Presenta tu negocio con un vídeo y gana en visibilidad

En esta era virtual, la gente se acostumbra deprisa a los formatos más cómodos y atractivos. Y esto implica que las marcas que antes empiezan […]

En esta era virtual, la gente se acostumbra deprisa a los formatos más cómodos y atractivos. Y esto implica que las marcas que antes empiezan a utilizar dichos formatos logran una clara posición de ventaja, pero como efecto añadido, las marcas que tardan mucho en incorporarse a ellos o no lo hacen nunca, acaban con una seria desventaja.

El caso del vídeo de presentación de tu marca es un ejemplo muy claro. Pocos usuarios se detienen a leer un texto que describa tu producto o el servicio que ofreces. Sin embargo, una breve presentación visual de uno o dos minutos a través de un vídeo dinámico y con imágenes atractivas es algo que muchos usuarios prefieren a la hora de conocer tu marca.

Imágenes que valen más que mil palabras

Cuando el proceso de tu modelo de negocio es algo complejo, lo mejor es recurrir a una explicación gráfica y animada, que ayude al usuario a entender mejor y a retener de forma más eficaz la forma de utilizar tus servicios. Un ejemplo podría ser el de Hermeneus, un portal que pone en contacto proveedores, transportistas y consumidores en ámbitos locales. ¿Has comprendido el concepto? Mejor echa un vistazo al vídeo.

A la gente le gusta ver gente

Otro caso en el que merece la pena considerar la edición de un vídeo es en aquellas iniciativas que crean convocatoria, que mueven a gente y son capaces de crear ambientes sociales especiales. A la hora de querer transmitir esta capacidad de mover a la gente, si no se trata de grandes números, es casi imprescindible recurrir a imágenes y, mucho mejor, a imágenes vivas, testimonios de los propios protagonistas de esa vivencia. Un ejemplo podría ser el caso de Iniciador, una comunidad de apoyo y red de eventos de emprendedores para emprendedores. Este es su vídeo de presentación.

Toda la fuerza de un mensaje

A menudo, un negocio se basa en un mensaje o una forma de ver la vida o la sociedad. Para lanzar una idea o un concepto de forma directa, aprovechando toda la fuerza y profundidad de las palabras, existen vídeos como el de IOweYou Project, una tienda online de ropa que promueve un comercio social y sostenible. Este tipo de vídeos simplifican mucho la parte de tomas y rodaje, pero exigen un muy buen diseño y cuidado con los estilos.

Para todos los presupuestos

Hay una gran oferta de edición de vídeos para empresas y profesionales y, lo que es mejor, en un margen muy amplio de precios.

Existen herramientas para editar uno mismo sus propios videos, desde la más sencilla, como es Windows Movie Maker, hasta las más profesionales, como puede ser Adobe After Effects.

Se pueden encontrar ofertas de edición de vídeos a muy bajo coste en mercados de profesionales como en Mynt Market, donde hay además una gran cantidad de opciones según lo que se esté buscando.

Pero si quieres un vídeo atractivo y de calidad, tendrás que tener claro que la edición profesional anda en torno a los 3.000 o 4.000 euros. Los resultados suelen ser muy buenos, y algunos de estos vídeos pueden tener cierta viralidad en las redes sociales si cuentas con la complicidad de los usuarios que más simpaticen con tu marca. Algunos ejemplos de vídeos de este tipo los puedes encontrar en el porfolio de Motion4startups.

Por supuesto, siempre se puede recurrir a agencias que se encargan de hacer vídeos espectaculares, más cercanos a las campañas de publicidad que conocemos de la televisión, pero eso ya es otra historia…

 

Foto @mark sebastian, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]