¿Un canal en YouTube? Tu negocio también puede tenerlo

Internet no solo ha revolucionado la forma en la que nos comunicamos o trabajamos, sino también en la que nos entretenemos, informamos o compramos. Un […]

Internet no solo ha revolucionado la forma en la que nos comunicamos o trabajamos, sino también en la que nos entretenemos, informamos o compramos.

Un nuevo escenario en el que el contenido sigue siendo el rey afortunadamente y en el que si este es audiovisual, las opciones de triunfo se multiplican.

Esto explica que el mercado del vídeo online en España concentre más de 24 millones de personas que buscan contenido audiovisual de forma diaria y que dedican, según el estudio de IAB Spain, un promedio de 19,2 horas a la semana de visualización de este tipo de contenidos por individuo.

Un consumo audiovisual en el que YouTube es la mayor puerta de entrada. La red social exclusiva del vídeo, lanzada en 2005, cuenta hoy en día, según datos de la propia compañía, con 1.800 millones de usuarios registrados que ven contenidos cada mes.

Un gigante que en nuestro país ya se ha convertido en la red social favorita de los internautas, según el último informe de Hootsuite y We Are Social. Concretamente, dicho informe señala que los españoles elegimos como redes sociales YouTube (con un 89% de los usuarios), seguida de WhatsApp (87%), Facebook (82%), Instagram (54%) y Twitter (49%).

 

YouTube, la favorita de los internautas

Además, el último análisis ofrecido por Think With Google a partir de ComScore VideoMetrix, de marzo de 2018, nos deja otras cifras muy significativas:

  • YouTube llega a 28 millones de españoles mensualmente, que visualizan 36 minutos de contenido al día, de media.
  • Por edades, en la franja de 25 a 44 años, el consumo es cercano a los 50 minutos diarios.
  • Los hombres de entre 18 y 24 años rozan los 80 minutos de consumo diario.
  • La tendencia de crecimiento es notable y así, en el último año, ha aumentado un 23% el tiempo que dedicamos a ver vídeos en esta plataforma.

A estas alturas no queda duda del potencial que, como escaparate, ofrece YouTube a las empresas, que no dudan en abrir su propio canal, ofreciendo contenidos de su negocio, productos y servicios.

Pero también es cierto que son muchas las pequeñas empresas o profesionales que siguen teniendo cierto temor a la hora de lanzarse a YouTube.

“Eso es solo para las grandes compañías o para influencers”, piensan muchos pequeños negocios y autónomos. Pero la realidad les quita la razón.

Es el caso de José Luis Sáenz Villar, más conocido como Pepe Chuletón, un empresario riojano que ha sabido hacer de las redes sociales un potente aliado.

Con más de 24.000 seguidores en Facebook, casi 7.000 en Instagram y presencia en YouTube, donde algunos de sus vídeos superan el millón de visualizaciones. Más de un influyente moriría por estos números.

 

¿Por qué no intentarlo en YouTube?

Tan solo necesitamos algo de tiempo y, sobre todo, seguir unas pautas básicas antes de lanzarnos a abrir nuestro canal.

La propia Kelly Merryman, vicepresidenta de Content Partnership de YouTube, ofrecía una entrevista al periódico El Financiero en la que daba algunas pistas de gran utilidad:

  1. Sé auténtico. Para Merryman, “la forma de tener éxito depende de quién es tu audiencia y qué historia estás tratando de contar. Lo que normalmente digo a las personas es que deben ser auténticas; así que no te preocupes mucho si tu vídeo dura 5 o 7 minutos, no te preocupes si estás sentado solamente hablando desde tu cuarto o si estás afuera en una puesta de sol. Solo sé auténtico y cuenta tu historia, mientras hagas eso, encontrarás una audiencia y después, cuando empieces a crecer, sabrás lo que tu audiencia desea”.
  2. Comete errores. No somos perfectos y eso es parte de la autenticidad que debemos mostrar en YouTube. A los usuarios les gusta ver personas como ellos, con sus virtudes y sus defectos. Por eso, “debes estar dispuesto a mostrar vulnerabilidad. Todos deseamos pasar sin ningún defecto, pero lo que realmente hace que las personas te amen son los defectos”.
  3. No descuides a tu audiencia. Como en cualquier red social, lo importante es la interacción; mantener una comunicación con los espectadores, respondiendo sus comentarios, conectando con ellos. “Creo que debes conectar con tu audiencia a través de publicaciones, comentarios, compartir otros posts, etc. La comunicación debe ser bidireccional”.

Establecer quién es nuestra audiencia, determinando qué intereses tiene y cómo vamos a responder a ellos; establecer un calendario editorial, publicando de forma periódica y manteniendo nuestra actividad o elegir el tipo de vídeos que publicaremos son algunas de las premisas básicas que tendremos que establecer antes de lanzarnos a abrir nuestro canal.

Lógicamente, tendrás que tener en cuenta también el propio diseño de tu canal, los metadatos que te ayudarán a posicionar mejor tus vídeos o la duración de estos, aspectos clave para el éxito de esta aventura.

Y si aún así sientes que te falta algo de inspiración, te recomendamos algunos canales de emprendedores que no lo hacen nada mal. Échales un vistazo, coge la cámara y lánzate a por tu primer vídeo.

Silencio… ¡Se rueda!