El valor del dato, un aliado no solo para las grandes empresas

Inteligencia de negocio. Sí, esa sería la traducción literal del Business Intelligence, un enfoque basado en tecnología que busca analizar los datos de una empresa […]

Inteligencia de negocio. Sí, esa sería la traducción literal del Business Intelligence, un enfoque basado en tecnología que busca analizar los datos de una empresa y, de este modo, extraer el valor que encierran y tomar decisiones acertadas.

Como vemos, una definición en la que la piedra angular es la información, el dato y su análisis, algo que sería o debería ser aplicable a cualquier negocio, independientemente del tamaño que tenga y que, sin embargo, durante mucho tiempo se ha centrado únicamente en una opción al alcance de las grandes compañías.

De hecho, la inversión en soluciones de Business Intelligence, hasta hace poco también llamado “minería de datos”, no deja de crecer. Según la consultora internacional Gartner el volumen de ingresos alrededor del Business Intelligence y el software de analítica alcanzarán en 2020 los 22.800 millones de dólares.

La misma consultora, en un reciente estudio sobre las prioridades tecnológicas de los CIO (Chief Information Officer) elaborado tras encuestar a más de 3.000 directivos, también incide en que la analítica de datos y el business intelligence son las tecnologías más diferenciadoras y en las que más foco de inversión están poniendo los responsables de tecnologías de la información de las organizaciones en los próximos años.

Pero si de lo que hablamos es de datos sin más, de cualquier solución tecnológica que permita su gestión y análisis para la toma de decisiones de negocio, las cifras son aún mayores.

Así, según la consultora tecnológica IDC, en 2020 el 50% del gasto tecnológico estará relacionado con los datos, ya que las nuevas métricas de análisis son las que determinarán el éxito del cambio.

 

Datos también para la pyme y el autónomo

Esta tendencia no solo implicará el crecimiento del mercado de soluciones de análisis de datos y tecnologías Big Data. sino que además estas herramientas serán adoptadas cada vez más por todo tipo de empresas y profesionales.

Esta expansión es necesaria, si tenemos en cuenta que, de acuerdo con una encuesta realizada por el Instituto francés OpinionWay, solo un 25 por ciento de las empresas de entre 20 y 199 trabajadores cuenta con alguna solución de business intelligence.

Y un dato aún más preocupante: pese a que las herramientas de inteligencia de negocio permiten extraer y analizar datos exactos y en tiempo real de cualquier actividad o área de negocio, por ejemplo, labores administrativas o financieras (las más habituales en la práctica de analizar la información que generan), el 54 por ciento de las pymes a día de hoy tan solo se vale de una tabla Excel para su apunte e interpretación, de acuerdo con la compañía Sage.

Dicho escenario irremediablemente debe cambiar, si la pequeña y mediana empresa no quiere quedarse atrás y participar del valor que esconden los datos que sus negocios también generan.

Web, proveedores, ventas, clientes, facturación… ¿Qué datos genera una pequeña y mediana empresa realmente si tiene presencia online, algo que ocurre en la gran mayoría? La respuesta es clara: muchos más de los que imaginamos.

Si, por ejemplo, se trata de una pyme o profesional autónomo que cuenta con una página web y redes sociales, los datos que genera y que podría analizar son innumerables. Quién entra en nuestra web, cuándo, cómo entra, qué hace, por qué páginas navega… y todas estas mismas preguntas trasladadas a redes sociales. Qué seguidores tenemos, de qué edad, sexo, lugar geográfico, qué les gusta, con qué contenidos interactúan, etc.

Pero si además nos trasladamos a una actividad que lógicamente realizan pymes y autónomos de todo el mundo, la contabilidad, el análisis de la información es esencial. Facturas emitidas, cobradas, en proceso, clientes, proveedores, las llamadas y contactos que se han hecho con ellos… Todos son datos valiosos, por pequeños que sean, que merece la pena analizar.

Por todo lo anterior, las herramientas de Business Intelligence o Big Data aparecen hoy más que nunca como un aliado perfecto para cualquier empresa. Y es que de nada sirve tener datos si no somos capaces de interpretarlos y extraer su valor y las pymes y autónomos ya se han dado cuenta.

 

Soluciones al alcance de todos

Hasta el momento, es cierto que el coste económico o los recursos humanos necesarios para su correcto uso, alejaban este tipo de tecnologías y herramientas de la pyme.

Sin embargo, el mercado ha evolucionado y gracias por ejemplo a la nube, hoy es posible que empresas de prácticamente cualquier tamaño y presupuesto puedan acceder a soluciones de análisis de datos.

Así, por ejemplo, a nivel económico, ya existen herramientas de Big Data como servicio que permiten acercar estas tecnologías a la pyme. Concretamente, hace apenas una semana, Telefónica presentaba junto a Huawei un paquete de productos de Big Data as a Service (BDaaS) orientado a empresas que quieran desarrollar casos de uso internos o vender aplicaciones de datos a sus clientes.

En la misma línea, pero esta vez para acabar con la necesidad de contar con perfiles profesionales especializados en Big Data, las plataformas de Business Intelligence como autoservicio son una opción perfecta para las empresas más pequeñas, que pueden así mejorar su toma de decisiones sin necesidad de ser especialistas en la plataforma tecnológica de análisis.

Como vemos, el valor del dato es innegable y ahora también está al alcance de las pequeñas y medianas empresas, que por fin pueden descubrir y utilizar los pequeños tesoros que sus datos encierran.

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]