¿Y si enviamos un SMS a nuestro cliente?

Uno de los objetivos principales cuando desarrollamos una estrategia de marketing debe ser la fidelización del usuario o cliente. Vender un servicio o producto a […]

Uno de los objetivos principales cuando desarrollamos una estrategia de marketing debe ser la fidelización del usuario o cliente. Vender un servicio o producto a un consumidor una sola vez es algo positivo, pero no deja de ser una acción aislada que no nos conduce a nada más.

El marketing vía SMS (mensajes cortos de móvil) está considerado una las mejores formas para fidelizar al cliente, ya que se establece una comunicación directa y personalizada. Además, estadísticamente, alrededor de un 99% de las personas leen los mensajes que reciben.

Antes de lanzarnos a enviar mensajes de texto a nuestros clientes, debemos responder a tres preguntas:

– ¿Cómo vamos a conseguir los números de teléfono de nuestros clientes?

– ¿Qué consideraciones legales debemos tener presentes?

– ¿Cómo vamos a realizar los envíos?

Hemos de ser conscientes de que algunos clientes no estarán dispuestos a facilitarnos su número de teléfono móvil, así que si queremos obtenerlo, debemos ganarnos su confianza. Hay que tener en cuenta que es fundamental tener autorización previa por parte del destinatario, no solo por cumplir con la legalidad,  sino también para que no rechace nuestra publicidad y sea más receptivo a la misma.

Para que esta relación sea duradera en el tiempo, deberemos enviarles información específica y útil, que no vaya a encontrar en ningún otro medio de comunicación. De esta forma, el consumidor apreciará más nuestros SMS y estará deseoso de seguir recibiéndolos.

Si actualmente no dispones de una base de datos propia de números móviles de tus clientes, ¿a qué estás esperando? En el caso de existir una relación contractual previa con el usuario, no es necesario el consentimiento expreso por su parte, pero debes saber que la publicidad que envíes deberá referirse a productos o servicios similares a los que ya les estás brindando. En el caso de que no tengamos una relación contractual con el usuario, es imprescindible disponer del consentimiento expreso por su parte.

También existen bases de datos externas de particulares, profesionales y empresas de toda España. Estas listas de números de teléfonos móviles ponen al alcance de las empresas un universo de cerca de cinco millones de contactos en España, que puedes segmentar por criterios sociodemográficos:  la edad de la persona, el sexo, la provincia de residencia…

Sea cual sea el origen de la base de datos, siempre que enviemos este tipo de SMS debemos indicar quiénes somos, de modo que el receptor del mensaje no tenga dudas del remitente del mismo y no incurramos en spam ni en ninguna otra actividad con resultado negativo para la empresa.

Una vez hayamos conseguido el número de móvil del cliente, hay que pensar qué tipo de acciones promocionales podemos desarrollar. La rapidez con que se preparan y difunden los mensajes a miles de destinatarios permite a las empresas diseñar creativas campañas de marketing.  Solo tienes como límite tu imaginación.

 

Imagen @gailjadehamiltondistribuida con licencia Creative Commons CC BY-ND 2.0 

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]