Conquista a tu cliente con un código QR

El sueño de todas las empresas siempre ha sido poder influir en la decisión de compra de un cliente justo en el preciso momento en […]

El sueño de todas las empresas siempre ha sido poder influir en la decisión de compra de un cliente justo en el preciso momento en el que la compra se está produciendo. Gracias a que el usuario lleva su smartphone siempre encima, ese sueño cada día se hace más y más real.

Algunos creen que los códigos QR son simplemente una moda pasajera que utilizan algunas marcas para parecer más tecnológicas o innovadoras, pero la realidad es que este tipo de códigos cada vez aparecen con más frecuencia en nuestras vidas, en vallas publicitarias mientras paseamos por la calle, en revistas, envases de productos, museos, exposiciones…

Cuando alguien ve un código QR se hace la siguiente pregunta: ¿qué habrá detrás de ese símbolo? Esto es suficiente para que la persona escanee el código y el usuario aterrice en una web o en un vídeo corporativo, por ejemplo. No obstante, si acompañamos la pura información corporativa de un componente lúdico, la iniciativa funciona mucho mejor: descuentos puntuales, juegos, promociones…

Pero… ¿qué es un código QR? (de Quick Response o respuesta rápida). Los códigos QR fueron originalmente diseñados para la industria de la automoción, con la finalidad de encontrar piezas y repuestos. Se caracterizan por los tres cuadrados que se encuentran en las esquinas y que permiten detectar la posición del código al lector. Para leerlos, el usuario simplemente tiene que abrir el lector de códigos de barra de su móvil y apuntar la cámara hacia el código QR. En unos segundos le aparecerá la información en la pantalla y podrá utilizarla.

Muchas compañías se han iniciado en el mundo de los códigos QR implantándolos en las tarjetas de visita de sus empleados, de modo que la captura de los datos de contacto se hace mucho más sencilla e innovadora al mismo tiempo. Las posibilidades que ofrecen estos códigos son casi infinitas.

Enlazar los códigos a vídeos es una de las acciones más habituales. Los expertos en marketing han comprobado que las imágenes y los sonidos son más útiles que cientos de líneas de texto en un catálogo, de modo que colocar un código QR junto a un producto hace que el usuario comprenda mucho mejor el funcionamiento y las características del mismo, así como el valor que le ofrecería adquirirlo.

En definitiva, los códigos QR son una de las formas más sencillas y baratas de codificar información y crear un nexo de unión entre el mundo físico y el mundo digital, sin necesidad de utilizar complejos dispositivos. ¿Cómo podrías utilizar los códigos QR para acercarte a tus clientes?

Foto : © morficus, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0.

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]