¿Merece la pena a tu pyme tener una cuenta de Instagram?

¿Le interesa o no a tu pyme tener una cuenta en Instagram? Dos expertas nos responden. Tienes una pequeña empresa y lo tienes todo controlado: […]

¿Le interesa o no a tu pyme tener una cuenta en Instagram? Dos expertas nos responden.

Tienes una pequeña empresa y lo tienes todo controlado: la distribución, proveedores, contabilidad, costes… Todo bajo control, hasta que llegaron las redes sociales y su enorme repercusión: que si tienes que estar en Facebook porque es un excelente canal de comunicación con los clientes, que si Twitter, que si LinkedIn, que si Instagram… Nos volvemos locos: ¿en cuáles merece la pena estar siendo una pyme y en cuáles no? ¿Debe ser la misma comunicación en todas o hay que adaptarla al perfil del usuario? ¿Cuál de ellas te puede interesar más en función de tu actividad? Lo que puede parecer un tremendo lío puede resolverse fácilmente poniéndolo en las manos adecuadas, alguien que maneje comunicación y redes. Por eso hoy hemos hablado con un par de especialistas en la materia. Veamos…

Si decimos Instagram, hay que pensar sobre todo en marketing visual, puesto que hablamos de una red social basada en fotografías y vídeos cortos. “Como cualquier otra red social, Instagram se debe usar para transmitir imagen de marca, no para hacer venta agresiva. Nuestros seguidores nos siguen porque les interesa nuestra imagen, no para recibir spam, por lo tanto, es una buena herramienta para subir fotos de nuestro día a día, eventos en la empresa, nuevos productos, etc.”, comenta Priscila Fernández, experta en marketing y comunicación de empresas turísticas, y colaboradora de Mira Quién Viaja.

 

En Instagram es más importante calidad que cantidad

Pero, al igual que en otros canales, hay que definir una estrategia coherente de comunicación: en definitiva, que nuestra comunicación empresarial tenga un hilo conductor que se adapte a los distintos canales y audiencias. “Debemos establecer qué tipo de fotografía (informal o profesional) publicar, si vamos a hacer vídeos en directo, si admitimos filtros y, por supuesto, las descripciones de las fotografías y sus hashtags, todo tiene que estar estudiado”, añade Fernández. Y recalca que es más importante calidad que cantidad, aunque resulte paradójico en un entorno en el que lo que medimos es el número de seguidores: “Lo que buscamos es fidelizar a los seguidores y, en consecuencia, debe primar la calidad”.

“Durante años el debate ha sido Twitter o Facebook, dónde estar. Pero la red que ha logrado convertirse en imprescindible ha sido Instagram. ¿Con qué formatos? Para una pyme, los directos o stories son uno de los grandes puntos a favor. Puedes tener una cuidada redacción de textos, imágenes, que se mantiene siempre intacta. Y cuando tengas que realizar una presentación, un nuevo lanzamiento, una visita a una fábrica… utilizar los directos. En 24 horas se eliminan, y no tienes que lanzar decenas de mensajes del directo y ‘manchar’ con imágenes tal vez no perfectas tu presentación”, explica Laura Martín, periodista experta en redes.

 

Los hashtags son clave

En Twitter el espacio es reducido, pese a la ampliación a 280 caracteres. En Facebook no siempre procede ni quedan bien los hashtags, pero en Instagram se pueden utilizar todos los que quieras, en español, en inglés, en francés… Los viajes, la gastronomía, el estilo de vida es lo que manda en Instagram y cada marca puede integrarse perfectamente en esta línea”, comenta. Además, las estadísticas cada vez son más completas, “de la misma manera que la posibilidad de publicidad y la combinación de campañas con Facebook”.

Otro punto a favor de esta red: “Las conversaciones son muy fáciles de seguir, las reacciones a una imagen, los comentarios. Quedan en hilos muy sencillos de ver y con los que interactuar”, asegura Martín.

Y es que hay que considerar que “cada marca crea una historia de lo que vende, Instagram es una cuenta de lifestyle donde todo inspira. Es ahí donde está la clave”, finaliza Martín.

Pero, ¿tiene sentido para cualquier sector de actividad? Pues no, no todo vale: “Puede ser interesante para casi todo tipo de pymes, pero sobre todo para aquellas que su branding esté relacionado con su imagen, por ejemplo, no tiene mucho sentido para la industria pesada, envasado de pescado o servicios como funerarias o gestorías”, matiza Fernández.

Entonces, ¿qué tipo de empresas puede sacar verdadero provecho a Instagram? “Restaurantes, marcas de moda, cosmética y estética, viajes…”, añade. Basta fijarse en que es una de las redes que más seguidores gana y por eso es elegida por muchos famosos y por grandes marcas para posicionar sus productos.