El nuevo ecosistema tecnológico, clave esencial para afianzar tu estrategia

Un correcto análisis del nuevo ecosistema tecnológico es una de las grandes claves para afianzar una buena estrategia empresarial. Frases como “empleamos su algoritmo para […]

Un correcto análisis del nuevo ecosistema tecnológico es una de las grandes claves para afianzar una buena estrategia empresarial. Frases como “empleamos su algoritmo para analizar patrones de conducta” o “hemos llegado a un acuerdo para crear una nube híbrida y segura”, son muy habituales ya en encuentros y reuniones empresariales. Y es que el entorno tecnológico tiene cada vez más influencia en la toma de decisiones.

En un artículo anterior, argumentábamos por qué las empresas deben trabajar cuanto antes con metodologías prospectivas que les permitan entender los factores que aceleran su mercado y cómo aprovecharse de ellos para lograr una ventaja de mercado real en el tiempo.

Uno de los puntos clave a la hora de plasmar una estrategia prospectiva en la práctica se centra en plantear potenciales escenarios según vayan modificándose determinadas condiciones de su entorno competitivo.

En este contexto de mercado, el análisis del escenario tecnológico (tanto de sus empresas líderes como de los desarrollos que están llevando a cabo) puede afianzar la posición estratégica futura.

Para delimitar esta posición en el campo tecnológico, la consultora CB Insights ha publicado recientemente un estudio sobre la evolución histórica de las patentes de las grandes empresas tecnológicas. En este artículo nos centraremos en las conocidas como GAFA (acrónimo de Google, Amazon, Facebook y Apple y agregaremos también Microsoft).

El informe detalla qué estrategia están tomando estas compañías en ocho áreas tecnológicas prioritarias: inteligencia artificial (incluida la automatización), analítica de conducta de usuario, ciberseguridad, hardware, cloud computing, mobile, vehículos autónomos, realidad virtual y aumentada.

Lo interesante en este análisis es comprobar que muchas de estas patentes serán servicios que las grandes empresas tecnológicas pondrán a disposición del mercado (empresas medianas, sobre todo) en poco tiempo.

Las empresas han desarrollado estas patentes de la siguiente forma:

  • Google tiene patentes en las ocho áreas mencionadas.
  • Amazon tiene patentes en seis, es decir, en todas excepto en mobile y realidad virtual y aumentada.
  • Facebook está posicionado en análisis de conducta, ciberseguridad, mobile, vehículos autónomos y realidad virtual y aumentada.
  • Apple se centra en ciberseguridad, hardware, mobile y realidad virtual y aumentada.
  • Microsoft en seis, lo que significa que todas menos en análisis de conducta y mobile.

Para completar esta parte, podríamos extender el análisis a otros gigantes tecnológicos como IBM, o hacerlo sobre tecnologías como blockchain para comprobar qué posiciones están tomando estas empresas en el mercado y tener una foto aún más amplia del entorno tecnológico.

Si profundizamos en el análisis de algunas áreas tecnológicas, es posible determinar qué trayectoria está siguiendo cada empresa en su estrategia de negocio.

Destacaremos cuatro ámbitos tecnológicos de los ocho planteados, teniendo en cuenta relevancia en el mercado y su nivel de implementación: inteligencia artificial, vehículos autónomos, ciberseguridad y realidad virtual y aumentada.

  • Inteligencia artificial: Google ha desarrollado casi 300 patentes desde 2009 y Microsoft 270. Las aplicaciones (robots inteligentes, coches autónomos, drones de entrega de productos y asistentes virtuales).
  • Vehículos autónomos: Google encabeza el ranking seguido de Amazon (500 aplicaciones frente a las 150 del segundo).
  • Ciberseguridad: Desde 2009 Microsoft ha registrado 900 patentes, Google 650, Apple 530 y Amazon 450. Se trata de un campo en evolución permanente.
  • Realidad virtual y realidad aumentada: Microsoft con 600 patentes y Google con 400, ocupan las dos primeras posiciones. Apple y Amazon tienen cerca de 250 cada una y Facebook en cinco años ha realizado 100.

Toda esta información, permite obtener tres conclusiones sobre el entorno competitivo y tecnológico para cualquier empresa:

  • Son en su mayoría tecnologías transversales y aplicables por tanto a múltiples sectores. Accesibilidad y escalabilidad serán dos atributos esenciales en el futuro. Comienza la era de las tecnologías exponenciales.
  • Las empresas tecnológicas formar parte activa en la creación y desarrollo de los nuevos ecosistemas.

Si tomamos como ejemplo el sector de la automoción en la actualidad, pocas empresas fabricantes dominan toda la industria.

Con la entrada de las nuevas tecnologías, el ecosistema (a través del establecimiento de acuerdos estratégicos) abarca a empresas fabricantes, tecnológicas, aseguradoras, operadoras de telecomunicaciones y conectividad, fabricantes de semiconductores, etc.

  • Permiten la creación de plataformas en las que un usuario puede acceder a un rango de servicios más amplios y complementarios, favoreciendo el desarrollo comercial de muchas empresas. Todo a través de las denominadas API.

Para muchas empresas medianas, el desarrollo comercial de este tipo de tecnologías, su fácil acceso y su escalabilidad en el mercado (con precios competitivos) pueden ser de vital ayuda para abordar su transformación tecnológica, sin necesidad de realizar cuantiosos desembolsos.

El futuro se dibujará con ecosistemas, plataformas y tecnologías.