Trucos para aumentar el número de suscriptores de tu ‘newsletter’

¿Has decidido abrir una tienda online y seguidamente has enviado tu primera newsletter? Muchos hacen lo que la mayoría hace o lo que está de […]

¿Has decidido abrir una tienda online y seguidamente has enviado tu primera newsletter? Muchos hacen lo que la mayoría hace o lo que está de moda, aunque no se hayan enfocado en ningún fin u objetivo. y ahí está el primer error.

Si ni siquiera sabes qué es una newsletter, ¿por qué lanzas una? Y, ¿qué quieres conseguir con ella? Si no tienes esto claro, párate un momento y plantéatelo.

Empecemos por el principio. Una newsletter es una publicación informativa que la empresa envía a través del correo electrónico a las personas que han mostrado interés, han dado su autorización o han solicitado recibir dicha información en algún momento.

La información que aparece en la newsletter está relacionada con los nuevos productos que la empresa va a lanzar, sus promociones o sobre las últimas noticias de interés. Y suele tener una periodicidad semanal, mensual o anual, dependiendo de la estrategia que marque cada uno.

Por tanto, un suscriptor vale oro porque es un cliente potencial al que debes cuidar y mimar para guiarlo y transformarlo en consumidor de tu marca.

En distintas ocasiones, muchas personas me han comentado: “he creado un formulario de suscripción para mi newsletter pero no consigo suscriptores”.

Primero, no nos lamentemos más, y segundo vamos  a hacer algo para solucionar el fallo. Evidentemente si tu objetivo es conseguir suscriptores y no lo consigues, en algo estarás fallando, ¿no?

Te explico a continuación algunos trucos efectivos para aumentar esa lista de suscriptores:

 

1. Utiliza llamadas a la acción efectivas (call to actions)

Un call to action es ese botón que dice al usuario lo que tiene que hacer (o lo que te gustaría a ti que hiciera), y en el que el texto debe de ser claro y directo. Un call to action mal escrito, con errores, podría ser el motivo por el que no consigues suscriptores a tu Newsletter, así que no descuides este punto.

Lo ideal es que hagas varias pruebas y compares cuál recibe más clics. Por mi experiencia, cuanto más creativo y original seas, mejores resultados obtendrás. El típico “regístrate” o “quiero registrarme” está muy visto y te aseguro que sorprenderá más al usuario un texto que le dé motivos para hacerlo, como por ejemplo este: “apúntate y recibirás gratis mi ebook “Cómo aumentar los visitantes de tu blog en 1 semana”. ¿Cuál crees que engancha más?

 

2. Lanza una oferta llamativa

Todos los días recibimos miles de correos y eso al final nos satura y acabamos borrándolos o enviándolos a nuestra carpeta de spam.

Por tanto, si quieres que abran tu correo y se registren en tu newsletter, debes ofrecer algo que sorprenda y que haga a los usuarios reflexionar que tienen un motivo para hacerlo.

Por ejemplo, muéstrale una oferta irresistible a cambio de que se registren (un “2 x 1” o “por una compra superior de 30 euros, llévate este regalo”). Así conseguirás su email de contacto, un dato importante para incluir en tu base de datos.

Si aún no puedes regalar nada, porque no estás en el momento adecuado, ofrécele  otra cosa que sea de valor para ellos, que les satisfaga uno de sus problemas. Quizás un ebook un vídeo tutorial pueda ser la clave.

 

3. No pidas a los usuarios demasiados datos

Pide sólo los datos necesarios, bastaría con un nombre y un con un correo electrónico. Piensa que si pides más datos (dirección, apellidos, teléfono), el usuario no querrá dedicar tanto tiempo para rellenar todos esos campos. Así que es preferible “ir al grano”: email y nombre

 

4. Utiliza titulares “potentes”

El gancho principal para que un usuario siga leyendo y capte su atención dependerá del titular, ya que su función será doble: atraerlos y guiarlos a realizar una acción concreta (que se registren).

Del titular dependerá en gran medida que el usuario abandone o no la lectura. Y por tanto estos son los factores que un titular debe incluir: que sea interesante (el lector debe saber al instante que va a encontrar algo beneficioso para él), novedoso, que despierte curiosidad, que sea legible y transmita un mensaje positivo y que sea directo.

 

5. Coloca tu formulario en un sitio visible y coherente

Si hacemos todo lo mencionado hasta ahora, pero colocamos el formulario en un mal sitio, todo se irá por la borda y no habrá valido de nada lo anterior. Así que cuidado donde decides poner el formulario de suscripción. Piensa que debe ser en un sitio visible y este es la parte superior de la web.

Otra opción que cada vez más usan algunas páginas es colocar el formulario mediante una ventana emergente (o pop up), el cual aparece de repente en medio de la pantalla cuando el lector abre la página, pasado unos segundos. Para algunos lectores esto resulta algo molesto, ya que le interrumpe su lectura, aunque según las estadísticas, este tipo de métodos suele tener los mejores resultados de registro.

 

Una vez que hemos entendido para qué sirve una newsletter, ya que vamos a gastar tiempo en diseñarla y en pensar en una estrategia, ¿por qué no hacemos todo lo que esté en nuestra mano para potenciarla y atraer a más suscriptores? Con estas herramientas, te aseguro que puedes empezar a rodar. ¡Cuéntanos tu experiencia!