LinkedIn para pymes

LinkedIn es la red social profesional más importante del momento. Según los datos publicados por la compañía, cuenta con 161 millones de usuarios. El 61% […]

LinkedIn es la red social profesional más importante del momento. Según los datos publicados por la compañía, cuenta con 161 millones de usuarios. El 61% son profesionales que viven o trabajan en Estados Unidos, mientras que en España se han registrado ya más de tres millones de personas. El modelo de negocio se basa en las suscripciones premium, las soluciones para contratación de nuevos empleados y otras herramientas de marketing digital.

Pienso que esta red social puede aportar valor a la estrategia digital de una pyme. Hay que saber aprovechar las soluciones gratuitas y, si procede, ampliar a los servicios de pago. En mi opinión, el empresario y los empleados son la punta de lanza de toda la estrategia: las páginas de empresas, sobre todo de emprendedores, pueden ser un escaparate para mostrar las virtudes y las capacidades. Ahora que LinkedIn se ha desagregado de Twitter, podemos repensar cómo estar presente en esta red social. Con esta premisa, te recomiendo cinco acciones concretas para personalizar tu presencia digital.

  1. Actualiza tu perfil. Piensa que LinkedIn es una gran base de datos, una suerte de páginas amarillas. Utiliza la guía de medios sociales para determinar quién y cómo se abren los grupos de empresa, la denominación de empresa o marca comercial que debes usar y otras cuestiones de comunicación corporativa. Cuanto más detalles tu perfil, más fácil será encontrar personas con tus mismos intereses. Huye de las palabras que no significan nada: cuanto más trendy, más obsoleto puedes quedar. Utiliza los mismos automatismos que en el SEO: cuanto más detallado, más fácil será encontrar tu firma. 
    linkedin
  2. Crea una página de empresa. Aquí tienes el tutorial oficial. Tienes que tener claro el objetivo: utilizar la web como herramienta de comunicación corporativa, contar las novedades comerciales, montar el servicio posventa sobre esta plataforma, organizar grupos de debate sobre cuestiones de la industria o publicar ofertas de empleo. Todas las metas son correctas, pero procura que se alineen con tu estrategia general. En todo caso, ocupa tu nombre comercial para evitar futuras disputas. Es una acción gratuita y preventiva. Por ejemplo, http://es.linkedin.com/in/jlmanfredi Recuerda que la información de la página de empresa aparecerá en Google y otros buscadores, por lo que genera economía de escala. Sincroniza la página con otras acciones digitales: presencia en Slideshare, el blog corporativo, actividades en el calendario, lecturas y recomendaciones en Amazon y otras tantas aplicaciones disponibles. Cuantos más vínculos, mejores resultados.
  3. Organiza tus contactos profesionales. Es una red social orientada a las relaciones profesionales. No es el sitio para presumir de cantidad de amigos. Algunos estudios sugieren que alrededor de 250 contactos reales forman un tejido sólido. Evita las invitaciones masivas y menos aún con los otros contactos visibles. Aprovecha los encuentros y las ferias para reforzar tu presencia en LinkedIn. Borra el mensaje automático de invitación y personaliza el mensaje explicando cómo y cuándo os habéis conocido o por qué podéis estar interesados en estar conectados. Asimismo, do ut des. Si quieres recibir, tienes que entregar. Rige el principio de reciprocidad y respeto. Por eso, te recomiendo que sigas a tus consumidores y clientes. Escucha sus conversaciones y observa sus tendencias. No emplees la red solo como un canal comercial, sino como una herramienta para mejorar la experiencia del cliente. Si utilizas tu red como spam, pierdes la credibilidad al instante. Ya está pasando.
  4. Forma a tus empleados. Es muy recomendable que los empleados estén presentes en la red social. Haz ver el valor que supone exponer el trabajo en público y dotar de contenidos a la página de empresa. Antes o después, van a estar en la red, luego es mejor que su participación se alinee con la estrategia de la compañía. Por ejemplo, aprovecha el espacio que cada perfil tiene para promocionar la web corporativa. Tiene un efecto multiplicador en el SEO de Google.
  5. Tus empleados, tus embajadores. Aprovecha para localizar tus mejores talentos digitales y promocionar su actividad online: los empleados son tus mejores embajadores de marca. Ellos pueden impulsar la estrategia. No siempre los mejores perfiles de la red coinciden con los del director general. Los nuevos influyentes, como los denomina acertadamente Paul Gillin, pueden ser los otros.

 

Foto @Coletivo Mambembe, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]