WhatsApp Business: ahora también desde el teléfono fijo

En los últimos días, no dejan de llegar novedades en torno a WhatsApp Business, la plataforma de mensajería para empresas que llegó hace poco más […]

En los últimos días, no dejan de llegar novedades en torno a WhatsApp Business, la plataforma de mensajería para empresas que llegó hace poco más de un año.

Desde su lanzamiento, la versión para empresas de la popular plataforma ha sido un éxito. Concretamente, los últimos datos ofrecidos por WhatsApp cifraban ya en 3 millones los usuarios de la versión empresarial.

Unos datos más que positivos que, sin duda, la compañía quiere afianzar con nuevas funcionalidades como la anunciada hace unos días: la posibilidad de registrar un teléfono fijo en WhatsApp Business y así enviar y recibir mensajes también a través de esa línea.

 

Cómo funciona Whatsapp Business con teléfonos fijos

Tal y como explica la propia compañía en la tienda de aplicaciones de Android (todavía no está disponible para IOS), para incluir un teléfono fijo tan solo hay que realizar un sencillo paso: “durante el proceso de verificación, elige la opción ‘Llámame’ para recibir un código mediante una llamada telefónica”.

Una funcionalidad muy útil para aquellas empresas que cuentan con un teléfono fijo y quieren contemplarlo también como vía de comunicación con sus clientes.

Y es que, con esta opción, si un cliente o usuario llamase al teléfono fijo de la empresa y no obtuviese respuesta, tendrá la opción de enviar un mensaje de texto que el negocio recibirá en su aplicación de Whastapp Business y así podrá contestar.

Además, es posible utilizar en un mismo smartphone u ordenador WhatsApp Business y WhatsApp Messenger (la personal), eso sí con dos números de teléfono distintos.

 

El riesgo (y coste) de WhatsApp Business

La plataforma se presenta como un canal de comunicación eficaz y cercano con los clientes actuales y potenciales de cualquier empresa.

Mensajes promocionales a un cliente, un texto de bienvenida, de ausencia o cierre de la empresa durante unos días, vídeos, GIF animados… las capacidades de WhatsApp Business son, no hay duda, muchas y muy útiles. Eso sí, hay que tener en cuenta que disfrutar de ellas tiene sus reglas.

Lo primero que hay que decir es que existen dos versiones de WhatsApp Business, una dirigida a pequeñas empresas y la Interfaz de Programación de Aplicaciones (API, por sus siglas en inglés) de WhatsApp Business, destinada a grandes compañías.

La gran diferencia es que la primera, la gratuita, solo permite contestar a usuarios que se han puesto en contacto previamente con nosotros y además solo es posible responderlos en las 24 horas siguientes a ese contacto.

Como explica la propia compañía “la rapidez, uno de los factores principales para construir una excelente experiencia de usuario, es el gran reto: cumplir con las expectativas que genera el canal más inmediato de todos no solo repercutirá positivamente en la imagen de marca, sino que además permitirá evitar “penalizaciones económicas” (WhatsApp Business mete “presión” a los negocios: hay que contestar en menos de 24 horas o las respuestas enviadas “con retraso” tendrán coste)”.

El problema es que ni este coste ni el también esperado por los mensajes promocionales que un negocio envíe a través de la plataforma no han sido especificados todavía por WhatsApp. Lo único que se conoce es su advertencia, realizada el pasado mes de agosto, en la que señalaba que existiría un cobro por los mensajes enviados mediante una tasa fija por entrega confirmada, que variará entre los 0,4 y los 0,8 céntimos de euro.

Cierto es que la mayoría de los ejemplos reales que encontramos de negocios que ya utilicen WhatsApp Business corresponden a grandes empresas.

Uber, Booking.com o KLM ya han integrado WhatsApp en sus plataformas de comunicación y atención al cliente, una tendencia que posiblemente no dejará de ganar adeptos y que ya está llegando también a las pequeñas empresas.

Es el caso de Marta Cerámica, uno pequeño un taller que imparte clases de cerámica personalizadas y que en el pasado evento Impulsa tu negocio, celebrado en Madrid, compartía su experiencia en el uso de la plataforma.

“WhatsApp es mi herramienta fundamental de trabajo, me permite enviar vídeo, audios y textos de forma inmediata, conectado con más de mil personas de forma simultánea”, explicaba su fundadora, Marta.

 

Anuncios en los estados

Está claro que toda empresa quiere ganar dinero y WhatsApp no iba a ser menos. Lejos quedan ya declaraciones como las que acompañaron su nacimiento en 2009 y en las que sus creadores, Brian Acton y Jan Koum, aseguraban que “nunca mostraremos publicidad, porque no queremos entorpecer la comunicación de nuestros usuarios”.

Justo diez años después, esas palabras se desvanecen con las pronunciadas por Chris Daniels, vicepresidente de WhatsApp, quien hace unos días afirmaba que la plataforma comenzará a mostrar anuncios publicitarios próximamente.

Estos anuncios, inicialmente, solo aparecerán en la sección de “Estados” de la aplicación, muy similar a las Stories de Instagram.

Se abre así una nueva posibilidad al alcance de las empresas y que supone un más que importante escaparate si tenemos en cuenta que, según los datos oficiales de WhatsApp, estos “Estados” son vistos por más de 500 millones de usuarios diariamente en el mundo.