¿Por qué debes medir lo que pasa en tu web?

Cuando tenemos una tienda, de esas que requieren alquilar un local y subir la persiana cada día, los trabajadores empiezan, de forma inconsciente, a analizar […]

Cuando tenemos una tienda, de esas que requieren alquilar un local y subir la persiana cada día, los trabajadores empiezan, de forma inconsciente, a analizar cómo funciona:

– ¿A qué horas hay más clientes?

– ¿Cuáles son los productos que más compran?

– ¿Hay algún producto que no guste?

– ¿Al público le gusta cómo tenemos decorado el escaparate?

– Si no compran, ¿es por la calidad del producto o por el precio?

– ¿Las colas demasiado largas afectan a las compras?

Estas y muchas otras preguntas nos las podemos hacer y muchas veces las podemos responder simplemente observando a nuestros clientes.

Pero, ¿cómo podemos observarlos si nuestra tienda es virtual y acceden a nuestra tienda desde la comodidad de su hogar?

Una web es como una caja negra, de la que desconocemos lo que hay en su interior. Simplemente sabemos que funciona, porque si entramos desde nuestro navegador favorito al dominio correcto, podemos verla. Y sabemos que alguien más ha visitado la página, porque hemos visto algún comentario o hemos recibido una consulta sobre alguno de nuestros productos pero, ¿podemos saber algo más?

¡Por supuesto que sí! Y de una forma mucho más fácil de la que os podéis imaginar 😉

  • ¿Cuáles son los productos que más éxito tienen?
  • ¿De qué países (o ciudades) recibo más consultas?
  • ¿Mis anuncios en Internet funcionan bien? ¿Podría ahorrarme algo cambiando mis anuncios?
  • ¿Cuáles son las páginas de mi web que menos gustan?
  • ¿Mi página es suficientemente rápida?
  • ¿Qué productos tienen mayor demanda?
  • ¿Cuánto tiempo tardan mis clientes en decidirse?
  • ¿El diseño de mi web es el mejor que puedo tener?
  • ¿Me sirve de algo tener una página en Facebook?

Todas estas preguntas las puedes resolver instalando una solución de analítica web (o analítica digital). Cuando instalamos una de esas herramientas en nuestra página web, como por ejemplo Google Analytics, de repente se nos abre un universo de posibilidades en el que, mediante la recopilación de datos anónimos, podemos llegar a entender cómo son nuestros clientes y en consecuencia mejorar nuestro negocio online y todo su entorno digital.

 

Si tienes una web con la que quieres hacer negocio y no mides lo que sucede en ella, te estás perdiendo una gran oportunidad para entender mejor tu negocio y a tus clientes.

Más adelante hablaré con más detalle de todo lo que podemos (y debemos) medir en nuestra web pero, si no lo has hecho ya, puedes empezar instalando Google Analytics, una solución con la que podrás obtener respuestas a algunas de las preguntas que te estás haciendo sobre tu negocio online.

Foto @chefranden, distribuida con licencia Creative Commons BY-2.0

En Con Tu Negocio encontrarás los mejores contenidos para pymes sobre innovación, marketing, redes sociales, internacionalización y mucho más. Suscríbete y no te perderás nada.
Acepto las condiciones legales
[Un servicio de MailChimp]