¿Existe la red social perfecta para vender?

Un 75% de los consumidores ha comprado algo después de verlo en redes sociales y un 57% muestra interés de compra después de consultar tiendas […]

Un 75% de los consumidores ha comprado algo después de verlo en redes sociales y un 57% muestra interés de compra después de consultar tiendas virtuales en redes sociales, según un reciente estudio de We Are Social y Hootsuite.

En la misma línea, pero ciñéndonos a nuestro país, el último informe publicado por IAB Spain sobre el uso de las redes sociales ya señalaba cómo el 52% de los usuarios españoles declaraba haber sido influido por las redes sociales en sus compras; de ellos, además, prácticamente el 64% afirmaba buscar información de productos o servicios durante el proceso de compra en las redes sociales, especialmente en Facebook.

Además, IAB Spain mostraba cómo el 66% de los usuarios de nuestro país valora positivamente los comentarios en redes y de ellos el 53% asegura que dichos comentarios sí influyen en su decisión de compra.

Sin duda, las redes sociales son una plataforma perfecta para compartir intereses o noticias, para atender al cliente y, cada vez más, para dar a conocer una empresa, marca o servicio y, con ello, vender.

Pero, del mismo modo que de estos también llamados social media los hay más apropiados para según qué objetivo persigas (compartir información, divertir, informar, etc.), también es necesario conocer qué red social es la perfecta como escaparate de nuestro negocio.

Otro estudio, esta vez de Shopify, nos da algunas pistas a la hora de elegir cuál es la red social más idónea como canal de venta de nuestros servicios o productos. Por ejemplo, por una mera cuestión de datos, Facebook, con más de 2.000 millones de usuarios en el mundo, se sitúa a la cabeza a la hora de vender un producto o servicio por su alcance.

Pero además la estrategia de la red social creada por Mark Zuckerberg integra a la perfección el comercio electrónico con la posibilidad de crear perfiles de empresa, en función del tipo de comercio o actividad a la que se dedique la misma, y con herramientas como el Market Place, un tienda virtual liga directamente al perfil que tenga ese negocio en la red social.

Una tienda en la que ya es posible vender coches, publicitar ofertas de empleo e, incluso, recientemente Facebook anunciaba la posibilidad de ofrecer alquileres de vivienda, un hito en el ámbito del sector turístico que dará sin duda mucho que hablar.

Tras Facebook, el informe de Shopify sitúa a Instagram como la segunda mejor red social para vender. Sin duda, el carácter visual de esta red social contribuye desde su propia concepción a utilizarla como el escaparate perfecto.

Con más de 700 millones de usuarios activos en el mundo, la posibilidad de dar a conocer una marca, producto o servicio con el claro objetivo de vender se amplía claramente en Instagram en la que, un informe de We Are Social, también indicaba que “la posibilidad de conseguir clics en un anuncio es 2,5 veces mayor que en el resto de redes sociales”.

Tras, ellas, Twitter ocupa el tercer lugar en la lista de las aliadas a la hora de incrementar las ventas. Pese a que son muchos los que aún consideran que es una red social más propia de compartir únicamente información, son ya muchas las empresas que la utilizan como vía de venta.

Con formatos publicitarios cada vez más atractivos, como el vídeo promocionado, Twitter logra además un gran retorno de la inversión. Así lo asegura un estudio realizado por la red de marketing y comunicación Dentsu Aegis Network que señala que el retorno de la inversión (ROI) publicitaria en Twitter es, de media, un 40% mayor que el obtenido en otro canales.

No olvidamos otras redes sociales como Pinterest, también escaparate fotográfico perfecto si somos partidarios de que “una imagen vale más que mil palabras”. Utilizar Pinterest para vender nuestro negocio podría suponer llegar a 200 millones de potenciales compradores, que son los usuarios que tiene hoy en día esta red social, un público nada desdeñable.

Algo que no pasa desapercibido tampoco para la propia red que ya ofrece herramientas para empresas como Pinterest Business, que permite, por ejemplo, enlazar directamente una publicación con la web de tu negocio.

Según la propia plataforma, el 87% de los usuarios han comprado algo que han visto previamente en Pinterest y el 93% afirma utilizar Pinterest para planear sus compras.

YouTube, LinkedIn… saber vender realmente es un arte y, si lo dominas, lo cierto es que cualquier red social podrá ayudarte a conseguir nuevos clientes.

Eso sí, da igual la red que finalmente elijas. De nada sirve, si no lo acompañamos de una estrategia correcta.

No sólo basta con ofrecer nuestros productos y servicios, debemos saber, en primer lugar, a quién queremos vendérselos. Esa será la primera criba para elegir una red social.

Pero, además, en redes sociales debemos conversar, atender consultas, ser honestos y transparentes con la información que ofrecemos, cuidar nuestro contenido, ser atractivos y originales, medir y medir los resultados que vamos obteniendo para así poder reorientar nuestras acciones o, incluso, cambiar la estrategia por completo.

Probar y volver a probar muchas veces es el camino para llegar a la solución ideal y es que en redes sociales, como en la vida, la fórmula perfecta no se logra a la primera.