¿Qué puede hacer Internet por tu negocio?

En un entorno que reduce día a día las distancias físicas, que da a golpe de clic todo el poder al consumidor, estar presente en […]

En un entorno que reduce día a día las distancias físicas, que da a golpe de clic todo el poder al consumidor, estar presente en Internet no es ya una alternativa, sino una exigencia para poder competir. Si tenemos en cuenta que 9 de cada 10 clientes consultan la red antes de comprar un producto, no ha de extrañarnos que las empresas que usan Internet obtengan mejores resultados frente a sus competidores.

Internet introduce cambios que llevan asociados nuevas oportunidades y desafíos, y puede prestar un gran servicio a tu negocio:

  •  Como escaparate global de tu marca, dando a conocer tu empresa, su visión y su catálogo de productos y servicios. Internet ya es el tercer medio de comunicación por detrás de la televisión y la radio, y ha desbancado a casi todos los soportes publicitarios tradicionales.
  •  Como herramienta de promoción y marketing, reduciendo los tiempos y costes de intercambio de información comercial.
  •  Como fuente de información. Para conocer mejor tanto a la competencia como a sus clientes actuales y potenciales.
  •  Como herramienta de fidelización. Permite desarrollar ofertas personalizadas en función de las preferencias y afinidades de cada cliente.
  •  Como canal de venta en tiempo real, las 24 horas de los 365 días del año, accesible desde cualquier lugar y desde cualquier tipo de plataforma.

Hoy en día, no disponer de un sitio web, cuando hay 24 millones de usuarios buscando productos en la red, implica perder oportunidades de negocio.

Presencia online de las pymes españolas

Según el Análisis sectorial de implantación de las TIC en la PYME española, elaborado por FUNDETEC, sorprende constatar que de media sólo el 40% de las pymes en España tiene presencia online, aunque sectores como el logístico, hotelero y turismo rural tienen esta faceta muy desarrollada.

Entre las empresas que disponen de web, el 96% están centradas en cubrir sólo el nivel de presentación de la compañía y de sus datos de contacto. La barrera principal para la creación de una web es la ausencia de necesidad subjetiva (“no la necesito para comunicar productos y/o servicios”). Seis de cada diez pymes sin presencia online no se han planteado nunca la creación de una web de empresa.

Los principales frenos declarados son la falta de proveedores de confianza para su creación y la falta de recursos para el mantenimiento, aunque se desconoce de forma generalizada el coste que conlleva el desarrollo de una web de empresa: 7 de cada 10 empresas que no tienen web no saben cuánto les costaría.

 Mas allá del sitio web

La web es un escaparate global, es lo que la gente ve cuando realiza una consulta de nuestra empresa. Por ello, es importante elegir bien qué información se ofrece (quiénes somos, a qué nos dedicamos, catálogo de productos y servicios) y el diseño de la misma.

Es posible montar una web con información básica, que incluya varias cuentas de correo asociadas al dominio y el hosting correspondiente, por unos 10€ al mes.

No obstante, para establecer una ventaja competitiva, es necesario ir más allá, haciendo crecer el sitio para convertirlo en una tienda online o en una comunidad de clientes que proporcione al cliente un valor añadido y les haga volver. Otras herramientas potentes de comunicación con los clientes son:

  1. El blog. Está demostrado que un blog corporativo que retrate pensamientos, ideas, novedades y noticias relacionadas incrementa el tráfico del sitio y, por tanto, el mercado potencial.
  2. El boletín de noticias. Permite construir relaciones estables y comerciales con los visitantes del sitio web, y llegar a los consumidores que se han registrado para ofrecerles nuevos productos y servicios y mantenerlos al día sin esperar a que vengan a nosotros. Hay diferentes servicios de e-mail marketing, empresas de alojamiento que tienen su propio servicio integrado en el paquete y, por último, soluciones de e-commerce que incluyen funciones de este tipo. Los dos gestores de campañas de correo electrónico más conocidos del mercado son Mailchimp, una herramienta gratuita muy básica y fácil de usar que ayuda a diseñar el boletín de noticias y difundirlo tanto por correo como por las redes sociales y Phplist, el software más utilizado para el envío de e-mails masivos, aunque no ayuda como Mailchimp a diseñarlos.
  3. Las redes sociales Microblogs y redes sociales como Facebook y Twitter ayudan a mantener el contacto con los usuarios, y permiten incluir botones de enlace a sus páginas (“Me gusta” en Facebook o “Sígueme” en Twitter). Pero las redes sociales no sólo redirigen tráfico a la web o a las tiendas, algunas empresas como Privalia, ticketea, Conservas Serrat y Centrovisión han integrado su comercio online con otra tienda en Facebook. Las redes sociales suponen ya otro canal de venta, especialmente en pymes que no tienen presencia física muy extendida. Booz&Co asegura que en 2015 el volumen de ventas en redes sociales se multiplicará por 6 y moverá 23.000 millones de euros, lo que significa que el 50% de las ventas online se realizarán a través de la presencia en redes sociales de las empresas y las aplicaciones móviles.
  4. El posicionamiento en buscadores La posición de un sitio web en motores de búsqueda como Yahoo o Google depende en una tercera parte del contenido real del sitio y dos tercios de factores como los comentarios en blogs, bookmarks, links entrantes y vídeos. Si no se está entre las 10 primeras posiciones de búsqueda, prácticamente no se recibirá tráfico. Las técnicas SEM (Search Engine Marketing), SEO (Search Engine Optimizacion) y SMO (Social Media Optimization) ayudan a estar accesible dentro de la gran maraña de información que es Internet.
    • SEM busca promocionar los sitios web incrementando su visibilidad en las páginas de resultados de los buscadores. El ejemplo más claro son los anuncios que aparecen en la parte derecha de las páginas de Google. Estos se contratan a través de AdWords, un sistema mediante el cual los anunciantes pagan por aparecer cuando un usuario busca las palabras que ellos han seleccionado previamente.
    • SEO es el proceso de mejorar el volumen y la calidad del tráfico que llega a nuestra web a través de los resultados “naturales” (no pagados) de los buscadores.
    • SMO es un conjunto de métodos para entrar en contacto con el público objetivo a través de las redes sociales, blogs y todo tipo de webs en las que los usuarios participan activamente en foros, dejando comentarios, opiniones, etc.

Cualquiera de estas técnicas nos permitirá incrementar enormemente las visitas a nuestra página web con sólo dedicar algo de tiempo y muy poca inversión. De hecho, en el caso de AdWords, cada visita puede costar tan sólo 0,05 € si “compramos” palabras poco demandadas, y podemos poner un límite máximo de inversión mensual.

La presencia online es ya un “must”. La venta en redes va a evolucionar y a crecer un 40%. Por ello, debemos plantearnos cuanto antes si estamos utilizando los elementos adecuados para maximizar la eficacia de nuestro sitio web o de nuestra tienda online. Si no lo estamos haciendo aún, es imprescindible elegir el socio tecnológico adecuado para iniciar esta aventura.

Foto: ©Rodriago, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0.

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]