorno que acabará en una transacción perdida.

Saber cómo actuar sobre los factores externos a tu web es casi imposible. Pero si no quieres dejar pasar ni una oportunidad para cerrar una venta, según el informe de Namogoo, estas son las diez funcionalidades más valoradas por el comprador a la hora de elegir un producto online:

  1. Una buena imagen vale mucho más que una mala, olvídate de las mil palabras.
  2. Estrellitas, estrellitas y más estrellitas. Las referencias de otros clientes con relación a la compra son factores diferenciales a la hora de decidir.
  3. Descripción de producto: cuanto más detalle y claridad, mucho mejor.
  4. Facilidad en el proceso de compra: evita cualquier paso innecesario, ve directo a cerrar la transacción.
  5. Búsquedas sencillas: facilita las búsquedas en tu propia web.
  6. Navegación simple: un paso mejor que dos.
  7. Facilidad de uso en dispositivos móviles, haz tu web 100% mobile responsive.
  8. Múltiples opciones de pago, cuantas más mejor. ¿Por qué no bitcoin?
  9. Nunca me olvidaré de tus compras: haz que el cliente sepa qué productos ya ha comprado o consultado anteriormente.
  10. Vídeos en la descripción de los productos: ayudan en el ratio de conversión.