¿Por qué no vendo? Siete errores comunes de usabilidad web

Acabas de terminar de diseñar tu sitio web y te sientes genial porque ha quedado atractivo, original y ha superado con creces tus expectativas. Y […]

Acabas de terminar de diseñar tu sitio web y te sientes genial porque ha quedado atractivo, original y ha superado con creces tus expectativas. Y por fin piensas: “Ha merecido la pena el tiempo de espera”.

Crees que ya puedes empezar a rodar con tu tienda online. Pero, además de dar importancia a lo estético, ¿te has fijado en la usabilidad que tiene tu web? ¿Te has asegurado de que la web funciona correctamente y es sencillo para el usuario navegar por ella?

Debes centrarte en satisfacer al usuario y para ello hay que tener muy presentes el desarrollo y el diseño web. Para conseguir que un sitio tenga una navegación óptima y los usuarios se mantengan en tu web, es necesario prestar atención a los errores más comunes que se cometen:

 

1. Escasa información de los productos que vendes 

El usuario de tu web suele llegar con dudas porque aún no conoce tus productos o servicios. Por eso, debes escribir textos claros, descriptivos, legibles y organizados para promocionar correctamente lo que quieres poner en tu escaparate online.

Si tu web no disipa las dudas de tus visitantes, podrán ocurrir dos cosas: una, que el usuario se vaya por donde ha venido en busca de otro sitio con información más clara; y dos, que tu buzón de correo se llene de mensajes de clientes con dudas o que tu teléfono no pare de sonar, lo que implica que deberás contratar a más personal para que se haga cargo de la atención al cliente, si no quieres perder ventas.

Algunos consejos para que tus textos estén bien organizados y legibles son:

  • Párrafos cortos.
  • Estructurar el texto con títulos y subtítulos.
  • Añadir contenido visual que apoye al texto.
  • Incluir al principio del artículo un índice de contenidos para que el lector pueda encontrar información rápidamente, y colocar al final del mismo contenidos relacionados.
  • Utilizar colores que vayan en línea con la personalidad de la marca.

 

2. Navegación confusa

Además de la estructura de los textos, también hay que fijarse en el menú. ¿Es intuitivo? Porque si no lo es, tu web no será usable.

Si es un menú desplegable, el usuario debe identificar de forma clara y rápida lo que busca. Por tanto, diferencia bien entre secciones, manteniendo la misma línea de diseño que has seguido hasta ahora (tamaño, colores, formato) y evita colocar desplegables en lugares escondidos.

 

3. Errores en los enlaces

Estos errores tienen que ver con:

  • Poner enlaces rotos o a contenidos que el lector no espera y que no tienen nada que ver con lo que está leyendo.
  • Colocar enlaces tan pequeños que el usuario hace clic por error y le imposibilita navegar adecuadamente.
  • Crear CTA (Call To Action – llamadas a la acción) con textos demasiados genéricos. Olvida el típico “haz clic aquí” y crea un texto más creativo que impacte al usuario, utilizando información más precisa que empuje al lector a hacer clic.

 

4. No optimización de los textos e imágenes

Tanto los textos como las imágenes deben estar optimizados para vender. En cuanto al texto, hay que dedicar algo de tiempo a hacer distintas pruebas para ver qué impacta más en el usuario. No solo se trata de atraerle, sino de utilizar las palabras clave correctas.

En lo que se refiere a las imágenes, hay que tener cuidado con no subir imágenes de mucho peso, ya que pueden ralentizar la carga. Otro error es olvidarse de poner la etiqueta de descripción ALT, que servirá para que el usuario pueda deducir qué información hay en la página en caso de que no se carguen las imágenes.

 

5. Proceso de pago tedioso y confuso

Este apartado se centra en los formularios en los procesos de compra. Para no aburrir al usuario mientras rellena el formulario, intenta no pedirle datos que ya le hayas solicitado previamente e intenta que el formulario no sea confuso.

Indica con un asterisco los datos que son obligatorios y pon ejemplos sobre la información que el usuario tiene que rellenar. Le ayudará bastante en el proceso de compra y ambos saldréis ganando.

 

6. Carga lenta

Según los expertos, si en un tiempo promedio de tres segundos tu página no está cargada, habrás perdido una venta y probablemente a un cliente.

Si tu web tarda más de este tiempo, te recomiendo que te pongas manos a la obra para remediarlo. Una solución sería que ampliaras el ancho de banda de tu servidor y te olvidaras de tener un hosting compartido. Opta por un servidor privado virtual (o lo que también se conoce como VPS).

 

7. No contar con un diseño responsive

Hoy la mayoría accede a las páginas web a través de su smartphone. Por eso, es imprescindible que cualquier web tenga un diseño responsive, es decir, que se pueda adaptar al tamaño de todos los dispositivos móviles que existen.

 

Espero que seas consciente de lo importante que es tener una web en la que el usuario pueda navegar fácilmente por ella. ¿Conoces otros errores habituales relacionados con la usabilidad web? ¡Cuéntanos!

Etiquetas: , ,