Tendencias SEO para 2018

Confieso que el sentimiento que me despierta el SEO se debate entre el más absoluto de los intereses y la irritación. A estas alturas desde […]

Confieso que el sentimiento que me despierta el SEO se debate entre el más absoluto de los intereses y la irritación. A estas alturas desde luego que lo considero imprescindible para ubicar cada uno de mis artículos en la mejor posición posible en los motores de búsqueda, pero me cuesta abordar su complejidad técnica, familiarizarme con el uso de las herramientas de gestión y, sobre todo, adaptarme a sus continuos cambios. Cambios a los que hay que prestar especial atención, por ello en este artículo recogemos las principales tendencias SEO para 2018 que han detectado los expertos.

 

El sentido común manda

Como ves, introducimos en el primer párrafo la palabra clave (keyword) principal de este artículo, siguiendo la más clásica de las prácticas SEO. Pero por fortuna para el creador de contenidos, avanzamos hacia un modelo cada vez más semántico. Los motores se esfuerzan por analizar el contexto, lo que a quien escribe le da mayor libertad para jugar con el lenguaje. De ahí que el primer consejo sea redactar para el usuario, no para las arañas de Google, repitiendo hasta la extenuación del lector las mismas keywords. El sentido común es la mejor de las herramientas SEO.

Se calcula que Google introduce unos 500 cambios a su algoritmo al año, y algunos de ellos influyen en el SEO, cuando no lo transforma por completo como pasó en 2011 con Panda. En este artículo repasamos las tendencias SEO más importantes para el próximo año desde el punto de vista de un usuario SEO, no de un experto en la materia. Una ventaja para la compresión por parte de aquellos que buscan una aproximación práctica, y una desventaja para los que requieren recomendaciones más técnicas. Vamos allá.

 

Páginas móviles aceleradas (AMP)

Es la última locura en la red, llamada a desplazar la web responsive. El accelerated mobile pages (AMP) es una iniciativa que ha unido a Google junto a los principales agentes de Internet para facilitar una carga web más rápida en los dispositivos móviles, desde hace años con un tráfico superior al de escritorio en cada vez más webs y redes sociales. Desde el punto de vista SEO influye en que las páginas adaptadas a esta tecnología son premiadas por el algoritmo de cada buscador ubicándolas en mejores posiciones, puede que llegue un momento (y puede que pronto) en que no se muestren más websites sin esta optimización, como ya ha ocurrido con las páginas no responsive. Los usuarios de WordPress deben instalar varios plugins, infórmate. Los que utilicen CMS propios u otro estándar pueden consultar en Schema.org, donde hay pautas de código y programación. En mi caso, me encomiendo al buen hacer de mi técnico de confianza.

 

Búsquedas por voz

Cada vez interactuamos más con los sistemas de reconocimiento de voz de nuestros dispositivos, mi hijo apenas utiliza su teclado. Y es tan solo el principio del cambio, todo parece indicar que esta tendencia se va a imponer en la medida en que la tecnología aporte comodidad a la navegación. Y como hablamos de un modo diferente al que escribimos, las búsquedas son cada más dispares, lo que obliga a un SEO más amplio, que trabaje más y mejor el long tail, la larga cola de contenidos relacionados: saca partido a Google Trends. De nuevo hay que trabajar la variedad semántica y las keywords conversacionales para que el artículo se relacione con una mayor variedad de búsquedas.

 

Responde preguntas

Este punto está muy relacionado con la optimización SEO por búsquedas de voz, pero también con la consulta de teclado. Habréis visto cómo Google incluye una respuesta destacada (quick answers feature) cuando se le plantean búsquedas del tipo ‘definición de…’, ‘qué es…’ o ‘qué significa’. No puedo ni imaginar lo que puede suponer colocar un texto con esa preminencia visual en la posición cero, pero estoy seguro de que se traduce en un aumento exponencial del número de visitas. De ahí la importancia de incluir estas preguntas más conversacionales en las keywords del tipo ‘cómo ser…’, ‘cómo hacer…’, ‘acerca de…’, etc. Se trata de un tipo de optimización que seguro da muchas alegrías a quién sepa utilizarla.

 

El linkbuilding sigue y seguirá mandando

Contar con una estrategia de enlaces va a seguir siendo prioritario, y cada vez más importante. Es primordial que estos enlaces sean coherentes, no vale con apuntar a la web del negocio de tu cuñado, tienen que ser útiles para el usuario, y de la mayor calidad posible, cuanto mayor sea, más autoridad irá ganando tu website. Hay que prestar mucha más atención a los enlaces entrantes, a quién enlaza a tu texto.

 

Datos estructurados

Para quien no esté familiarizado con el concepto, son unas informaciones que ayudan a Google ha entender de qué va la página, de modo que pueda indexarla con mayor comodidad y precisión. De algún modo enriquecen y matizan la palabras clave, ayudando a avanzar en el intento de los buscadores por hacer un análisis cada vez más semántico del contenido. Se trata de una información solo visible al buscador, que no se comparte con el usuario, más efectiva cuanto más contribuya a lograr una descripción de contenidos más estructurada.

 

Rich snippets

No se trata de ninguna novedad, pero como en el caso del linkbuilding, su influencia es creciente. El rich snippets es la descripción resumida de una página web, que se visualiza como respuesta a cualquier búsqueda en Google junto a la URL con la que enlaza, un elemento con peso en el algoritmo y que ayuda al usuario a interpretar qué información se va a encontrar. Los usuarios de WordPress están acostumbrados a cuidar de forma especial su redacción, que debe incluir palabras claves y atraer. La novedad estriba en que ahora se ha sofisticado su tratamiento para facilitar la interpretación de Google, lo que implica la introducción de código de programación o –más sencillo- el uso de herramientas. De nuevo es necesario ponerse en manos de un experto para familiarizarse con el uso de este rich snippet, si bien los más valientes pueden investigar por su cuenta. En Search Console existe un asistente de marcado de datos estructurados de Google para empezar a tirar del hilo. Ahí verás que esta opción solo es válida para un determinado tipo de contenidos: restaurantes, empresas locales, productos o noticias, entre otros.

 

La búsqueda visual

Muchos usuarios realizan búsquedas a través de la pestaña de ‘Imágenes’ de Google, de hecho tanto este buscador como otros invierten grandes cantidades de recursos en afinar estos motores de lectura visual. De ahí la importancia de cuidar en extremo el SEO de cada imagen que se sube a la red, desde el nombre del archivo gráfico (con keywords) al campo “alt-text”, (texto alternativo, donde se pueden utilizar palabras clave secundarias).

Lo advertíamos al comienzo, trabajar el SEO requiere formación y dedicación. Los expertos insisten en que una vez que te familiarizas con su funcionamiento y herramientas, se asume como una rutina creativa, de gran utilidad también para confeccionar contenidos de mayor calidad y enganche con las necesidades del usuario. Pero lo más importante es utilizar el sentido común, por ejemplo, para entender que el uso de vídeos sirve para que el lector prolongue la visita en nuestra URL, lo que Google interpretará como mayor interés del usuario mejorando su posicionamiento. Y, por cierto, en contra de los que muchos piensan, en la actualidad es más fácil posicionar un texto de más de 1.200 palabras que de 800. En la red también se premia el esfuerzo.