7 estrategias para conseguir seguidores de calidad en redes sociales

Casi siempre nos centramos únicamente en incrementar el número de seguidores de nuestras redes sociales, hasta el punto de obsesionarnos con los números. Llega un […]

Casi siempre nos centramos únicamente en incrementar el número de seguidores de nuestras redes sociales, hasta el punto de obsesionarnos con los números. Llega un momento en el que solo nos importa tener miles y miles de seguidores. Pero, ¿hay una cifra que garantice el éxito asegurado en tu negocio?, ¿importa más la calidad o la cantidad?

Tener muchos seguidores da una buena imagen y reputación, incluso puede aportar una mayor credibilidad a tu negocio, pero no siempre es así, ya que una cuenta con muchos seguidores y poca actividad puede hacernos desconfiar de una marca.

Por eso es importante valorar qué tiene más relevancia, si cantidad o calidad. Los seguidores de calidad son aquellos usuarios que son activos en la comunidad, es decir, comentan, interaccionan con la marca, leen los contenidos, hacen clic en “me gusta”, retuitean, etc.

Por tanto, lanzo la siguiente reflexión: ¿qué prefieres tener mil seguidores pasivos o doscientos seguidores activos que se involucran y están vinculados emocionalmente con tu marca?

Es mejor la segunda opción, tener seguidores de calidad, porque estos indudablemente influirán en tus ventas. Son usuarios a los que realmente les interesa lo que ofreces y,por eso, tu deber es crear una estrategia eficaz para conseguir y mantener un vínculo especial con ellos y satisfacer sus necesidades reales.

Estas son las claves que te ayudarán a conseguir seguidores leales y activos en tu comunidad:

 

1. ¿A quién te diriges?

Cosas tan sencillas como la edad, sus gustos, hobbies, miedos o preocupaciones son datos que debes conocer de tu público objetivo. Así podrás fijar un tono en tus mensajes y decidir qué contenidos son los adecuados para crear un vínculo fuerte con ellos.

 

2. Estudia tu estrategia de contenidos

Una vez que has identificado a tu público objetivo, lo tendrás más fácil a la hora de crear tu estrategia de contenidos. De esta forma, con sentido común y un poco de estudio, debes centrarte en los temas más afines a tu audiencia para tratar en el blog y en las redes sociales.

Imagina que vendes camisetas, en ese caso, los contenidos que generes deberán ir en consonancia con tu audiencia. Y si esa audiencia es un público joven, innovador, al que le gusta la tecnología, etc., ¿cómo vas a hablar en tu blog sobre la historia de España? Los temas no te tienen que gustar a ti, sino a tu target.

 

3. ¿Tiene valor para tu audiencia lo que compartes?

Y ahora, hazte esa pregunta. Si la respuesta es no o tienes dudas, sabrás que no es el camino correcto y que tu estrategia fallará.

Solo conseguirás seguidores activos si le ofreces contenidos interesantes y de valor. Un contenido de valor es aquel que le aclara una duda, le informa, le motiva o, por qué no, le alegra el día.

Así que deja a un lado tu faceta de vendedor y elabora artículos buenos, edita y publica fotos que conecten con el usuario, o comparte en el muro un vídeo que le provoque alguna sensación. ¡Deja volar tu imaginación!

 

4. No es necesario estar en todas las redes sociales 

Tenemos la manía de querer estar “en todas partes”, pero como dice el refrán “el que mucho abarca, poco aprieta”.

Te recomiendo que te centres solo en aquellas plataformas sociales que tu público objetivo utilice. Sé que no es una tarea fácil realizar esta investigación, pero la siguiente información puede ayudarte a empezar: Facebook es la red social más usada por todos, por tanto, debes incluirlo en tu estrategia; Twitter es el sitio donde se difunden contenidos y se va generando confianza y reputación; Instagram es ideal para marcas de ropa, sector de belleza, alimentación o fitness; y Linkedin es recomendable para aumentar tu red de contactos profesional y para participar en grupos vinculados con tu sector.

 

5. Selecciona grupos afines de tu ámbito

Los grupos son muy apropiados para darte a conocer con tus opiniones y conocimiento sobre un tema relacionado con tu sector que se esté debatiendo.

En LinkedIn, por ejemplo, te ayudará a posicionarte como experto y a ganarte la confianza de determinados profesionales. Y en Facebook, cuando empiezas de cero con tu comunidad, una búsqueda de grupos relacionados con tu sector, puede ayudarte a identificar a seguidores de calidad y clientes potenciales.

 

6. Identifica influencers de tu sector

Los influencers son personas con gran reputación de un sector y muchos seguidores, que tienen un gran poder para influir en las decisiones de compra de los demás.

Por eso mismo, contactar con algunos de ellos (relacionados con nuestro sector) para potenciar nuestra marca, nos ayudará a llegar a un espectro más amplio de personas interesadas en lo que ofrecemos.

 

7. Publica en las franjas horarias apropiadas

Y lo más importante, analiza tus resultados por periodos de tiempo, cada mes, cada semana, cada trimestre, como quieras, pero hazlo. Ese análisis te dirá si lo estás haciendo bien o si, por el contrario, no estás teniendo los resultados que esperabas. Esto te ayudará a mejorar tu estrategia, probar otras acciones que antes habías descartado y seguir con aquellas que te están beneficiando.

Además, con este análisis verás cuándo es el momento ideal para publicar contenidos y hacer más ruido en tus redes sociales. Se acabó publicar en horas en las que tus usuarios no están conectados. No tiene sentido, ¿verdad?

 

Foto: pixabay