Cambios fundamentales que traerá el marketing sobre voz

No estamos prestando demasiada atención al gran cambio que se nos viene encima en los próximos años: la voz como vía de interacción preferente con […]

No estamos prestando demasiada atención al gran cambio que se nos viene encima en los próximos años: la voz como vía de interacción preferente con la tecnología. Será una revolución más que sensible que afectará al modo en que la empresa se comunica con sus clientes, apareciendo el nuevo concepto de marketing sobre voz.

Hemos oído hablar de los asistentes personales, esas cajas conectadas, “pseudointeligentes” y de bonito diseño que situamos, o situaremos, en nuestros hogares como centro. A ellos les  podemos dar órdenes de voz y recibir todo tipo de información, a la vez que comprar directamente multitud de productos y servicios. Las películas futuristas ya nos enseñaban cómo se controla con nuestra voz todos los elementos de nuestra casa (temperatura, medios audiovisuales, electrodomésticos, luz, persianas, etc.). Pero ello no deja de ser elementos de comodidad del hogar.

Lejos de artificios de la ciencia ficción que ya son realidad, la voz nos permite comunicarnos con nuestra tecnología próxima. Ya es habitual el “Ok Google” que dictamos a nuestro móvil para evitarnos teclear cualquier búsqueda. También lo es entre los millennials y la Generación Z, que elaboran sus mensajes de WhatsApp con grabaciones de voz.

Pero más allá, en pocos años empezaremos a dar órdenes a nuestros dispositivos mediante la voz. La utilización de manos y dedos para interactuar con nuestro móvil será algo residual, y dictaremos todo por comandos sonoros tipo “Escribir correo a “o “comprar este libro en Amazon”.

El perfeccionamiento de la inteligencia artificial , que aún está en pañales, ayudará a que nos podamos comunicar con nuestros dispositivos con un lenguaje natural y sin que haya lugar a malentendidos. Cuando a nuestra pantalla inteligente de cine-televisión le digamos “quiero ver Ciudadano Kane”, debería interpretar que se trata de una película y buscarla entre nuestras plataformas de pago contratadas. En cambio, no deberá buscar en nuestra agenda el teléfono del tal Kane y llamarle para que venga a vernos.

 

La voz: El cambio en el marketing

Los algoritmos inteligentes harán fácil nuestra comunicación con todo tipo de pantallas y dispositivos, pero por otro lado deberá existir una infraestructura para poder servir de forma adecuada todas las demandas que se establezcan a través de la voz. Y no solo eso, además debemos ser capaces de enviar información y seducir al cliente con nuestra voz, en este caso la de nuestra empresa.

Se podrían enumerar nueve cambios básicos que serán necesarios gestionar e implantar en nuestros planes de marketing futuros:

  1. Automatismos en la información previa y en la postventa. Los chatbots (algoritmos automatizados) sonoros capaces de entender preguntas y solicitudes de información, y cumplir con precisión con lo demandado, serán un valor en alza en los próximos años.
  2. Integración en las plataformas de voz. Las empresas tendrán que adaptarse a las grandes plataformas de asistentes como Alexa o Google Assistant para poder ofrecer sus servicios y productos a través de ellas. Ello exigirá diseñar protocolos de interacción adecuados para poder ofrecer de manera satisfactoria las demandas del cliente.
  3. Ecommerce sonoro. En esta misma línea, las tiendas de comercio electrónico deben, a través de sus plataformas web o móvil, poder responder a los mandatos de voz, tanto en búsqueda como en finalización de compra, sirviéndose también de los chatbots. En este punto, la descripción e información de los productos de forma atractiva a través de la voz y sonido será fundamentales.
  4. Contenidos sonoros. Es hora de pensar en el branded content sonoro, ofreciendo información de valor a través de información grabada de fácil acceso para el usuario. Pensemos en contenidos cortos como consejos útiles, novedades e información del sector que nos hagan atractivos antes los ojos del potencial cliente, y que contribuyan a nuestra visibilidad.
  5. Adaptación de producto. En productos tecnológicos la interacción en voz será fundamental. La combinación con la Internet de las cosas (IOT), dará un cambio radical a cómo se han de diseñar los productos del hogar, los de empresa o los de ocio.
  6. Un punto clave es la publicidad sonora. En un entorno en el que la voz estará normalizada, será preciso diseñar mecanismos que transmitan nuestro mensaje procurando la mínima intromisión en el tiempo y en la privacidad del usuario. La gamificación publicitaria para este objetivo será un punto a tener en cuenta.
  7. Transacciones y privacidad. La usabilidad en las transacciones de voz a la vez que su seguridad serán tenidas en cuenta por el consumidor. Un extremo a cuidar es la privacidad de las conversaciones, órdenes y grabaciones. En un sistema en el que la tecnología escucha permanentemente, la intimidad debe quedar garantizada.
  8. Educación y ocio. La utilización de la voz va a ser clave para servir al cliente en sectores como la formación, la atención del tiempo libre o el cuidado de salud, entre otros muchos. La audioformación, el entretenimiento, los servicios de noticias sonoras diseñados para movilidad, el recuerdo de instrucciones de salud para ancianos mediante voz, etc, se normalizarán en pocos años.
  9. Respuesta. Y como resumen, el sonido combinado con la inteligencia artificial debe responder siempre a las necesidades del cliente, esté donde esté.

En pocos años la voz será la perfecta sustituta de nuestros dedos para manejar toda la tecnología que tenemos a nuestro alcance. Deberíamos estar ya preparados para aprovecharnos de ese entorno cercano.

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]