Cómo solucionar la canibalización de palabras clave en una web o blog

Cuando comenzamos a generar contenidos en nuestro propio blog o el de nuestro negocio, lo hacemos con tanta ilusión y ganas de posicionarnos en los […]

Cuando comenzamos a generar contenidos en nuestro propio blog o el de nuestro negocio, lo hacemos con tanta ilusión y ganas de posicionarnos en los primeros resultados de Google que, en ocasiones, no nos paramos a valorar posibles errores.

Estos, lejos de ayudarnos, podrían perjudicar gravemente nuestro posicionamiento, haciendo que, por mucha calidad que estemos aportando en ese artículo, no logren posicionarse tan bien como esperamos e incluso caigamos en alguna penalización por parte de Google.

Un ejemplo de ello, es la canibalización de palabras clave, término del cual quiero hablar hoy y que, por si aún no lo conoces, permanece atento, ya que es muy posible que aún sin quererlo, estés cometiéndolo en tu blog personal o corporativo.

Y para comenzar, veremos la definición de este concepto, para aclarar ideas.

 

Qué es la canibalización de palabras clave

La canibalización de palabras clave (o de keywords) es un término que, en el argot técnico del SEO, hace referencia a cuando pretendemos posicionarnos con la misma palabra clave en dos URL diferentes dentro de nuestra web.

Dicho de otra manera, caeríamos en canibalización de palabras clave si, por ejemplo, generamos un contenido del tipo “¿Qué es Movistar y para qué sirve?”

Imaginemos que éste es un contenido del tipo guía, donde explicamos a un nuevo lector qué es exactamente Movistar y explicamos su historia y evolución. Luego, pasado un tiempo, generamos otra URL del tipo “Cosas que debes saber sobre Movistar”.

En este caso, aunque el texto de este contenido hable sobre curiosidades de la marca, la palabra clave principal por la que estamos luchando también sería “movistar”.

Por ello, estaríamos cayendo en una canibalización de keywords que, en teoría, es negativa para el posicionamiento SEO de nuestra web.

¿Cómo interpreta Google esta canibalización?

Según lo explicado anteriormente, sería imposible que ambos contenidos se posicionaran en lo más alto del buscador, ya que al indexarse, Google no sabría cuál de las dos URL es la más importante para esa palabra clave principal.

Por ello, la decisión que en la mayoría de los casos toma el buscador es no posicionar ninguna de las dos URL.

Como acabo de mencionar, en teoría esta canibalización es interpretada de forma negativa por Google. Y digo “en teoría” porque hay casos excepcionales en los que puedes ver dos páginas del mismo dominio posicionadas en primera página.

Pese a esta salvedad, es importante que quede claro que no es lo habitual y que, en la mayoría de las ocasiones, Google no te permitirá tener estos dos contenidos en primera página ni, en general, en posiciones privilegiadas de la SERP (página de resultados del buscador).

 

Cómo detectar la canibalización de palabras clave

Muy probablemente, esta sea la pregunta que te estés haciendo, tras comprender la importancia de no caer en canibalizaciones dentro de tu web o blog.

En el caso de que estés comenzando con tu proyecto digital y no hayas aún publicado demasiado volumen de contenidos, detectar la canibalización no será tarea complicada. En esos inicios, cuando vas a generar un nuevo contenido, seguramente vas a recordar todo lo publicado hasta el momento.

Sin embargo, el problema de su detección viene cuando la web tiene cierta antigüedad y, por tanto, tiene publicados una cantidad considerable de contenidos. En este caso, si pretendemos atacar una palabra clave con nuestro próximo contenido, podemos proceder de diferentes formas, siempre antes de comenzar a escribirlo:

 

1. Usa el buscador interno de la web

En la inmensa mayoría de los sitios web existe un buscador interno, situado por lo general en algún lugar del menú principal.

Buscando aquí la palabra clave principal que queremos abordar o el concepto del que vamos a escribir, podemos saber si ya se tocó con algún otro contenido anterior.

 

2. A través de Google Analytics

Si tienes tu web registrada en Google Analytics y llevas periódicamente un seguimiento del tráfico web y demás métricas que se producen en tu web, puedes detectar si tu próximo contenido se canibalizará con otro ya existente.

Únicamente deberás ir a “Adquisición > Search Console > Páginas de destino”, donde se te mostrarán todas tus URL por orden de impresiones, clics, CTR, etc.

Si te fijas, en la parte superior de esta tabla hay un buscador, a través del cual puedes escribir la palabra clave que deseas comprobar, para asegurarte de no caer en esta casuística de SEO.

Páginas de destino en Google Analytics

 

3. Buscar dentro de tu dominio haciendo un “site:”

Otra forma de realizarlo, incluso de manera más fácil y rápida que teniendo que entrar en Google Analytics, es haciendo lo que llamamos un “site:”.

El método es introducir en el buscador el siguiente patrón:

site:dominio + palabra clave

Donde incluyo “dominio” deberías añadir tu propia web (con el .com, .es, o el que corresponda). Y donde indico “palabra clave” deberías incluir la keyword principal que vas a atacar con el nuevo contenido.

 

Ejemplo:

En la imagen anterior he hecho un “site:” de este mismo blog y -como puedes observar- la búsqueda no ha obtenido ningún resultado. Es decir, que no se ha escrito nada sobre canibalización en el blog Con Tu Negocio, con lo cual, si optas por dicha palabra clave en un artículo nuevo, no se canibalizaría con ningún otro contenido.

 

Cómo solucionar la canibalización de keywords 

Si en tu caso ya has caído en el error de atacar con dos contenidos la misma palabra clave principal, para ponerle solución y que al menos uno de las dos URL tome toda la fuerza y puedas posicionar esa keyword, puedes proceder de alguna de estas dos formas:

 

1. Elimina el contenido que menos tráfico y fuerza tiene

Puedes detectar, desde tu Analytics, cuál de los dos contenidos recibe menos tráfico. Además, con herramientas SEO como “Ahrefs”, puedes conocer cuántos enlaces entrantes o backlinks ha recibido cada uno, así como si tienen palabras clave ya posicionadas.

A buen seguro que, teniendo estos dos contenidos ya publicados desde hace un tiempo, haya al menos uno de los dos que no tenga ni enlaces entrantes ni apenas palabras clave posicionadas en lugares por encima de la sexta o séptima página de Google.

En este caso, podrías eliminar directamente esa URL, ya que como has comprobado, te estaría aportando una canibalización importante, que está impidiendo a la otra URL alcanzar posiciones más privilegiadas en la SERP de Google.

(*) Si procedes con este método, asegúrate bien de que la URL que eliminas carece de palabras clave en posiciones top ni enlaces entrantes, ya que de lo contrario, si un usuario intenta acceder a ella y la has eliminado, le dará un error 404.

 

2. Haz una redirección 301

Pese a que la forma anterior de eliminar la canibalización sería correcta, desde el punto de vista SEO, ésta segunda manera es más “técnicamente aceptada”.

Podrías hacer el análisis que te acabo de explicar, tanto con Ahrefs como con cualquier otra herramienta profesional SEO.

Tras conocer cuál de las dos URL es la que apenas tiene enlaces ni palabras clave y tampoco atrae tráfico web, podemos hacer una redirección 301 desde este artículo hacia el otro contenido, que sí tiene “fuerza” (enlaces entrantes o backlinks, palabras clave más o menos bien posicionadas, etc.)

¿Cómo lo hacemos? Esto es algo con lo que debes tener cuidado y, en caso de no tener suficientes conocimientos de SEO ni código, pedir ayuda a algún profesional que te pueda prestar su ayuda.

Lo primero que deberás hacer es buscar en tu servidor el archivo “.htaccess”. Si tienes una web en WordPress y tienes instalado un plugin de SEO como Yoast SEO, podrás encontrarlo desde las opciones del propio plugin, sin necesidad de entrar en tu servidor web.

Sea como fuere, en el archivo “.htaccess”, deberás añadir la línea siguiente:

Redirect 301 /pagina-debil/ http://dominio.com/pagina-fuerte/ 

Aquí, debo aclarar que llamo “pagina-debil” a la URL que ya hemos comprobado que no aporta nada orgánico a nuestra web y “pagina-fuerte” a la que sí.

Para que la la redirección se efectúe con éxito, debes respetar todos y cada uno de los caracteres que te indico, incluidos los espacios.

Una vez hecho, acuérdate de guardar cambios y la redirección estará terminada.

 

Conclusión

Espero que con esta guía hayas podido conocer qué es la canibalización de palabras clave, cómo detectarla en tu sitio web o blog y, finalmente, dos maneras de solucionar este problema.

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]